Artículo

Teodosic se eleva al olimpo serbio del baloncesto (85-90)
Con 18 puntos de sus 24 en la primera parte, Teodosic fue el líder abosluto de una selección que hizo historia al regresar 12 años después a una final mundialista



Redacción, 12 Sep. 2014.- 12 años después Serbia volverá a estar en una final de la Copa del Mundo tras imponerse a Francia por 85 a 90. El equipo galo pagó su mala puesta en escena.

Serbia logró su clasificación gracias a una primera parte perfecta en defensa y con un Milos Teodosic en estado de gracia que llegó a poner 18 puntos arriba a su equipo (25-43). Librado de la presión de dirigir el juego y presionar al base rival, Teodosic se centró en la anotación y completó una primera parte para guardar en la gran hemeroteca del baloncesto. En ella logró 18 puntos, tres asistencias y sobre todo algo que no aparece en ninguna estadística: la sensación de control y dominio absoluto de un partido que nació y murió en sus manos.

Francia lo intentó, anotó 39 puntos en el último cuarto (en los tres previos sólo había acumulado 46) y de la mano de Nicolas Batum (35 puntos) llegó a recortar la diferencia hasta verse a dos puntos. Fue una labor dura y larga que le llevó a creer en la victoria en los segundos finales, pero entonces allí la fortuna en el tiro libre no le sonrió y el partido acabó en manos del quien fue el mejor.

El éxtasis de Teodosic (Foto EFE)

Markovic y Teodosic despegan a Serbia
Serbia salió repitiendo la fórmula de colocar a Milos Teodosic como escolta y su primera acción le delató: recepción y tiro. Puede ser que Francia hubiera sacado réditos de los fallos en el tiro de España, pero Serbia si algo siempre tuvo fue lanzadores y en un visto y no visto ya mandaba 4-0.

La respuesta francesa vino de un Diaw asentado en el campeonato y buscando siempre el tiro exterior como primera arma ofensiva. Empero, el del pívot fue el único acierto en los primeros cuatro ataques galos y, por el contrario, en Serbia hasta cuatro jugadores ya suman punto alguno. La diferencia de sensaciones entre la Francia de cuartos y la de semis era tan palpable como la que reflejó de inicio el encuentro.

Un sutil cambio como fue la entrada de Rudy Gobert cambió el escenario y con él en pista Serbia tuvo que encerrarse más sobre la zona con lo que se libraron opciones para los lanzadores franceses. Así llegó el triple de Nicolas Batum que puso por delante a su equipo por primera vez en el encuentro (10-9).

Sin embargo, el partido siguió siendo una cosa de Teodosic que reapareció para anotar cinco puntos seguidos y permitir a Serbia comandar en el marcador. Dio igual que la posición en el campo no fuera la de base, en realidad el liderazgo no nace de un puesto y el de Teodosic en este equipo está fuera de lugar. Con la atención de la defensa gala focalizada sobre su figura, una asistencia permitió a Stefan Markovic anotar un triple esquinero y mas tarde sumar una nueva falta con la que acabó de forzar el tiempo extra de Vincent Collet (10-18).

Con Markovic y Teodosic haciendo de Zipi y Zape (sumaron 15 de los primeros 20 puntos) Serbia era una orquesta perfectamente afinada, con una excelente circulación de balón y permanentes cortes hacia un aro abierto para los balcánicos. Francia se veía, sencilla y llanamente, superada por Serbia, pero cuanto menos los triples de Nicolas Batum le dejó no muy lejos en el marcador.

Stefan Markovic se lanza al contraataque (Foto FIBA)

Se agranda el dominio serbio
Nada cambió en el inicio de segundo cuarto y cinco punto seguidos de Milos Teodosic puso a su equipo 11 puntos arriba en el encuentro. El partido era de él y una asistencia para mate de Raduljica acabó por confirmarlo. Francia era pasada por encima por una Serbia impresionante y que, en sólo 13 minutos, dobló en el marcador a su rival (15-30).

Con todo bajo control, dos espasmos ofensivos de Francia buscaron ser cortados por Sasha Djordjevic. El técnico no quería que el estado efusivo de sus jugadores se confundiera y acabara dando paso a una relajación que permitiera entrar en el encuentro a su rival. Por entonces Francia ya había cambiado de estrategia y apostó por un juego mucho más físico con Florent Pietrus de alero y Mickael Gelabale de escolta.

Un quinteto donde sólo Heurtel no llegaba a los dos metros y que tuvo un buen impacto en el partido con parcial de 6-0 incluido. El objetivo de atacar mucho más el rebote era evidente, el único problema es que precisamente en el puesto de Heurtel, Teodosic encontró un hueco para postear y anotar un nuevo triple. Nuevamente un mini parcial de Teodosic cortó la reacción francesa (25-41).

Dos recuperaciones y dos contraataques pusieron la puntilla a una Francia otra vez desarbolada en defensa y sin recursos en ataque. Sólo dos arreones en ataque de Batum, otra vez al final del cuarto, permitió a Francia alcanzar el descanso viva y con la sensación de que no todo estaba perdido (32-46).

Miroslav Raduljica machaca sobre Rudy Gobert (Foto EFE)

Un halo de esperanza francés

Visto que el trabajo ya estaba realizado, Serbia se dedicó en el tercer cuarto a contemporizar el partido y controlar el marcador. Siempre por delante en el parcial del cuarto nunca dejó que la diferencia bajase de los 10 puntos. Ese colchón además le permitió rotar a sus jugadores y conseguir oxigeno por si el encuentro entrase en una nueva dimensión.

