Artículo

Roca: "Hay que recuperar estima de los aficionados y generar más ingresos"
Francisco Roca, Presidente Ejecutivo de la ACB, ha realizado una doble sesión de trabajo con Medios de Comunicación, explicando sus objetivos principales y la situación en diferentes ámbitos. “Los objetivos principales son recuperar la estima de los aficionados y generar más ingresos”, explica

Redacción, 18 Jun. 2014.- Francisco Roca, Presidente Ejecutivo de la ACB, ha atendido este miércoles a Medios de Comunicación en una doble sesión de trabajo.

A continuación, publicamos los extractos más interesantes de su doble comparecencia.

ACB Photo


Sobre la situación y sus objetivos

El baloncesto en España, y no hablo sólo del profesional, es un deporte muy seguido, muy practicado y que tiene, además, un alto consumo mediático. No me estoy refiriendo únicamente a lo que se ve por televisión de la Liga Endesa, sino en general. Es un deporte que se sigue muchísimo, que se lee, que se sigue en internet, en los periódicos en las radios. Hay un alto consumo, de hecho hay estudios que lo sitúan en un 38% de la población española que consume baloncesto a nivel mediático. El fútbol, por ejemplo, está situado por debajo del 50%, creo que es un 48%. Es decir, no hay una diferencia tan enorme en el consumo mediático, hay distancia enorme en otras cuestiones, pero no en esa en particular.

El resto de los deportes, salvo la Fórmula 1 y el tenis, que también tienen un consumo alto, están por debajo. Por tanto, el baloncesto sigue estando en una posición privilegiada. Sin embargo, también me he dado cuenta que, al menos el baloncesto profesional genera menos recursos económicos de los que a todos los que estamos involucrados en este sector nos gustaría.

El objetivo principal es reencontrarnos con el cariño y la atención del aficionado al baloncesto. Queremos aumentar la calidad de nuestro producto como un producto general, es decir, desde el punto de vista de la televisión (que la producción sea mejor, que haya mejor promoción, que haya más contenidos de nuestra competición, contenidos digitales...), darle un empujón al trabajo que hacemos con los patrocinadores (se hacen muchas cosas, pero queremos hacer muchas más, que haya una relación muy intensa, en el trabajo en los eventos, en las promociones; queremos ser más relevantes si cabe de lo que somos ahora).

Y luego hay materias que tienen un calado muy profundo, en el ADN de la propia competición, como son los cambios o reestructuración del modelo de la competición (y de qué tipo y cuándo). Son cuestiones que tengo encima de la mesa como objetivos para ir trabajando, pero sin tener decisiones tomadas.

Lo que tengo son ideas por las que tenemos que ir, en el objetivo de recuperar la estima de los seguidores del baloncesto, e incrementar los ingresos económicos de la Liga. Esos son los dos objetivos fundamentales. A partir de aquí, contando con el apoyo de los clubes, trabajando con los profesionales de la casa, contando con el apoyo de las entidades, con los medios de comunicación (que son imprescindibles), quiero definir una estrategia a largo plazo. En un panorama de dos años espero ser capaz de darle la vuelta a esta tendencia que en los últimos años no ha sido tan positiva en cuanto a seguimiento de la competición, resultados televisivos, asistencia a los estadios...

Creo que hay muchas cosas en las que podemos mejorar para darle la vuelta a una situación que es manifiestamente mejorable. No es un objetivo tremendamente alejado de las posibilidades reales. El basket, como deporte, tiene un gran nivel de consumo mediático en este país. Otra cosa es que nos vaya mejor o peor televisivamente por los problemas que nos encontramos a menudo en nuestro producto en televisión. Pero en la base fundamental, que es el interés por el deporte, y un alto nivel de consumo mediático (televisión, radio, periódicos, internet, blogs), hay el material, las posibilidades y los activos que nos pueden permitir alcanzar los dos objetivos fundamentales que espero alcanzar en estos dos primeros años de gestión.

Sobre el acuerdo con Televisión Española

El contrato acaba, pero tenemos muy avanzado su proceso de renovación.

El contrato lo estamos negociando en estos momentos. La negociación no ha concluido todavía, nos quedan algunas cuestiones menores que tenemos que solventar. No está todavía formalizado. Creo que las negociaciones concluirán con un acuerdo, pero no está hecho todavía.

Sobre la disparidad de horarios

La disparidad horaria es objeto de muchas críticas. Hace que el aficionado no sepa cuándo son los partidos y eso no es bueno. Estoy de acuerdo en el fondo de la cuestión: unificación horaria, que no quiere decir todos los partidos en la misma hora, pero sí una situación en la que sea previsible cuándo son los partidos. Eso es absolutamente deseable. En un plazo razonable nosotros lo intentaremos.

