Artículo

Mondelo:"Es un equipo competitivo porque las jugadoras lo llevan en el ADN"
Ambicioso pero con los pies en la tierra. Así vive Lucas Mondelo los días previos al inicio del Mundial. El seleccionador nos habla de un equipo que busca la continuidad en sus éxitos dentro de un torneo complicado desde el primer día y en el históricamente nunca nos fue bien

Redacción 23, Sep. 2014.- Este sábado a partir de las 16.15 España comienza a defender su medalla de bronce en el Mundial femenino de Turquía. Pasados cuatro años, la cita mundialista presenta nuevas caras en una selección que busca competir entre las mejores. De la República Checa ya no estarán dos referentes como Amaya Valdemoro y Elisa Aguilar, en su lugar llegan nuevos rostros, nuevos talentos para demostrar en la pista que la salud del baloncesto de selecciones está en perfectas condiciones. También debutará en un Mundial Lucas Mondelo, el técnico encargado de revolucionar al equipo con su conocimiento y sello personal en la dirección de equipo.

Mondelo ha renovado la ilusión de un equipo que ya el año pasado logró hacer historia conquistando el segundo Eurobasket del baloncesto femenino. Ahora el reto, si cabe, es aún mayor, pero días antes de que se inicie la competición, equipo y entrenador respiran “mucha tranquilidad y mucha ilusión”. Para el técnico se llega a la cita de Turquía con “un equipo de jóvenes veteranas porque las líderes como Sílvia Domínguez, Laura Nicholls, Alba Torrens… son jugadoras con mucha experiencia en sus equipos y Laia, que es nuestra capitana, es la más veterana pero de espíritu y físico es muy joven”.

Será el primer campeonato sin dos históricas en pista, una transición que Mondelo reconoce que ya empezó a vivirse en el Eurobasket de Francia de hace un año. “El trasvase de responsabilidad que el equipo sufrió en pista ya en el Eurobasket ahora lo debe vivir y asimilar fuera de ella ya sin Elisa Aguilar y Amaya Valdemoro”, señala no sin olvidarse que “la selección tiene una cita ineludible que es el Eurobasket de 2015, que es el que nos dará la posibilidad de estar en la Olimpiada”.

Ese es el camino que se ha marcado desde la Federación y el cuerpo técnico, y desde el que se viene trabajando años. Una labor que trata de dotar al equipo de una personalidad que potencie sus fortalezas, enmascare las debilidades y haga reconocible un estilo de juego que gusta a la afición. “La selección puede ganar o perder pero no va a perder por miedo o presión, si pierde será porque no metemos ni una y el equipo que tenemos delante es mejor, pero este equipo va a competir. Es un equipo competitivo por que las jugadoras lo llevan en el ADN y porque del cuello llevamos colgada una medalla de oro que nos da una responsabilidad”, afirma.

Un equipo que, en opinión de Lucas Mondelo “es un grupo generoso, con un juego intenso que no necesariamente quiere decir ritmo alto, pero sí que obliga al rival a jugar concentrado y fuerte todo el tiempo. Además, es un equipo que ya tiene un trabajo y unos automatismos adquiridos que permite tener una circulación de balón rápida y atrás son muy esforzadas en defensa”.

Virtudes todas ellas que serán necesarias a la hora de cumplir los objetivos marcados. Ahora bien ¿Hasta donde puede llegar el equipo en este Mundial? “ Debemos tener los pies en la tierra y saber que hay tres grandes equipos como Estados Unidos, Australia y Francia, y que luego hay un grupito de equipos como Turquía, que es el anfitrión, que estamos muy igualados. Hay nueve equipos para tres medallas por lo que el objetivo es alcanzar a cuartos de final, competirlos y meternos en semifinales. Tampoco hay que meter más presión en el objetivo porque debemos ser realistas y estamos en proceso de renovación… que no quiere decir que no vayamos a competir por lo máximo”, reconoce Mondelo.

El seleccionador sabe que “ni el onceavo puesto del 2011 es real, ni creo que sea tan real el oro de 2013. Lo del Eurobasket fue una machada. En unos años sí que puede ser real porque es un equipo en proceso de crecimiento e incluso dentro de un año se puede competir por estar en la final y luchar, pero en Francia nos salieron todas las cosas de manera perfecta.” Lucas Mondelo conoce muy bien la materia prima, tanto humana como deportiva, que está manejando y por eso al hablar de objetivos, más que señalar una posición que marque el umbral del éxito, prefiere reconocer las cualidades del equipo y a través de ellas asegurar que se trabaja para competir por lo máximo. “Es un grupo acostumbrado a entrenar duro y ganar. Muchas jugadoras han entrenado conmigo en Salamanca: Alba, Marta, Sancho, Sílvia… También en la Sub20 como, Xargay logramos ser platas y conseguimos vencer a USA en la primera fase. Este equipo tiene dos cosas muy buenas: autoestima y sabe lo que le pasó hace unos años en el Eurobasket de 2011. Esa experiencia no se repetirá. Esto es deporte y luego no siempre se consigue la medalla, pero vamos a luchar en cada partido por ganarnos el derecho a competir. De momento sólo pensamos en Japón”.