Ese fue el objetivo de Francia, pero sólo Batum hacía por que se lograse. Muy estáticos sin balón, los ataques franceses era soluciones individuales y cuando el balón quisó entrar soñó con recortar diferencias... y cuando no lo hizo Serbia, apoyada en el gran trabajo de Nemanja Bjelica en los intnagibles, volvió a merodear la 20 de puntos.

Con todo Francia siguió agarrándose al parqué y al marcador con lo poco que podía ofrecer. Si bien Diaw estuvo desaparecido desde el primer cuarto, dos acciones puntuales de Heurtel y un nuevo triple de Batum mantuvieron vivo el partido esperando que el aire cambiara a su favor (46-61).

La constancia tuvo tiempo y con aire nuevo Francia encontró el triple de Fourner y robo y mate a contraataque de Batum. Era justo que en este arranque galo su líder apareciera para meter después de mucho tiempo cierta preocupación en el cuerpo de un Djordjevic que no tuvo otra que pedir un tiempo muerto para que el 51 a 61 del marcador no fuera a más.

Fue el momento tonto de Serbia y Bjelica (muy bien en el trabajo oscuro con 10 puntos, siete rebotes y cinco asistencias) reclamó con gestos el despertar de la afición serbia (y también española), viendo que no entraban los balones, la cuestión era impedir que el marcador se estrechase. Fueron casi tres minutos de sequía en los que consiguió que la diferencia no bajara más allá de los 10 puntos. Primer amago de reacción salvado, llegaba el tiempo muerto de Francia.


Batum no logra la remontada imposible

A la primera no, pero tras las instrucciones de su técnico sí. Francia fue entrando cada vez más en el choque y la lluvia de triples desde el arco de triunfo piso el marcador en sólo cuatro puntos de diferencia (61-65). Batum hacía tiempo que se había puesto la capa de Superman galo para liderar un parcial de 15-4 con el que su equipo, a cinco minutos del final, definitivamente se metió en el encuentro.

La ortodoxia técnica mandaba pedir tiempo muerto y tirar de pizarra para retomar la confianza en el equipo. Así lo hizo Djordjevic y una jugada para triple de Bogdan Bogdanovic (el segundo en un partido gris) cortó el efecto anímico que estaba invadiendo la noche.

Francia vivió a base de triples, aunque a tres minutos para el final ya no era una buena solución. Bogdanovic fue dotándole cada vez de mayor brillo a su participación en el choque y anotó dos tiros libres para lograr otra bocanada de aire (66-74).

Ahora sí, llegó el momento de la verdad y este se inició con las estrellas de la noche retándose a base de triples. Teodosic quiso dar un golpe definitivo, pero Batum y Diaw le salieron respondones y volvió a colocar el partido en cuatro puntos a 90 segundos del final.

Aún fue menos con el triple de Heurtel. El clutch player de Francia llegó a colocar a su equipo a tres puntos (79-82). El base galo no se amilanó y después de canasta de Krstic, anotó también dos tiros libres. Quedaron dos ataques y un partido por resolver.

Teodosic (autor de 24 puntos, tres rebotes y tres asistencias), como era de esperar se adueñó del balón y decidió la jugada por sí mismo sin que el resultado fuera satisfactorio. Luego volvió a decidir y prefirió la falta antes que un triple que forzara la falta. Esta vez sí, la estrategia le salió bien y el error de Heurtel acabó convirtiéndose en dos tiros para Kalinic. El alero serbio elevó la diferencia a cuatro puntos y obligando a la desesperada a una Francia que llegó hasta donde llegó... muy lejos, pero que acabó ahogándose en la orilla del partido.

FRANCIA85
NNombreMinPT2T3TLRTRDROASBRBPTFPM/MVAL
4*T, Heurtel24122/51/45/62206030149
5*N, Batum37353/58/125/621131201-331
6A, Diot1621/30/20/010112002-110
7*J, Lauvergne742/40/00/021100001-83
8C, Kahudi00---0000000000
9E, Jackson830/21/30/0000000002-1
10E, Fournier14101/22/42/221111301-17
11F, Pietrus1300/00/10/0211010040-2
12R, Gobert2342/20/00/05500112348
13*B, Diaw32132/43/50/0108250304-217
14K, Tillie00---0000000000
15*M, Gelabale2221/30/20/022010003-10-2
Total8514/3015/3312/143223917612220-2570

SERBIA88
NNombreMinPT2T3TLRTRDROASBRBPTFPM/MVAL
4*M, Teodosic33244/55/71/2330312031122
5M, Simonovic00---0000000000
6S, Jovic1300/10/00/033011000-34
7B, Bogdanovic26132/22/33/411041102-614
8*N, Bjelica35103/50/34/4761500131115
9*S, Markovic26114/71/20/1330521051110
10*N, Kalinic2383/50/02/422011302-43
11S, Bircevic100/00/00/0000000010-1
12N, Krstic16114/90/03/43300000028
13*M, Raduljica23114/70/03/44310011209
14R, Katic00---0000000000
15V, Stimac00---0000000000
Total8824/418/1518/252825319692182284

Álvaro Paricio
@Alvaropc23
ACB.COM

Últimos artículos del autor



© ACB.COM, 2001-