Sobre el sistema de competición

Es una cuestión endiabladamente compleja la del cambio de competición. Se lleva discutiendo años, a nivel interno, con los medios de comunicación, con expertos... No hay una solución evidente. En determinados momentos se discute si sería interesante que sólo hubiera liga regular, para asemejar con el sistema competitivo del fútbol. Pero éste se basa en unas premisas que no existen en el mundo del baloncesto.

Es muy dudoso que ahora mismo la solución fuera eliminar el Playoff. No lo tengo claro. Lo que veo muy difícil que se pueda decidir en el seno de la ACB, sin que haya una reflexión profunda sobre el tema, porque es evidente que no se puede improvisar y no se puede discutir desde la posición que los clubes pueden tener en un momento determinado.

Hay que tener cuidado con cómo se reflexiona sobre estas cuestiones, por lo que no puedes basarte en tu posicionamiento actual en la competición, porque entonces seguro que cometeríamos errores al tomar decisiones.

Es un tema complejo. He hablado con algunos clubes, aunque de una manera poco profunda. No existe un consenso, sólo opiniones de todos los tipos. Tampoco hay consenso en los medios de comunicación, pero lo que sí está claro es que si existe una motivación para reflexionar sobre este tema es porque seguro que es mejorable.

Admito que es mejorable, que hay que buscarle soluciones, pero es más fácil ver el problema que ver la solución. No hay una fórmula clara, por eso insisto en que se va a seguir debatiendo, pero no podemos precipitarnos en tomar una serie de decisiones cuando no sabemos cuáles pueden ser las consecuencias.

Sobre ascensos y descensos y mayor control económico

El que en una competición que tiene que tener ascensos y descensos, eso no se produzca, es que algo está fallando. Esta no es una liga cerrada, es una liga abierta, con dos clubes que tienen que descender y dos que tienen que ascender.

Hay unos requisitos económicos para acceder a la competición profesional que, sobre todo en los últimos años, han sido complicados. Afortunadamente, este año sí se ha producido el ascenso de un club, el Andorra. Desafortunadamente, Burgos no cumplió los requisitos, envió un burofax el sábado comunicando que había enviado la documentación, pero nosotros no lo recibimos, simplemente no se han cumplido los requisitos y no puedo dar más explicaciones, simplemente es eso.

Tuve la oportunidad de hablar con el presidente del Burgos y le expliqué, utilizando el símil de que en medio del partido no puedes cambiar las reglas. Nosotros, si no hemos previsto estatutariamente mejorar, aliviar o flexibilizar los requisitos de entrada no podemos hacer nada.

Pero sí creo que se deben flexibilizar. Voy a estudiarlo a fondo y mi intención es, en el momento en que tenga claras medidas concretas, proponerlo a los clubes en pocos meses, unas medidas que hagan posible que sea más fácil ascender de la Adecco Oro a la Liga Endesa. Habrá que incidir en el plano económico, bien sea dando plazos, o facilitando que los clubes puedan tener financiación. Vamos a contemplar un abanico de medidas que haga más sencillo el ascenso, porque es lógico y las quejas tienen fundamento y hay que encararlas.

No coincido en la apreciación del presidente de la Federación Española de Baloncesto, en otras cosas sí coincidimos pero no en esto. No creo que únicamente tenga que ser el criterio deportivo el único para acceder a la competición profesional. El criterio deportivo es el inicial, pero los clubes participantes en la competición profesional tienen que tener capacidad para competir a un nivel mínimo.

Lógicamente, esta determinación tiene que provenir de algún sistema de control financiero de los clubes que fije unas magnitudes. Eso también lo quiero hacer en la Liga Endesa, que va a dotarse de un sistema de supervisión económico-financiera de los clubes, pensada para ayudar y anticiparnos a los problemas, no para castigar, y que tendrá que ser también aplicable a los clubes que quieran ascender a la competición profesional.

Mi idea sería flexibilizar los requisitos económicos de entrada, pero también tener una configuración mínima que les permita competir. Esto nos tiene que dar una situación en la que no sea difícil ascender.

Sobre los cambios en el sistema de control económico-financiero

Ahora no hay un sistema económico-financiero como el que estoy pensando, sí que hay algunas medidas que se deben cumplir. Hay un porcentaje máximo de deudas de los jugadores, no pueden tener deudas con la ACB... Hay cuestiones de este tipo que ya están en vigor. Yo de lo que hablo es de un sistema muy profesionalizado con el objetivo de adelantarnos a los problemas. No tenerlos encima y ver el agujero grande. Es un problema que sufrí en el mundo del fútbol y en el que hicimos pasos importantes.

