Artículo

Serbia regresa a la élite mundial de la mano de Teodosic (84-56)
El genial base, autor de 23 puntos y cuatro asistencias, lideró a una Serbia que voló en la segunda parte para destrozar a una Brasil irreconocible



Redacción, 10 Sep. 2014.- Serbia regresa de pleno derecho a la élite del baloncesto y, tras derrotar a Brasil por 84 a 56, vuelve a acceder a las semifinales de la Copa del Mundo cuatro años después.

De la mano de un magnífico Milos Teodosic (23 puntos y cuatro asistencias) y a partir de un parcial de 16 a 4 en el tercer cuarto, Serbia superó con claridad a una desconocida selección canarinha.

Foto FIBA

El partido comenzó con los últimos acordes del Seven Nation Army, un clásico moderno de White Stripes que eleva la excitación a cualquier y que a buen seguro que a más de un jugador insufló la sangre y estímulo para salir al máximo. Y dos de esos tipos duros a los que no les hace falta mucho para dar lo todo son Anderson Varejao y Miroslav Raduljica. Los dos pívots fueron los encargados de abrir el marcador.

Los dos equipos apostaban por cargar su juego interior y cada ataque siempre buscó de inicio pisar la pintura. Empero rápidamente la zona dio paso al triple y Marquinhos Vieira y Milos Teodosic desenfundaron rápido para acelerar la anotación. Especialmente motivado salió el base serbio que, por mor de compartir minutos con Stefan Markovic inició el duelo más como anotador que como director de juego. Seis puntos suyos ponían por delante a los serbios mediado el primer cuarto.

Brasil sufría por que sus pívot parecían no tener el punto de acierto necesario para competir y el equipo lastró un pésimo 4/11 en el lanzamiento. Sólo Vieira (siete puntos en los cinco primeros minutos) tenía el aro de cara y la ventaja serbia (anotó el 70% de sus lanzamientos de dos en el primer cuarto) creció con cada fallo del rival (14-9).

Serbia tuvo claro desde el principio que el punto fuerte de los brasileños reside en los pívots y por eso no dudó en saltar al dos contra uno en la pintura desde lado fuerte y conceder tiros librados a hombres menos importante. En el primer cuarto esta estrategia fue parcialmente superada por el puntos del Vieria pero, en el global, la táctica era efectiva y echando el cierre al aro y el rebote, el conjunto europeo pudo marcharse por delante en el marcador (21-17).

Brasil tenía que cambiar en defensa, pero también en un ataque bipolarizado por Varejao y Vieira quienes sumaron 15 de los primeros 17 puntos de la canarinha. En esas que apareció Alex García y, con dos triples seguidos intentó acabar con ese problema de raíz y puso por delante a los suyos (21-23).

Fue un flash en el partido, porque éste rápidamente siguió meciéndose en los brazos de una serbia que respondió con otro parcial de 6-0 para controlar la situación. Sin ser un punto de anotación recurrente, Raduljica (10 puntos y cuatro rebotes) era el eje sobre el que pivotó el ataque y ese elemento que con mano derecha continuó rascando puntos en la pintura. Por el contrario, ni Nené ni Giovanoni dieron soluciones desde el banco sudamericano (29-23) en medio del festival anotador de un Teodosic (16 puntos al descanso) que siguió disfrutando de la libertad que le dio tener a Markovic como base en el equipo.

A Brasil le hacía falta apretar más en defensa y por eso volvió Varejao a pista. A Brasil le hacía falta correr y por eso Neto llevó la manija del equipo. En definitiva, con las piezas adecuadas en al cancha el equipo de Ruben Magnano comenzó a funcionar. Sin Raduljica en juego, Serbia por primera vez en el encuentro se chocó de pleno con el muro brasileño y tres contraataques de Brasil sirvió para que se pusiera por delante con un parcial de 9-0 (29-32).

