Nota de agencia

La semifinal de las sorpresas busca finalista
Las selecciones de Francia y Serbia, dos inesperados protagonistas, jugarán una de las semifinales del campeonato del mundo de baloncesto (viernes, 22.00 horas) en busca de un puesto en la final

Madrid, 11 sep (EFE).- Ni a Serbia se le esperaba ante Brasil, ni mucho menos a Francia ante España, pero el deporte es especialista en dar de bruces con la realidad a cualquiera en cualquier momento.

Tras unas primera fase pobre en la que sólo ganó a Irán y Egipto. las dos cenicientas del grupo de Granada, Serbia ha crecido como la espuma, apoyada en el individualista genio de Milos Teodosic y en un aporte colectivo del resto de jugadores, sobre todo en lo que a competitividad se refiere.

Francia, por su parte, se presenta en la antesala de la final con el 'subidón' que supone haber ganado a los anfitriones dándoles un repaso de principio a fin.

Foto EFE

Tampoco tuvieron los franceses una primera fase para enmarcar y de hecho sólo ganaron un partido más, el que les enfrentó de forma directa y que acabaron ganando por 74-73, gracias a un tiro libre de Joffrey Lauvergne en el último segundo.

Serbia y Francia han crecido en los octavos de final y, sobre todo, en los cuartos.

En octavos, Serbia se desembarazó de una Grecia, campeona del Grupo B e invicta hasta ese momento, dominando el partido por 90-72 y dando muestras de su fuerza como bloque. Y Francia hizo lo propio contra Croacia por 69-64, también a contracorriente de los pronósticos.

En cuartos, cayeron los favoritos Brasil y España, dos aldabonazos de Serbia y Francia que les permite aspirar a una final de un campeonato del Mundo.

Seguir en el marco de las previsiones ante estos dos equipos que se han empeñado en tirar por tierra cualquier predicción es tontería, aunque si hay que reseñar que Serbia parece tener ventaja en el puesto de base, por Teodosic, y tener pívots más fuertes y experimentados (por Miroslav Raduljica y Nenad Krstic), además del versátil alero Nemanja Bjelica.

Francia, por su parte, tiene más velocidad y es un equipo más atlético con Boris Diaw y Nicolas Batum como puntos fuertes en el juego exterior. La capacidad de sacrificio y el poder de reacción también parecen del lado francés.

La selección gala dominó, en su enfrentamiento en la primera fase, en asistencias (21 por 10); estando muy parejos en el resto de apartados estadísticos (4 y 7 triples) (21 y 22 canastas de dos) (26 y 29 rebotes) siempre con los datos de los serbios en primer término.

Pero una semifinal es una historia completamente distinta y más entre dos equipos sorpresa que llegan con la moral por las nubes.




© ACB.COM, 2001-

Aviso Legal - Política de cookies - Política de protección de datos