Artículo

La maldición de jugar en casa
España lleva unas décadas de maldición como local. Derrotada de forma inesperada en la final del Eurobasket en 2007, acaba de caer en una de las noches más dolorosas de esta selección en su historia reciente. Pero la historia nos recuerda que España también cayó en casa en 1986 y 1997...


Redacción, 10 Sep. 2014.- La Selección Española empieza a tener una maldición ante su público. Esta generación dorada ha fallado por dos ocasiones en Madrid, cuando ha triunfado en escenarios mucho más hostiles.

En 2007, con el título europeo más cantado sobre el papel de los últimos tiempos, Rusia batió a España por 59-60 con una canasta de J.R. Holden a dos segundos del final.

Ahora, siete años más tarde, la Selección Española ha vuelto a caer de forma inesperada en el momento más inesperado. Esta vez en cuartos de final, despidiéndose de la posibilidad de ganar una medalla en casa. El rival, Francia, vencedor por 65-52.

Pero caer en casa en cuartos de final no es nuevo. En el Eurobasket de 1997 en Cataluña, la selección cedió frente a Rusia por 70-67 en esta fatídica ronda. Eso sí, en aquel entonces España no era favorita ni candidata real a medalla.

Sí lo era en el Mundobasket de 1986, dos años después de la histórica plata de Los Ángeles 1984. Pero una serie de derrotas en la fase de grupos hicieron imposible el sueño, cayendo fuera de las semifinales y obrando una gran decepción.

El mejor resultado, en lo que a expectativa se refiere, ha sido sin duda el del Eurobasket de 1973 en Barcelona. Entonces, España fue subcampeona de forma absolutamente inesperada, consiguiendo la segunda medalla histórica 38 años después de haber logrado otra plata en el Eurobasket de 1935.

Por no hablar de los Juegos Olímpicos de 1992 y el famoso angolazo, con España eliminada en la primera fase del campeonato celebrado en Barcelona.

ACB.COM

Últimos artículos del autor



© ACB.COM, 2001-

Aviso Legal - Política de cookies - Política de protección de datos