Nota de agencia

Canastas solidarias a 3.000 kilómetros del mundial
Cuando las luces de la Copa del Mundo se apaguen en Gran Canaria, Bilbao, Sevilla, Granada, Barcelona y Madrid, uno de sus principales legados seguirá en marcha a muchos kilómetros de allí, en Senegal

Redacción, 23 Ago. 2014.- Cuando las luces de la Copa del Mundo se apaguen en Gran Canaria, Bilbao, Sevilla, Granada, Barcelona y Madrid, uno de sus principales legados seguirá en marcha a muchos kilómetros de allí, en Senegal, en forma de un proyecto que ha conseguido aprovechar el baloncesto como palanca de desarrollo.

Hace algo más de dos años, la Federación Española de Baloncesto (FEB) lanzó en colaboración con la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID), el Cabildo de Gran Canaria y el Ayuntamiento de Dakar "Casa España", un programa sin precedentes en el mundo del deporte español.

"Casa España" es, por un lado, un proyecto socioeducativo integral volcado en el barrio de Hann Bel Air, uno de los más necesitados de Dakar y, por otro, un plan deportivo de promoción y desarrollo del baloncesto en todo Senegal.

"Desde el principio, hemos tenido muy claro que con estos proyectos trabajamos el presente, pero, sobre todo, el futuro. Hemos plasmado el compromiso del baloncesto español con el africano y, por supuesto, queremos que Senegal sea la puerta de entrada de Casa España a todos los países del continente que podamos", ha destacado José Luis Saez, presidente de la FEB, que promueve también acciones de cooperación en Marruecos, Congo, Costa de Marfil y Mali.

"Casa España" representa la "joya" -como apuntan las propias instituciones senegalesas- del proyecto de cooperación internacional de la Federación Española de Baloncesto, a través del cual se pretende llevar más allá del territorio español los valores de los programas sociales de la Fundación FEB 2014.

Este programa ha permitido la construcción de una escuela de dos plantas a la que tienen acceso gratuito unos 500 menores sin escolarizar que viven en condiciones de pobreza de barrios marginales de Dakar y en la que reciben una formación integral, a través de la educación, los valores, la salud e higiene y el deporte.

Este centro escolar cuenta con siete aulas, una cocina, un comedor, una sala ambulatoria, dos salas multifunción y, por supuesto, una cancha de baloncesto.

Para lograr el éxito en esta misión, la Fundación FEB 2014 ha contado con el apoyo de la AECID en la construcción y puesta en marcha del centro, del Cabildo de Gran Canaria en dotación de infraestructuras y del Consejo Superior de Deportes en el plan deportivo, desarrollando del mismo modo otros programas educativos, de salud y sociales.

"Estuve a principios del año pasado en ese centro escolar y vi la extraordinaria labor que la FEB está realizando en una de las zonas más pobres. Desde el Cabildo de Gran Canaria colaboramos en la financiación de la cancha de baloncesto del colegio y, a día de hoy, estamos pagando al profesor de español que enseña a esos niños", expone a Efe el presidente de la institución insular José Miguel Bravo de Laguna.

Por su parte, el plan deportivo de promoción y desarrollo del baloncesto engloba una estrategia de acción integral que trata de desarrollar planes de salud, de promoción deportiva, de acción social y educación para los menores escolarizados y sus familiares en los centros adheridos en todos los puntos de Senegal.

Unos mil menores se ven beneficiados por estos programas, que se centran en la creación de cursos de formación para entrenadores y árbitros, en la donación de material deportivo, en la creación de una liga intercentros en varias categorías, en la atención y vacunación, en talleres de educación en valores de concienciación sobre hábitos saludables y, cómo no, en la ayuda de alimentos.

El sueño de Senegal, selección que competirá en la Copa del Mundo a partir del 30 de agosto, es propiciar la aparición de nuevos talentos que lideren al país africano, como ha sucedido con Sitapha Savané y Boniface Ndong, dos ejemplos de jugadores de baloncesto con una formación intelectual envidiable y un reconocido compromiso con el avance de su país más allá de este deporte.

La Federación Española de Baloncesto se marcó el reto de hacer una Copa del Mundo "de todos y para todos" y que dejara un legado "mundial", aspecto que nunca antes había proliferado en otros campeonatos de esta índole. Este programa socioeducativo integral en Senegal está demostrando la fuerza de este deporte para ayudar a caminar a otros países con menos posibilidades.




© ACB.COM, 2001-

Aviso Legal - Política de cookies - Política de protección de datos