(Foto Alejando Diago/FEB)

Preparadas para competir

Para llegar en las perfectas condiciones a ese duelo de este sábado, la selección, a través de Ángel Palmi, Director Deportivo de la FEB, diseñó tres pequeñas concentraciones de tres días para evitar que el largo verano tuviera efecto nocivos sobre jugadoras que, en algunos casos, dejaron de competir en abril.

Al respecto, Mondelo reconoce que “no creemos en concentraciones largas. A diferencia de otros equipos como Francia o Australia que llevan un mes más de entrenamientos, nosotros hemos apostado por una concentración más corta. Para paliar esta diferencia Ángel Palmi, Director Deportivo de la Federación, ideó un sistema de concentraciones que hemos realizado para tener un control físico y médico de las jugadoras. Han sido tres concentraciones de tres días que nos ha permitido ver como las jugadoras se han mantenido en forma y, luego en las últimas cinco semanas previas se les dio un plan de trabajo tutorializado para realizar un trabajo de mantenimiento y de previsión de lesiones. Con eso conseguimos entrar directamente con ejercicios de cinco contra cinco de con mucha intensidad”.

“Luego también debemos prepararnos al arbitraje, porque en Europa se permite menos contacto y hay más protección del talento y calidad individual, mientras que en FIBA Mundo se permite más contacto y hay selecciones que pueden tener ventaja con respecto a nosotras”, señala el seleccionador.

A días para que comience el campeonato, Lucas Mondelo asegura que la confección final del equipo no ha sido fácil, pues el talento y el compromiso de las jugadoras que empezaron la concentración en Murcia le ha hecho tener que decidir por pequeños detalles. “En la línea exterior hay mucha competencia, es como un Training Camp donde se tienen que ganar el puesto. En la configuración del equipo todos sabemos que hay seis u ocho jugadoras que forman el bloque principal y luego hay especialistas”, asegura un técnico que resta importancia a la tardía incorporación de Sancho Lyttle al grupo. “ Sancho, que es la que más tardó en incorporarse, tiene un físico privilegiado que le permite trabajar muy duro y al ser pívot es más fácil de incorporar a los sistemas globales”, comenta el técnico.

Por otro lado, esta preparación también ha contado con la visión del futuro más inmediato y, como ya sucediera en el Eurobasket de 2013, se ha trabajado para llegar muy fuertes al inicio de competición. “Esta es la idea porque el formato invita a ello”, asevera Mondelo. “En seis partidos puedes ser Campeón del Mundo, mientras que para ser campeonas en el Eurobasket tuvimos que ganar nueve partidos. El objetivo es llegar muy bien a la fase de grupos, ganar los tres partidos para ser primeras y meternos en cuartos. Si perdemos un partido y somos segundas o terceras nos toca jugar el cruce de octavos y pierdes días de descanso, días de trabajo con el grupo y de recuperación de posibles lesiones”, añade.

La hoja de ruta marcada por el equipo pasa por cerrar la primera fase como primeras de grupo y así intentar que se abran las puertas del éxito. Una palabra que el seleccionador quiere relativizar porque en palabras suyas “la sociedad ha pervertido el sentido de la palabra éxito ¿Quién tiene éxito? ¿Tener la sexta plantilla y acabar segunda es éxito? Yo creo que sí porque aunque no hayas ganado te has superado. Esa es la clave del éxito ser cada día mejor y superarse”. Y es que no hay que olvidarse que las historia de los mundiales es adversa con las aspiraciones española.

“La historia nos dice que el equipo no pasa de cuartos, la excepción fue el anterior Mundial y nosotras lo que queremos es romper con esa historia, llegar a semifinales y preparar al equipo para el próximo Eurobasket y Olimpiadas… donde tampoco hemos superado los cruces de cuarto”, dice un Mondelo que añade una clave para entender el proyecto de equipo que maneja. “Para superarse y crecer hay que crecer en torneos mundiales, luego pueden salir bien o mal porque están aprendiendo a ser un equipo ganador estable, pero debemos ser conscientes de que este es un equipo que juega bien, que gusta su juego a la gente, pero que no somos superiores a otros equipos a los que sí hemos ganado. Debemos tener los pies en la tierra”.

