Nota de agencia

Nate Davis, el ídolo del OAR Ferrol, ha vuelto a Galicia para quedarse
En Ferrol es ídolo, pero Nate Davis se marchó, sufrió y, ahora, con 61 años, regresa a Galicia para quedarse. El histórico jugador del OAR se instala en España para dar nombre a la escuela Nate Davis, un proyecto nacido en el seno del Ferrol Club Baloncesto


Nate Davis (Foto La Sidrería Ferrol)

Ferrol, 2 Sep. 2014 (Lorena Bustabad, EFE).- Con 61 años, camino de los 62, Nathaniel 'Nate' Davis quiere poner en Ferrol su casa. Es una leyenda del baloncesto, un alero de 1,94 metros que fue el mejor anotador de tres ligas ACB.

Habla con Efe en las escaleras del Ayuntamiento, donde acaba de presentar una escuela de baloncesto para niños que organiza el club local, y se despacha con frescura en castellano porque tiene que "refrescarlo".

"Esta es mi casa. Mis hijos ya son mayores y aquí me siento fenomenal. Soy un hombre joven con el pelo blanco y espero estar aquí ya por siempre",
explica.

A Davis (Carolina del Sur, Estados Unidos, 1953) se le recuerda y se le quiere en la ciudad naval por los años en los que militó en el Clesa (OAR) Ferrol, desde 1984.

Ofrecía un recital en casi cada encuentro en la cancha, en la que sudaba la camiseta anotando con una puntería tan regular que dejaba boquiabiertos a sus propios compañeros, noqueando a los rivales y saltando como si sus zapatillas llevaran muelles.

Casi tres décadas después de aquellas gestas deportivas, en las que llegó a jugar y anotar con la mano rota, Nate Davis ha vuelto a Ferrol y dice que para quedarse.

Ya había regresado a finales del año pasado para recibir un cálido homenaje de su afición en el pabellón polideportivo de A Malata, mientras rodaba un reportaje de 'Informe Robinson', de Canal Plus, que repasaba sus años de gloria en la ACB, donde jugó ocho temporadas, aterrizando primero en el Valladolid (1979), con un paso más discreto por el Obradoiro en la temporada del 1983, para luego firmar su renacer en el OAR Ferrol, del 1983 al 1986.

Entonces, se cansó de firmar autógrafos y contar anécdotas para una afición que no lo había olvidado y que le devolvió en aplausos parte de los muchísimos puntos que anotó para un equipo modesto que brilló más por espíritu que por los títulos logrados.

De Ferrol se fue a toda prisa cuando su mujer, Anne -y madre de dos de sus cinco hijos- contrajo el SIDA a través de una transfusión de sangre.

Se gastó todo el dinero que tenía en médicos en Estados Unidos para buscarle un remedio a una enfermedad incurable y se arruinó sin poder evitar la pérdida.

El homenaje de Ferrol del año pasado fue un regalo, recuerda con emoción.

Detrás queda una vida en Atlanta, donde tiró muchos años con un trabajo modesto y donde era, prácticamente, un desconocido que echaba una mano a los equipos alevines de baloncesto de sus allegados.

La escuela 'Nate Davis' de baloncesto para niños es un proyecto recién nacido que organiza el Ferrol Club Baloncesto, con el respaldo del Ayuntamiento, y que se reparte en dos turnos: del 1 al 5 de septiembre y del 8 al 12, para un total de 43 menores ya inscritos y algunas plazas todavía vacantes.

Davis manifestó hoy que confía en trasladar a los críos su "amor por el básket" con las nociones básicas para promocionar este deporte.

El alcalde, José Manuel Rey, que este martes recibió al baloncestista norteamericano en el consistorio, le regaló un libro de pintura ferrolana y le trasladó el "enorme cariño" que la urbe siente aún por su antiguo ídolo deportivo.

Un 'ferrolano' de corazón, aunque nacido al otro lado del Atlántico es como se confiesa Davis, que ha vuelto a la ría gallega que tanto le aplaudía con la firme intención de quedarse.

El "Informe Robinson" a Nate Davis




© ACB.COM, 2001-

Aviso Legal - Política de cookies - Política de protección de datos