Artículo

James Harden: Cambio de filosofía
Mas allá de su lustrosa barba, James Harden esconde mucho más. Más allá de la espectacularidad de sus triples y mates, Estados Unidos, esconde mucho más. Una de las grandes estrellas del torneo revela el secreto de un equipo solidario donde él está dejando de lado su papel anotador para sacrificarse en defensa y creando juego para sus compañeros

Redacción, 14 Sep. 2014.- Más que por su peculiar aspecto, James Harden ha sido uno de los puntos de atención que más interés ha concitado en esta Copa del Mundo. Seguramente junto a Derrick Rose, es la estrella más reconocida para el gran público. Eso, su lustrosa y famosa barba junto al carácter afable que siempre demuestra ha hecho que Harden sea hoy por hoy una de las estrellas del torneo.

Sin embargo, más allá de todo ello, en este campeonato hemos visto una versión de James Harden algo diferente a la que solemos ver en la NBA. Manteniendo su gran habilidad para penetrar, en la Copa del Mundo se ha podido observar a un Harden mucho más pasador, más atento en defensa, dejando que brillen otros en el aspecto anotador. Con 13,1 puntos y 3,4 asistencias, destaca, no obstante, en el apartado defensivo, donde es el tercer mejor ladrón del torneo con 2,4 recuperaciones de balón por encuentro.

Sobre su rol dentro del equipo, Harden señala que “creo que en este equipo hay mucho tíos que pueden anotar, así que intento aportar otras cosas porque al final todos queremos ayudar al equipo, ya sea anotando, pasando o reboteando”.

Más allá del talento individual, de la capacidad anotadora, la realidad es que Estados Unidos, como equipo, ha marcado la diferencia en este torneo atrás. A diferencia de otros campeonatos de altas anotaciones, aquí quizá es la defensa lo que más está brillando en el juego del equipo. “Luchamos por demostrarlo”, señala un Harden afirmando que “es clave que luchamos los unos por los otros. Jugamos por un objetivo que todos tenemos en mente y para ello lo damos todo tanto en defensa como en ataque”.

Una defensa que especialmente se está mostrando efectiva en las segundas partes de los encuentros. Es en los terceros cuartos donde normalmente el equipos americano está rompiendo los partidos, pero más allá de ser una estrategia preconcebida, Harden nos reconoce que la clave de ello se encuentra en el banquillo. “Coach K realmente da muy buenas charlas en los descansos. Quizá al principio comenzamos algo lentos, pero en el tercer cuarto hemos jugado un gran baloncesto y esta es la forma con la que debemos seguir”.

(Foto FIBA)

Ya sólo queda un partido para que James Harden y Estados Unidos logren lo que tienen en mente desde que se reunieron este verano y para este domingo sólo hay un resultado posible. “Sólo espero la medalla de oro. Queremos hacer el mejor partido que podamos, hemos hechos grandes partidos hasta ahora, pero queremos que el mejor sea en la final”, dice.

Sobre si la no presencia de España en la final supone una decepción para él, Harden aclaró que “cuando salimos de casa veníamos con la idea de conseguir el oro, no importaba contra quien”.

James Harden tiene claro contra quien juega y respeta al máximo a Serbia. “Es un gran equipo, con buenos jugadores de perímetro que lanzan muy bien”, señala un jugador que reconoce que Coach K ha focalizado el plan de partido en la defensa de su perímetro. “Nos ha dicho que son muy buenos, que hicieron una gran primera parte en semifinales contra Francia. Son grandes tiradores y sus hombres altos rebotean muy bien. Realmente vamos a tener que jugar un gran partido para ganarles”, comenta. “Son muy buen equipo y lo han demostrado todo el campeonato, son muy duros y muy rápidos. Seguro que va a ser un gran partido”, añadió.

Finalmente, Harden hace un balance personal de lo vivido y asegura que “siempre es una gran experiencia competir a nivel internacional, es la primera vez que estoy en España y ha sido divertido”, afirma un Harden centrado en la idea con la que llegó a nuestro país. “Tenemos un objetivo y nos queda un partido para conseguirlo, venimos a por el oro”, concluyó.

Sólo queda un partido y la barba más famosa del mundo del baloncesto podrá, además, lucir bajo ella el mejor de los complementos posibles, la medalla de oro.

Álvaro Paricio
@Alvaropc23
ACB.COM

Últimos artículos del autor



© ACB.COM, 2001-

Aviso Legal - Política de cookies - Política de protección de datos