Nota de agencia

Leonard: "No soy ninguna estrella, mi misión es darlo todo por el equipo"
El cuarto partido de las Finales de la NBA entre San Antonio Spurs y Miami Heat tuvo unas interesantes declaraciones de ambos equipo a su finalización

Leonard se suspende en el aire (EFE)

Redacción, 13 Jun. 2014 (EFE).- El alero Kawhi Leonard, que volvió a ser la gran figura de los Spurs de San Antonio en el triunfo que lograron a domicilio (86-107) ante los Heat de Miami en el cuarto partido de las Finales de la NBA, rechazó que se le considere una estrella sino un jugador más de equipo.

"No soy ninguna estrella, mi misión en el campo es salir y darlo todo por el equipo, que ha sido lo que hemos hecho durante todo el año, gracias a la ayuda que recibimos de un gran entrenador como es Gregg Popovich", declaró Leonard al concluir el partido y haber logrado ser el líder de los Spurs con un doble-doble de 20 puntos y 14 rebotes. "Sólo me preocupa que el equipo gane".

Eso fue lo que hicieron los Spurs por segundo partido consecutivo por paliza y que les permitió colocarse con la ventaja de 3-1 en la serie al mejor de siete y a sólo un triunfo más de lograr el quinto título de liga en la historia de la franquicia.

"Todavía no hemos logrado el título, es cierto que hemos dado un gran paso, pero los Heat son un gran equipo, actuales bicampeones de liga y estarán listos para resurgir en el quinto partido", comentó Leonard. "Mi objetivo es hacer aun mejor los cosas ante nuestros seguidores".

El base francés Tony Parker, que fue el segundo máximo encestador del equipo al aportar 19 puntos, también admitió que habían conseguido dar un gran paso al colocarse a sólo una victoria del título.

"Sabemos contra quienes nos estamos enfrentando y que todavía tenemos que ganar un partido más", destacó Parker. "Volver a nuestro campo nos puede ayudar, pero tendremos que jugar aun mejor como ha recordado el entrenador Gregg Popovich".

Sin embargo, las estadísticas favorecen a Popovich porque en las 18 series que han disputado cuando han tenido ventaja de 2-1 han ganado 15.

Por su parte, el veterano ala-pivote Tim Duncan, que estableció otra nueva marca individual en la competición de la fase final y logró un doble-doble de 10 puntos y 11 rebotes, se mostró "feliz" por los dos triunfos que habían logrado en Miami, pero sobre todo porque el equipo había jugador bien.

"Hemos hecho muy bien las cosas como equipo y estoy seguro que estaremos listos para seguir por el mismo camino cuando el domingo juguemos de nuevo ante nuestros seguidores", destacó Duncan, que jugó 31 minutos llegó a los 8.869, el que más en la historia de los playoffs de la NBA, al superar los 8.851 que poseía el legendario Kareem Abdul-Jabbar.

Sólo otros tres jugadores más han pasado la barrera de los 8.000 minutos y están encabezados por Kobe Bryant (8.641), Scottie Pippen (8.105) y Shaquille O'Neal (8.098).

Además, con su tercer doble-doble de estas Finales, lleva ya 158 en los playoffs, rompe el desempate que tenía con el legendario Magic Johnson al frente de esa estadística y ahora ya la tiene sólo en su poder.

"No me preocupan las estadísticas, ahora mi concentración está puesta en que nos falta ganar un partido si queremos ser campeones y por eso lucharé más que nunca", subrayó Duncan, de 38 años, que ya tiene cuatro títulos de campeón de la NBA en su poder.

El ala-pivote francés Boris Diaw, que ha sido el gran factor sorpresa en los dos últimos partidos y triunfos de los Spurs, y que consiguió ocho puntos, nueve rebotes y nueve asistencias, admitió que los Heat llegarán a San Antonio a hacer su mejor baloncesto y reaccionar.

"Esperamos su reacción, pero también estaremos listos y lo único que tendremos que hacer es mantener el mismo nivel de competición que hemos tenido hasta ahora", señaló Diaw.

Mientras la otra cara de la moneda la mostraron los Heat, con el alero estrella LeBron James al frente, que a pesar de haber anotado 28 puntos, no pudo evitar que su equipo perdiese el segundo partido consecutivo, primera vez que lo hacían desde las Finales de la Conferencia Este del 2012 ante los Celtics de Boston cuando perdieron tres seguidos.

"Nos aplastaron", admitió James. "Dos derrotas consecutivas con comienzos pocos afortunados por nuestra parte, sin que haya ningún tipo de explicación que dar por lo sucedido".

James fue categórico al decir que los Spurs tienen lo que se merecen porque han jugado mejor que ellos y se merecieron la victoria.

"Llegaron aquí y han sido mucho mejores que nosotros en los dos últimos partidos", subrayó James. "Es así de simple".

James dijo que lo que ahora tenían que hacer es recuperar la actitud ganadora, reagruparse y salir a darlo todo en el quinto partido.

"Nos hemos puestos nosotros mismos en la posición de hacer historia", destacó James al valorar que ningún equipo en la NBA ha superado una desventaja de 1-3 en la serie de las Finales.




© ACB.COM, 2001-

Aviso Legal - Política de cookies - Política de protección de datos