Artículo

El Valencia Basket – FC Barcelona, en seis apuntes
La presión que atenaza al Barça, la salud que merma al Valencia, el miedo al tiro libre azulgrana, los problemas interiores taronja... Los factores que vienen decidiendo la serie de semifinales más atípica

  • La presión. No es el tópico obligatorio cuando se acercan los partidos de la verdad. Es que la presión, el miedo, la tensión, ha sido uno de los factores más determinantes en la serie. Especialmente para un FC Barcelona que ha sufrido la peor versión de sí mismo y cuya primera batalla en Valencia será contra sus miedos. Un pavor que empieza en Milán: "La derrota de la Final Four de Milán queda siempre, y hace mucho daño. Aquel día generó que hoy tengamos la situación de presión que tenemos", declara Xavi Pascual. "Todos esos nervios y esos miedos habrá que intentar no tenerlos", explica Navarro. "Vivimos desde la amenaza, y hay que vivir desde el reto", completa Pascual. Y desde el reto vive Velimir Perasovic, cuya labor de destensar a su equipo ya ha comenzado. Para el preparador croata, lo grande ya está logrado: devolver la serie a Valencia. "Lo más difícil fue ganar dos veces en el Palau. Eso sí que ha sido muy duro. Pero tenemos una gran oportunidad que nadie esperaba que tuviéramos, así que tampoco tenemos que tener presión".


  • ACB Photo/G. Parga

  • El tiro libre. A nadie escapa que, con un mejor porcentaje de tiros libres, el FC Barcelona sería, en estos momentos, finalista de la Liga Endesa. Pero en ninguno de los cuatro partidos ha alcanzado el 70%. Ha fallado 32 tiros libres (62/94, 66%) entre los cuatro choques, y su rival lo ha sabido aprovechar. Los valencianos promedian un 84,1% (74/88), pero es que han camuflado sus problemas para defender determinadas acciones llevando a su rival al tiro libre. A la vez, la treta para esconder sus defectos multiplica los problemas del rival, que sufre cada vez que va al 4,60, especialmente en sus hombres interiores. Entre el 31,6% de Tomic, el 40 de Dorsey y el 25 de Lampe solo se salvan Lorbek (75) y Nachbar (83).


  • El acierto. Pero la clave del acierto no está solo en el 4,60. Ambos equipos han cosechado pobres porcentajes desde la línea de triple. Los valencianos terminaron la temporada regular con el mejor porcentaje de la competición: un 40% que contrasta con el 26,1 de esta serie. El contraste también es especial en los catalanes, que han pasado de un 37% a un 23. Si uno de los dos equipos recupera el acierto original obligará a su rival a un extra hasta ahora desconocido en la serie.


  • La batalla por el rebote. El Barça arrasó en la lucha por el rebote en sus dos victorias. Capturó 17 rechaces más que su rival en el primer partido y 12 más en el segundo. En el tercero, el Valencia Basket igualó la batalla, aunque los azulgrana han terminado cogiendo más rebotes en los cuatro partidos de la serie (+3 en el tercero y +6 en el cuarto). Pero su rival ha frenado la sangría. En el Palau Blaugrana, con Triguero consumiendo todas sus faltas y con un Serhiy Lishchuk imperial (20 rebotes en los dos partidos del Palau), los de Perasovic han conseguido disimular sus deficiencias en la pintura, donde solo cuentan con tres interiores (dos de ellos, Doellman y Triguero, mermados). Pero la batalla del rebote forma parte de la guerra del juego interior que el Barça explotó en los dos primeros partidos y que ha perdido en los dos siguientes. Doellman ha danzado ante todos los cuatros azulgranas y, en defensa, la ausencia de miramientos a la hora de llevar a los interiores del Barça al tiro libre ha dado sus frutos.


  • ACB Photo / I. Ferrera

  • La Fonteta. En la serie más contra la historia de este Playoff Liga Endesa, siempre ha ganado el equipo que ejercía como visitante. El Valencia Basket jugará al calor de una Fonteta a rebosar. Precisamente un lugar en el que probablemente el FC Barcelona se sienta más cómodo. Con la presión que atenaza a los azulgrana, la lejanía del epicentro parece el primer paso hacia la distensión. No es el caso de los valencianos, que esperan que una Fonteta llena les empuje a lo que no lograron en ninguno de los dos primeros partidos.


  • La salud. El Valencia Basket no tenía a Bojan Dubljevic ni a Pablo Aguilar, y perdió en el tercero a Romain Sato. Solo podía sobrevivir ante un FC Barcelona con 14 jugadores entre los que elegir. Y lo hizo a lo grande en el tercer partido. En el cuarto, la recuperación de Sato para la causa fue determinante en el dominio taronja. Del estado físico del centroafricano, de Pau Ribas (que sufrió un problema muscular en el tercer partido) y Juanjo Triguero (que juega muy mermado, con problemas en la rodilla izquierda) y del regreso o no de Dubljevic y Aguilar dependen las opciones de un Valencia Basket que, ampliando mínimamente la rotación, logró recuperar la mejor versión de sí mismo.

  • ACB.COM

    Últimos artículos relacionados con Valencia Basket Club S.A.D.
    Últimos artículos relacionados con F.C. Barcelona
    Últimos artículos del autor



    © ACB.COM, 2001-

    Aviso Legal - Política de cookies - Política de protección de datos