Artículo

Paco Olmos no seguirá dirigiendo a la selección de Puerto Rico
El técnico valenciano es relevado del cargo tras no lograr los objetivos marcados para el Mundial. "He sentido un gran orgullo durante quince meses llevando adelante la responsabilidad de ser el Dirigente Nacional", escribe Olmos en una carta de agradecimiento despedida

Foto FIBA

Redacción, 17 Oct. 2014.- El entrenador español Paco Olmos no seguirá dirigiendo a Puerto Rico, después de haber sido relevado de su cargo, al no cumplir los objetivos marcados para la Copa del Mundo.

“Desgraciadamente, los objetivos que nos marcamos no se han conseguido y ahora es nuestra obligación reencaminar el equipo”, ha comunicado públicamente el presidente de la Federación de Puerto Rico, Carlos Beltrán, que ha agradecido a Olmos el trabajo al frente del equipo.

Con el técnico valenciano al frente, los boricuas lograron la medalla de bronce en el Torneo de las Américas de 2013 y la de plata en el Centrobasket de 2014. En la Copa del Mundo disputada este verano en España, Puerto Rico mostró una pobre imagen, acrecentada por la lesión de Carlos Arroyo. Ganando un solo partido, ante Filipinas (73-77), Puerto Rico no logró pasar de ronda, lo que ha sido determinante para que la Federación prescindiera de Paco Olmos.

El veterano entrenador Carlos Calcaño, que viene actuando de asistente del combinado nacional en los últimos años, se hará cargo del equipo de forma interina para los Juegos Centroamericanos y del Caribe, que se disputarán del 24 al 28 de noviembre en Veracruz (México).


Carta abierta de Paco Olmos a Puerto Rico

Paco Olmos ha dedicado una carta de agradecimiento tras su periodo como seleccionador, que reproducimos a continuación:

“¡Muchas gracias Puerto Rico!

Ahora que ya no soy Dirigente de la Selección Nacional de Puerto Rico quiero agradecer con esta carta abierta a todas las personas que me han apoyado y ayudado. Han sido muchos los que me han mostrado su respeto y afecto durante los quince meses que he estado en el cargo más emotivo de toda mi carrera deportiva.

Pero este afecto no era nuevo para mí. El mismo sentimiento tengo después de dos temporadas, y va para la tercera, como entrenador de los Cangrejeros de Santurce. Llegué a este país hace casi dos años, y sigo pensando que lo que caracteriza a los puertorriqueños es su gentileza, su educación y su respeto por el prójimo.

No tengo más que palabras de agradecimiento hacia un pueblo que me ha mostrado siempre un máximo respeto hacia mi persona y también hacia mi familia, la cual ya está completamente integrada dentro de la sociedad boricua.

Desde ese respeto me he dejado el alma y el sueño por llevar adelante el proyecto de la Selección. Cuando acepté el cargo sabía dónde me metía. Sabía del entusiasmo que despierta este equipo en todo el país. Entendía que aceptar el puesto era dejarme la vida por intentar satisfacer a un pueblo que siente como pocos en el mundo el baloncesto y más si va unido a los intereses de la nación.

He trabajado a destajo. Día y noche. Sin vacaciones. Pendiente de cualquier detalle. He hecho muchas tareas que estaban fuera de las obligaciones del seleccionador, pero todo lo hacía desde el compromiso con este país, desde el objetivo de no fallar a una afición increíble. Ser Dirigente Nacional ha sido un honor tan grande como la responsabilidad que llevaba aparejado. Así lo entendía y así me comportaba.

Por eso, muchas veces, no he entendido, aunque siempre las he encajado, las críticas que he sufrido. Nunca me quejaré de la gente que me ha reprochado el papel de la selección en el Mundial de España. No estuvimos bien. Pero han sido pocos los que me han criticado por mi desempeño profesional y sí que he sentido que la crítica, normalmente vacía de contenido baloncestístico, siempre iba ligada a mi condición de español. En un mundo global, donde las fronteras caen y las distancias se acortan, qué importa un documento cuando alguien está demostrando su compromiso, su profesionalidad y su amor a una nación.

He sentido un gran orgullo durante quince meses llevando adelante la responsabilidad de ser el Dirigente Nacional. Eso es lo más bonito que me llevo de esta experiencia.

Nada más, muchas gracias Puerto Rico por la impagable oportunidad que me han dado de representar a su país y de sentir en primera persona lo que significa ese maravilloso cargo.

Paco Olmos. Entrenador de baloncesto.”

ACB.COM

Últimos artículos relacionados con Paco Olmos
Últimos artículos del autor



© ACB.COM, 2001-

Aviso Legal - Política de cookies - Política de protección de datos