Artículo

El triple y Seibutis encumbran a Lituania (73-61)
Con 19 puntos de un Renaldas Seibutis de nuevo vital y un gran porcentaje de triples (10/19), Lituania se convierte en el primer semifinalista de la Copa del Mundo

Redacción, 9 Sep. 2014.- Lituania es el primer semifinalista de la Copa del Mundo. Y, si Eslovenia no le pone remedio, se enfrentará a Estados Unidos, sin que esos puntos negros tan fácilmente explotables por el Team USA parezcan resueltos. Sus desconexiones y sus problemas en la posición de base continúan, pese a la increíble multiplicación de Renaldas Seibutis, que con 19 puntos volvió a ser básico en el triunfo (73-61). Y es que Turquía trató de explotar los problemas bálticos, pero su escasez inconstante no llegó a más ante una Lituania espléndida desde el triple (10/19, 53%).

Y así, la bendición lituana del cuadro se convierte en éxito. Tras la plata europea de 2013. Tras el bronce mundalista de 2010. Lituania, de lo casual a su mantenimiento en la élite.

Seibutis, de nuevo clave (Foto FIBA)

La excelencia inicial de Turquía

Con las ideas perfectamente claras, Turquía empezaba tratando de explotar el pick&roll para castigar al juego interior lituano y su talón de Aquiles en el puesto de base. Un punto oscuro al que además presiona sin miramientos a toda la pista. Ni un ataque de margen se dieron los otomanos para tratar de explotar la conocida debilidad lituana en la figura del titular Adas Juskevicius.

A diferencia del resto del campeonato, Omer Asik amanecía activo en el encuentro, tanto en el pick&roll como en el juego en la pintura, tratando de desmontar el argumento Valanciunas desde el inicio. Y, a diferencia del partido de octavos de final, Emir Preldzic salió perfectamente enchufado, anotando sus tres primeros lanzamientos, lo que disparaba a Turquía en el marcador, tras un contraataque machacado por Sinan Guler (6-14).

Jonas Valanciunas presiona el avance de Omer Asik (Foto EFE)

Jonas Kazlauskas debía detener con tiempo muerto el juego turco –probablemente, su cénit en el campeonato– a los cinco minutos de partido. Y si la diferencia no era mayor fue porque Jonas Valanciunas y sus rebotes ofensivos (retratando a Asik en esa parcela) no lo permitieron.

Ni la salida de Sarunas Vasiliauskas ni el triple de Renaldas Seibutis sirvieron para cambiar la dinámica de partido. De hecho, el propio Seibutis tuvo que empezar a actuar como base ya en el primer cuarto, para suplir los problemas lituanos no solo en la creación, sino en la subida de balón.

Turquía bajó el nivel de clarividencia y acierto, para terminar el periodo inicial con solo cinco puntos de ventaja (13-18), ante la pobrísima carta de tiro lituana (6/19, 32%).


La revolución de Darjus

En el segundo periodo, Turquía volvió a ser la Turquía conocida. La de los atascos, la de la escasez de opciones ofensivas. Y entonces apareció Darjus Lavrinovic. El ala-pívot lituano revolucionó el partido, con tres triples que ponían la ventaja báltica (24-23). Los de Kazlauskas habían ganado en consistencia y en acierto, lo que en un equipo de su condición es suficiente para adelantarse a la Turquía de pólvora húmeda que se había presentado a lo largo del campeonato.

El peligro ofensivo turco solo volvió con el regreso a la pista de Preldzic. Las faltas forzadas por el alero de origen bosnio permitieron que los otomanos recobraran el pulso (26-26), justo antes de que un triple de Martynas Pocius volviera a establecer la ventaja lituana. Nacida de Darjus Lavrinovic y consagrada con un mejor juego en el segundo periodo, pese a que la presión turca a toda la pista generaba más de un susto a la afición verde, que se marchaba al descanso con ventaja (33-28).