Al rescate serbio acudió Bjelica (ocho puntos y ocho rebotes) que durante toda la primera parte se mostró como un segunda espada muy efectivo. Siempre en la sombra tras Teodosic, el ex Liga Endesa fue sumando puntos y un triple suyo cortó tres minutos y medio de sequía. Su canasta y otros tres tiros libres de Teodosic volvieron a dar el mando a Serbia en unos minutos finales de primera parte que no tuvieron ni control ni dueño. Serbia respondió al parcial brasileño con otro de 7-0 y al final se fue con cinco de ventaja (37-32).

Foto FIBA

Un ciclón llamado Serbia

El momento dulce de Serbia se extendió con el póster que hizo a los pívots brasileños Raduljica. Una acción que no sólo valía dos puntos pues llevó implícita una importante carga emotiva que multiplicó por dos Bogdan Bogdanovic con su contraataque y mate. Brasil volvió a adolecer de carácter e intensidad y lo menos que necesita un equipo que pierde este tener estos dos déficits. Si el parcial de 6-0 con el que Serbia abrió el tercer cuarto ya era peligroso, dos faltas técnicas a Vieira y Splitter dieron a Serbia seis tiros libres (además de dos tiros libres que había cargado Raduljica).

Del carrusel de tiros libres Serbia salió con 14 puntos de ventaja y Brasil con una importante desconexión que ejemplificó acto seguido Marcelino Huertas con su defensa sobre Markovic. Ni él ni Splitter estuvieron por a la altura esperada y el marcador se disparó hasta el 53-36.

A estas alturas de encuentro, la única mala noticia para Sasha Djordjevic fue la tercera falta de Raduljica. Pero ni con esas, Teodosic estaba tocado por una varita mágica y un nuevo triple puso el más 20 para su selección. A 12 minutos del final, Serbia tocaba la semifinal del mundial. Y es que la victoria iba sobre ruedas, quizás no estaba Raduljica pero sí Krstic (ocho puntos en este cuarto). El pívot, por primera vez en el torneo, dio destellos de calidad y Brasil fue incapaz de frenar el vendaval que se le vino encima en el tercer cuarto (66-42).

No había historia que contar. La moral de Brasil estaba bajo tierra y profundamente enterrada por cada uno de los triples que se fueron sucediendo incluyendo uno increíble de Bogdanovic. El alero volvió a estar a gran nivel con 12 puntos y seis rebotes, pero era el conjunto de Serbia lo que destrozó a Brasil y permitió volver a estar cuatro años después en una semifinal mundial. Esta vez no hizo falta un triple milagroso de Teodosic, en esta ocasión el genial base apareció de principio a fin para poner a su selección de regreso a la élite mundial.

SERBIA84
NNombreMinPT2T3TLRTRDROASBRBPTFPM/MVAL
4*M, Teodosic28232/43/510/10330412031522
5M, Simonovic400/00/00/00000000000
6S, Jovic900/00/20/032130100-13
7B, Bogdanovic26123/42/50/0660201232214
8*N, Bjelica2982/61/41/2880501122511
9*S, Markovic2893/51/30/032111004316
10*N, Kalinic2251/11/10/022011112157
11S, Bircevic830/01/30/0110000036-1
12N, Krstic16105/70/00/0110200111811
13*M, Raduljica20104/60/02/443110003118
14R, Katic100/10/00/000000000-3-1
15V, Stimac342/30/20/010100000-32
Total8422/379/2513/1637316193652113682

BRASIL56
NNombreMinPT2T3TLRTRDROASBRBPTFPM/MVAL
4M, Machado800/30/10/022000001-2-3
5R, Neto1661/31/21/255011000-49
6R, Hettsheimeir1121/30/10/220200101-6-3
7L, Taylor800/00/00/221100101-18-2
8A, Garcia2181/32/40/022011004-54
9*M, Huertas2342/40/10/021190200-2410
10*L, Barbosa2552/40/21/200000002-25-2
11*A, Varejao26124/100/04/596301113-1912
12G, Giovannoni200/00/10/000000000-3-1
13N, Hilario1942/80/00/043100021-153
14*M, Vieira20123/52/30/011000103-56
15*T, Splitter1731/70/01/284421102-144
Total5617/505/157/154026141347318-14037

Álvaro Paricio
@Alvaropc23
ACB.COM

Últimos artículos del autor



© ACB.COM, 2001-