(Foto FEB)

Radiografía de un sueño

Sólo a través de la humildad y las dosis de realidad que transmiten las palabras de Lucas Mondelo se pueden alcanzar las metas que, inconscientemente, todos manejamos en nuestros pensamientos.
España compite en Turquía por establecerse en la élite mundial, por dar continuidad a ese crecimiento colectivo e individual que debe llevar a este grupo hasta Río de Janeiro en 2016, pero también compite por hacer más fuerte la apuesta deportiva de la Federación por el deporte femenino. “La idea de Universo Mujer es un sueño que nos ha contagiado a todos José Luis Sáez y va con la idiosincrasia del deporte femenino. Damos éxitos al deporte y espectáculo a la gente”, comenta un técnico que también sueña con ver un Mundial en España en 2018.

Sin embargo, este deseo de hacer más visible a la mujer, choca con “dos problemas: uno es el fútbol que lo absorbe todo en países latinos y mediterráneos como el nuestro, y luego hay un tema cultural. Hemos avanzado mucho en estos últimos 20 años, pero todavía queda camino que recorrer”, señala y por ello sabe que es tan importante dar continuidad a los éxitos del baloncesto femenino. Sólo con una visibilidad y reconocimiento continuado se podrá crecer y seguir liderando el número de licencias deportivas femeninas en España.

No será nada fácil pero para conseguirlo el cocinero Mondelo busca la receta mágica y apuesta por una selección “que sea como una pizza o ensalada, que tenga una buena base y luego, según el rival, se le añade más o menos tomate, cebolla... La base de la pizza siempre tiene que ser la misma, tiene que ser buena y luego trabajar cada día sobre problemas para que el equipo esté preparado y el día del examen pueda superar los problemas que surjan”.

En ello están ultimando estos últimos días de preparación. Una tarea de pulir detalles y maximizar las virtudes del equipo. “Tenemos que provocar un ritmo de partido alto que no significa correr siempre, sino ser muy intensas. Por ejemplo: hacer un gran trabajo de manos para tapar pases o realizar defensas arriesgadas que provoquen el stress en el rival. Nosotras presionamos después de tiro libre y tras contraataque fácil lo cual da una sensación al rival de que siempre le están presionando. Luego los automatismos que hemos ido creando permiten una rápida circulación de balón y generación de espacios en ataque. Luego debemos perder pocos balones como elemento defensivo porque así obligas al rival a atacar en estático”, asegura. “La idea general es atacar desde la defensa y castigar al rival con contraataques, transiciones y, sobre todo, llegar jugando en transición y acoplar los sistemas, añade Mondelo.

Y todo ello para perseguir un sueño medallista que no será nada fácil. “Estados Unidos está por encima del bien y del mal” reconoce Lucas Mondelo. El seleccionador sabe que en este Mundial el equipo americano está por encima del resto de competidores por la calidad de sus jugadoras. “Para competir con ellas y poder aspirar a ganarlas lo primero que debe tener un equipo es tener un juego interior poderoso físicamente por que ellas pueden llegar a lanzar tres veces en cada ataque y eso desgasta mucho anímicamente. Luego hay que ponerles trampas defensivas y no perder balones. Hay que llevarlas al cinco contra cinco y allí zonearles. No de manera descarada, sin llegar a hacer la defensa budú, pero sí que hay que hacer ajustes defensivos”, insta Mondelo como claves para competir contra el poderoso equipo estadounidense.

Pero el Mundial incluye más equipos con los que pelear algo grande. De primeras, dos rivales españoles en la primera fase. “Tanto Chequia, actual subcampeona del mundo, y Brasil son peligrosas”. Además de un ramillete de equipos entre los que Lucas Mondelo destaca a “Francia y Australia que son muy poderosas físicamente, Turquía que, además de anfitriona, es subcampeona y tercera en los últimos Eurobasket, y Canadá que es un equipo muy físico, de talento y con un muy buen entrenador. Me sorprendería mucho que no estuvieran en cuartos”.

Rivales con los que competir y luchar por alcanzar un sueño. No hablemos de éxitos o fracasos pues todo es relativo en el deporte, mejor pensar y soñar con logros... y en eso, Lucas Mondelo y sus jugadoras son expertas.

Álvaro Paricio
@Alvaropc23
ACB.COM

Últimos artículos del autor



© ACB.COM, 2001-

Aviso Legal - Política de cookies - Política de protección de datos