Martynas Pocius deja atrás la defensa de Kerem Tunçeri (Foto EFE)

La ventaja lituana desde el 6,75

El triple de Jonas Maciulis para empezar el tercer periodo elevaba el acierto lituano en el triple a una zona de riesgo para Turquía: 6-12 (50%). Un matazo de Asik y el triple de Ender Arslan acortaban la diferencia (36-33). Era el momento en el que la presión turca –una constante durante todo el partido– ralentizaba los ataques bálticos y en el que lo incisivo de Arslan en ataque hacía medrar el marcador otomano.

Y los de Ataman volvieron a recuperar la ventaja, después de que Valanciunas –que afrontaba una prueba de confirmación de liderazgo tras su gran encuentro en octavos de final– cometiera falta personal seguida de técnica antes de marcharse al banquillo. Turquía aprovechó la ocasión para volver a encabezar el luminoso (36-38). La dinámica había vuelto a cambiar, la comodidad era ahora turca.

La supervivencia lituana llegaba a base de triples (Seibutis, Pocius), en porcentajes altísimos; el trabajo turco culminaba desde los tiros libres (9 puntos en el tercer cuarto llegaron desde la línea). Y quedó todo como un gran contraste. Turquía había lanzado 14 tiros libres; su rival, ninguno. Lituania había anotado el 50% de los triples lanzados; su rival, el 20. Y esa cuenta llevaba a la ventaja lituana (47-44).


Y rematar desde la misma distancia

Con el mismo argumento planteaba finiquitar Lituania el partido: triple de Seibutis (56-48), una vez más clave en los quehaceres lituanos y determinante en el global del partido. El efectivo regreso al parqué de Valanciunas y un par de jugadas de mérito de Maciulis llevaron el punto de ruptura para Lituania, que conseguía su máxima ventaja del partido a falta de cuatro minutos (62-51).

La tardanza en la respuesta turca alimentaba las esperanzas lituanas. Un solo triple de Arslan se presentaba insuficiente para dar la vuelta a esa ventaja. Y en cuanto su intensidad defensiva se redobló como para forzar pérdidas, se acercaron al marcador (67-59). Aunque, con un 1:15 en el marcador, era ya demasiado tarde para la consumación.

Y Lituania, que había logrado el gran empujón al terminar primero de grupo tras derrotar a Eslovenia, asomaba ya a semifinales. La canasta de Valanciunas (69-59) entrado el último minuto era ya para competir por el metal. El lado más impredecible del cuadro es lituano. Seibutis se dirigía en éxtasis a la grada. Y las múltiples manchas verdes respondían (73-61).



LITUANIA73
NNombreMinPT2T3TLRTRDROASBRBPTFPM/MVAL
4M, Pocius24131/33/52/2110320011414
5*A, Juskevicius1631/30/21/222000201-1-3
6M, Kuzminskas00---0000000000
7D, Lavrinovic18111/33/40/054110114410
8*J, Maciulis3693/41/10/12112130386
9*R, Seibutis35193/73/34/4110301031015
10S, Jasaitis321/10/10/0110001024-1
11*D, Motiejunas1521/40/10/031210111-21
12K, Lavrinovic1000/10/10/01102002162
13P, Jankunas821/30/00/01100020110-2
14*J, Valanciunas27125/90/02/21310310212619
15S, Vasiliauskas300/10/10/0110000011-2
Total7317/3910/199/1136279133155206059

TURQUÍA61
NNombreMinPT2T3TLRTRDROASBRBPTFPM/MVAL
4C, Osman3321/10/10/022001212-111
5*S, Güler3693/31/30/011031103-88
6B, Ermis00---0000000000
7C, Akyol2800/10/30/011000001-11-4
8B, Hersek2800/00/10/000000100-7-2
9*E, Preldzic37103/80/44/644053313-76
10K, Tunçeri1100/10/00/011000101-15-2
11O, Savas542/30/00/000000102-40
12*K, Gönlüm33136/120/01/195420013-316
13*E, Arslan25120/02/66/80001210276
14*Ö, Asik27115/100/01/2107321124415
15F, Aldemir200/10/00/000000000-5-1
Total6120/403/1812/1732221013811521-6043


David Vidal
ACB.COM

Últimos artículos del autor



© ACB.COM, 2001-