Sé que no hay alternativa: una competición profesional no tiene alternativa a un sistema de control económico-financiero, porque es un universo económico cerrado. El problema de un club, si es lo suficientemente importante, acaba afectando al colectivo, y de forma muy seria. Por eso tiene que se anticipable y se le tienen que poner remedio antes de que los problemas lleguen.

ACB Photo


Sobre la relación con la Euroliga y las licencias A

Voy a impulsar la relación con la Euroliga y mejorarla. Conozco a Jordi Bertomeu hace muchos años y no me cuesta tener una empatía con él. Es una persona que tiene capacidad de diálogo, aunque sé que las relaciones han sido tensas en los últimos años. Quiero que nos entendamos mejor y que tengamos capacidad de diálogo. Creo que será fácil tener una relación normalizada.

En el tema de las Licencias A, Jordi Bertomeu ha dicho en varias ocasiones que las quiere flexibilizar y en el caso de España más en particular. Tiene en mente hacer algún cambio, pero aún no lo ha explicado.

En mis primeros contactos con la Euroliga, mi sensación es que no existe una estrategia pensada para debilitar o ir en contra de las ligas nacionales. Otra cosa es que algunas medidas puedan haber tenido esa consecuencia, que no ha sido positiva ni para las ligas ni para la propia Euroliga y por eso se piense en flexibilizar.

La flexibilización que quiere hacer la Euroliga, lo tendrán que explicar ellos. Nosotros sólo tenemos un voto. Voy a intentar entender cuáles son los procesos y en aquellos territorios en los que me permitan negociar, lo haré.

Sobre una posible reducción de equipos

Personalmente no me la he planteado. Sé que es una cuestión que, igual que otras, está en discusión. Sé que hay clubes que lo ven con buenos ojos y otros no. He tenido conversaciones, pero no que me permitan profundizar en la situación.

Es una de las cuestiones complejas que están encima de la mesa y que será tratada en los próximos meses. Pero no tengo una postura tomada en este momento.

Sobre un posible cierre de la competición

Hay una filosofía en el deporte europeo de ligas abiertas, y además eso conlleva otros requisitos. Si tomamos como ejemplo el deporte americano, son ligas cerradas, donde los equipos no suben ni bajan. Tienen una necesidad enorme de tener un balance competitivo muy potente. Es muy importante el balance competitivo porque no hay otros puntos de interés en la competición, porque los equipos son siempre los mismos. La incertidumbre de poder ganar la competición en un periodo de tiempo razonable (2-3 años) es muy importante. Para mantener el balance competitivo necesitan tener un sistema de draft por el que los jugadores con más potencial acaban jugando en los equipos con menos potencial económico y de resultados. Y también tienen la necesidad de un reparto de ingresos centralizados muy llano.

Si no tienes todo eso es imposible tener una liga cerrada que funcione. Importar eso a nuestro deporte es muy complicado, porque ahí sí que habría muchas limitaciones.

Sobre los cupos

La comisión europea no está de acuerdo con la definición de los cupos que tenemos ahora mismo. Le han dado al Estado hasta el día 23 para dar una respuesta a lo que han planteado, que los cupos en España se tienen que rebajar a porcentajes similares a los que tiene el programa de la UEFA de protección de los jugadores asimilados (32%). En tal caso, los cupos habría que bajarlos de 5 a 4 (en plantillas de 12) y de 4 a 3 (en plantillas de 11). Y creo que eso es lo que tiene pensado comunicar el Gobierno a la Comisión Europea.

A partir de aquí hay que ver qué se hace jurídicamente. Todavía no tenemos la información.

Pero sí, hay que modificarlo para la temporada que viene.

Sobre las reglas del juego

Lo que tiene que ver con las reglas del juego, desafortunadamente, no son cosas que nosotros podamos solucionar, están en manos de la FEB y centralizadas en la FIBA. Podemos pedir y reivindicar, dar nuestra visión, pero tenemos que jugar con las reglas FIBA.

ACB Photo


Sobre la consecución de estos objetivos

Hay que incrementar la calidad de lo que estamos haciendo en la proyección de la calidad de la competición. Producir mejor, más, de forma más inteligente. Poner más contenidos en los medios de comunicación. Hay que dar un salto de calidad importante en cómo se muestra la competición. Así considero que habrá un interés mayor en la gente que sigue el basket y que ha dejado un poco de lado la competición.

