Artículo

Francia: La reina del Cluth Time
Nadie como el equipo galo ha jugado los finales igualados en esta Copa del Mundo. Ha vivido finales apretados en cinco de sus suete partidos... y ha ganado cuatro. En ellos Thomas Heurtel se ha erigido en protagonista siendo el cluth player del equipo

Redacción, 12 Sep. 2014.- Llegados a esta fase del campeonato la gestión de la presión en los minutos finales se antoja como un factor determinante en la consecución de los éxitos. Ya vimos como el peso del favoritismo y el exceso de carga en la responsabilidad de ganar lastraron opciones de selecciones que llegaban al encuentro con un teórica ventaja sobre el rival.

Este no parece ser el caso de Francia quien durante todo el campeonato se ha manejado perfectamente en ambientes de presión, pues el equipo francés se ha visto hasta en cinco ocasiones en finales igualadas.

En baloncesto llamamos al Clutch Time al momento de partido donde, restando cinco o menos minutos el partidos refleja un resultado de más/menos cinco puntos para un equipo. Pues bien, Francia ha vivido en este torneo cinco de sus siete encuentros bajo este escenario, la que más de un torneo que hasta semifinales vivió en 25 encuentros de Clutch Time.

El equipo galo únicamente se libró de vivir estos finales igualados en la cómoda victoria frente a Egipto (94-55) y, curiosamente, en la amplia derrota frente a España (88-64) en la fase previa. Además, no es sólo que logre sacar los partidos adelante, sino que lo hace con solvencia como demuestra el parcial de 40-25 cuando el marcador se estrecha bajo estos parámetros.

Francia comenzó el torneo jugando una situación extrema contra Brasil. Entonces en los cinco minutos finales el conjunto sudamericano llegó con cinco puntos de ventaja y, aunque Antoine Diot colocó a Francia a un punto a seis segundos del final, supo aguantar hasta el final.

El resto de cuatro finales igualados se cuentan por victorias y se da la circunstancias que entre ellos se encuentra el duelo que ya mantuvo en la primera fase contra el equipo serbio. Entonces Serbia llegó a los últimos cinco minutos de partido con una ligera ventaja de dos puntos (69-67). Exigua renta que acabaría siendo neutralizada, para, en un final polémico, hacer que Joffrey Lauvergne anotase un tiro libre a un segundo del final y Francia se llevara la victoria.

(Foto FIBA)

Sin duda un peligroso precedente para los serbios que deben tener en cuenta que también superó a Irán (llegó a colocarse a cinco el conjunto iraní con poco más de dos minutos para el final), y los dos partidos de cruces.

Frente a Croacia, el equipo francés fue manejando rentas entre seis y 10 puntos durante el tramo final del encuentro pero a 1:05 Croacia se situó a cinco puntos. Incluso llegó a estar a dos puntos y balón, pero el triple de Bojan Bogdanovic no entró y Francia se clasificó para los cuartos de final.

Allí se repitió la historia y manejó perfectamente el marcador en situaciones finales. Contra España, el equipo galo entró en los últimos cuatro minutos de partido con una renta de cuatro puntos, que mantuvo hasta el último minuto. Allí un triple de Thomas Heurtel amplió la renta y acabó con la emoción.

Atención precisamente al base de Laboral Kutxa que se ha convertido en el Clutch Player del torneo al haber anotado 16 puntos en estos partidos. Sin duda que el base ha protagonizado grandes momentos y ha asumido con naturalidad los galones de líder ya sea con triples o sacando faltas al rival. Su preponderancia en esta situación es tan grande que Boris Diaw le sigue en anotación con “únicamente” ocho puntos.

Así pues, más le vale a Serbia romper el partido antes de los cinco minutos finales por que sino ya sabe que delante tendrá al equipo que mejor se maneja bajos sus aguas y al rey de estas situaciones.

Álvaro Paricio
@Alvaropc23
ACB.COM

Últimos artículos del autor



© ACB.COM, 2001-

Aviso Legal - Política de cookies - Política de protección de datos