Artículo

Joffrey Lauvergne: Una proyección sin límites
Con sólo 22 años no es sólo un hombre de futuro, sino que Lauvergne es el presente de Francia. Su temporada en Partizan de Belgrado y las buenas actuaciones en la Copa del Mundo ha convertido al nuevo jugador del Khimki en uno de los jugadores más prometedores del momento

Redacción, 09 Sep. 2014.- Con 10,3 puntos y 4,5 rebotes Joffrey Lauvergne se ha convertido en un referente dentro de la selección de Francia y uno de los hombres importantes del momento. Su excelente Copa del Mundo está dando continuidad a una magnífica progresión que ya comenzó con su medalla de bronce en el Eurobasket Sub20 de 2011 en Bilbao y el oro en el Eurobasket de 2013.

Con 22 años, no cabe duda que Lauvergne es una de las grandes realidades del presente y uno de los jugadores llamados a marcar una época en el baloncesto continental. De momento, todas las buenas sensaciones que había mostrado en el pasado, Lauvergne las está ratificando con grandes actuaciones en la Copa del Mundo. “Hasta ahora he jugado muy bien pero ahora ya estamos en la fase de ganar o irnos a casa y es aquí cuando tengo que estar preparado y dar el máximo”.

Y es que en cuartos de final llega el momento de luchar por las medallas o quedarse en el camino y por eso la espera hasta que llegue el salto inicial se hace eterna para el jugador. “Estoy muy excitado por la importancia del partido. Va a ser tres días muy largos en los que entrenaremos para estar preparados y saber competir”, comenta.

Sobre el rival, España, Joffrey Lauvergne es buen conocedor del juego pues llegó a disputar la Liga Endesa con Valencia Basket. “Conozco a muchos jugadores por que todos son grandes jugadores. Les tengo un gran respeto y será un partido especial porque es uno de los mejores equipos del mundo”, señala el pívot.

(Foto FIBA)

Éxitos precoces

Aunque sólo fuera por un mes, sin duda que Lauvergne considera que su estancia en Valencia “fue un paso muy importante para mí”. En ese tiempo pudo coincidir con Velimir Perasovic, un entrenador que le ha marcado como profesional. “Perasovic tuvo mucho interés en mí y me hizo jugar mucho. Además, él me ayudó a que estuviera en Partizan porque conocía al entrenador, por lo que, aunque corto, sólo puedo tener buenos recuerdos de ese tiempo”. Y entre esos recuerdos, uno imborrable: “No podré olvidar el partido en Manresa, anotó el último lanzamiento sobre la bocina y ganamos al equipo. Fue increíble”, señala con un sonrisa.

Inmediatamente de que concluyera su fichaje temporal como sustituto de Vitor Faverani y Serhiy Lishchuk, Lauvergne fichó por Partizan de Belgrado, iniciando a sí el que considera período más importante de su carrera baloncestística. “He aprendido mucho en Partizan, he tenido unos compañeros magníficos y un increíble entrenador. Hasta la fecha, mis mejores recuerdos en el baloncesto están unidos al Partizan”.

Uno de esos recuerdos que guarda con especial cariño Lauvergne seguro que está relacionado con el ambiente de la Sala Pionir. Joffrey define el pabellón como “ruidoso” y relata como es para un jugador vivir la experiencia Pionir. “No se puede describir lo que se vive allí. Es increíble cuando sales a la pista y ves el pabellón lleno, que nadie se puede mover porque no hay espacio”, señala un Lauvergne que destaca el carácter de una afición volcada con el equipo. “Es genial la energía que aportan los fans. Es inolvidable haber jugado allí”, sentencia.

Ahora, y pese a tener contrato con el equipo serbio hasta 2015, da el salto al Khimki. Los problemas económicos de Partizan obligaban al cambio y Lauvergne, pese a que no jugará Euroliga la próxima temporada, se muestra encantado con su nuevo equipo. “Me siento muy bien por firmar con BC Khimki”, asegura.

Lauvergne llegó a ser uno de los destacados en la pasada Euroliga, siendo con 86, rebote el máximo reboteador de la competición. Sin embargo, lejos de ser un paso atrás en su proyección, el pívot cree que el potente club ruso le ayudará a crecer como jugador y se muestra ambicioso a la hora de marcar los objetivos de la temporada. “Queremos ganar la Eurocup y jugar bien la liga VTB, ser competitivos y ojalá también la pudiéramos ganar. Por lo que a mí respecta, Espero mejorar y llegar a un nivel superior”, señala un jugador que, pese a su juventud ya conquistó con Elan Chalon liga y Copa en Francia, además de la Liga adriática y liga Serbia con Partizan.


Los siguientes escalones

En Rusia, curiosamente, coincidirá con Jenaro Díaz, técnico de la selección española. Lauvergne asegura tener buenas referencias de un entrenador con el que pudo conversar en la primera fase. Hablamos un poco en la primera fase, pero será después del campeonato cuando podamos hablar con calma”, reconoce.

“Me han hablado muy bien de él. Mike (Gelabale) me ha dicho que es un gran entrenador, que es muy trabajador; así que espero que podamos trabajar juntos y conseguir éxitos la próxima temporada”, afirma.

El futuro más inmediato es Rusia, pero no cabe duda que, si se mantiene su proyección, la carrera de Lauvergne apunta para Estados Unidos. Elegido por Memphis Grizzlies en el puesto 55 del draft de 2013, sus derechos pertenecen actualmente a Denver Nuggets. Aunque le apetece la idea de probar suerte en la NBA, Lauvergne tiene muy claro los pasos a seguir, la progresión que llegar y considera que está en el lugar adecuado. “De momento estoy en Khimki que es en el sitio donde quiero estar. Espero poder jugar bien allí y en un futuro ya veremos lo que sucede”.

Pero preguntado por cómo se vería al otro lado del Atlántico y como su estilo de juego se acoplaría a la NBA, Lauvergne lo tiene claro. “Sí, creo que puedo ser un buen jugador allí. Quizá pueda tener una buena oportunidad de ir algún día y jugar en Denver, pero de momento estoy en Khimki y ese un buen lugar para mí”, señala.

A sus 22 años, Lauvergne va acumulando kilómetros de vuelo y países visitados a la par que éxitos deportivos. Sin duda que el futuro le guardará aún más.

Álvaro Paricio
@Alvaropc23
ACB.COM

Últimos artículos del autor



© ACB.COM, 2001-

Aviso Legal - Política de cookies - Política de protección de datos