No hay medidas mágicas, pero si incrementa la calidad del producto, y el producto de la ACB es bueno (hay buenos jugadores y buenos clubes), mejorando la transmisión del producto (TV, radio, internet...) creo que eso hará que en un plazo de tiempo no muy lejano se recupere el seguidor del baloncesto.

El producto no es malo. Lógicamente si los clubes tienen más capacidad financiera podrán tener mejores plantillas, o más equipos tendrán mejores plantillas, y la calidad de la competición mejorará. Sin la necesidad de hacer gran cosa, con la calidad de la propia competición, podemos mejorar la calidad de cómo proyectamos la competición, empezaremos ya a ganar el interés del seguidor. Creo que es un punto fundamental.

Con todo lo que tiene que ver con el potencial económico de la liga. Ahí sí que hay que vender mejor, tener más capacidad comercial, buscar más patrocinadores, hacer más cosas con los que ya tenemos... En los próximos años tenemos un campo de acción más limitado (contratos que tienen un vencimiento), pero si ponemos las bases de crecimiento desde un punto de vista comercial a partir de las próximas dos temporadas, daremos un salto importante. Pero esta temporada y la siguiente tendremos más ingresos, porque tendremos más acción comercial.

Los ingresos de televisión son más complicados para nosotros, porque a nosotros nos interesa muchísimo seguir los dos próximos años con TVE, porque hay una conexión muy directa entre el contrato de TV y los contratos de patrocinio. Del de TV no tenemos un ingreso muy alto, pero sí lo tenemos de los contratos de patrocinio.

Hay que trabajar en una configuración nueva. Que el valor audiovisual esté reconocido. Podemos hacer más eventos. El marketing en general se mejorará. Serán ingresos que irán llegando a corto plazo. A partir de aquí hay que ver cómo acabamos de configurar la política futura audiovisual de la ACB, si seguimos con los tipos de contratos que tenemos ahora o, probablemente, cambiaremos.

Se nos abrirá un panorama nuevo. La presión del mundo digital es tremenda. Cada vez tienen más importancia los dispositivos móviles, la información a través de internet, la segunda pantalla (sobre todo en acontecimientos deportivos). Creo que ahí tenemos un pequeño retraso, pero tenemos que ponernos en la punta de lanza, para hacer llegar contenidos de baloncesto que sean abrumadores.

Un mensaje para los aficionados

No estoy en disposición de hacer a corto plazo una revolución, porque no depende de que nosotros tomemos una decisión en la mayoría de los casos. Lo que sí vamos a hacer es trabajar para que el producto que vamos a estar ofreciendo a través de la televisión sea mejor. Vamos a intentar que haya más cámaras, que la retransmisión sea más amena, vamos a ofrecer nuevos productos adicionales, vamos a mejorar los resúmenes semanales. Habrá mejoras, que no serán revolucionarias, pero que se irán incrementando.

En cuanto al sistema de competición, no es un tema fácil en ninguna circunstancia en el deporte. Es el giro de tuerca más importante de una competición deportiva y no se puede tomar una decisión sin una reflexión y unos datos que te indiquen que estás en el buen camino.

Yo no he venido aquí para dar la sensación de que puedo lanzar tres mensajes para que el aficionado piense que porque llega Francisco Roca a la ACB esto mañana va a ser inmensamente mejor. Tengo la experiencia para saber que las cosas no funcionan así.

Si puedo realizar mi trabajo, en un plazo de dos a cuatro años, para dar la vuelta a una situación que cada año es peor. Pero yo no voy a engañar a nadie, esto no puede cambiar de la noche al día. El aficionado sabrá ver mejoras, pero no espera cambios radicales.

Tenemos que hacer un esfuerzo enorme por mejorar la calidad de la exposición de la Liga Endesa a través de los medios. Tenemos que tener mayores recursos para dar mayor contenido a los medios y que así sea más fácil cubrir la competición.

Si poco a poco vamos haciendo cambios en los aspectos más visibles, el aficionado lo va a ver. Sé que mi respuesta no va a satisfacer, pero no quiero prometer lo que no puedo cumplir. Pero me comprometo a hacer modificaciones progresivas en el sentido correcto y que en el medio plazo pueda haber un giro muy importante. Ese es mi reto.

Espero seguir contando con la paciencia de los aficionados y espero que ellos vean que esto va un poco mejor. Con el equipo de profesionales de la ACB le vamos a dar la vuelta a esta situación, pero no tengo medidas mágicas.

ACB.COM

Últimos artículos del autor



© ACB.COM, 2001-

Aviso Legal - Política de cookies - Política de protección de datos