Artículo

Willy Hernangómez: Una visita con regalo
Justo el día en el que sus padres fueron a verle, Hernangómez realizó un partido histórico (43 val). "El mejor partido de mi carrera y una semana mágica. Tienen que venir a verme más, son talismanes". Lo hizo para tumbar a un Barça que le motiva y tras ser MVP en Eurocup. Así lo vivió el héroe de San Pablo



Redacción, 8 Dic. 2014.- “Tenéis que bajar más a verme, eh”, les decía tras el partido a sus padres. Acababan de visitarle en el día más grande de su hijo en toda su carrera.

Willy Hernángomez es el nombre del día. Del finde, del puente, de la semana y casi casi de la temporada tras su exhibición descomunal frente al FC Barcelona, en la que sumó 29 puntos, 13 rebotes, un tapón, dos robos y 13 faltas recibidas para llegar a los 43 de valoración. Victoria e historia, dos en uno.

“Me he sentido muy cómodo con mis compañeros, muy agusto. Estoy contento de conseguir la victoria y de poder haber jugado tan bien”, comenta con normalidad, como si su actuación se viera todos los días. No. En realidad, no.

Mejor actuación en Liga Endesa en dos años. Mejor actuación de un jugador del club sevillano en ocho. Mejor actuación de alguien de su edad -20 años- en toda la historia, superando en precocidad a Ferrán Martínez. No puede ser un partido más. “Claro que estoy contento por batir récords, por así decirlo, pero no me obsesiono con eso. Son datos que me enorgullecen, claro, ya que significan el resultado de un trabajo que salió bien. Sin embargo, solo son estadísticas y no quiero pensar mucho en ellas. Prefiero hacerlo en que vinieron muy bien esos números para ganarle al Barça”.

ACB Photo/B. Pérez


Hernangómez, cedido por el Real Madrid y de corazón blanco, escogió precisamente el encuentro frente al FC Barcelona, máximo rival del club madridista, para hacerse más grande que nunca. “Siendo sincero sí que contra ellos es muy especial ganar y jugar bien. El Barça es un rival frente al cual tengo ganas de jugar porque mi corazón es madridista”.

Se da la circunstancia de que Guillermo venía precisamente de hacer su mejor partido del año esta misma semana en Eurocup, frente a la Virtus Roma, con 21 puntos, 7 rebotes y 31 de valoración, cifras que le valieron ser el MVP de la semana. “Es una semana mágica”, afirma. Y no duda en reconocerlo: “Sí, la respuesta es clara. Hasta el momento este es el mejor partido que podido hacer hasta ahora en mi carrera. Estoy muy feliz”.




De noche, viendo el derbi madrileño entre Tuenti Móvil Estudiantes y Real Madrid, el jugador bromeaba por Twitter, pidiéndole a su amigo Reyes que se relajara un poco. Quiere ser Jugador de la Jornada y se lo ha puesto muy difícil a los que tienen que jugar este lunes para batirle. “Sería la culminación a una semana que no olvidaría fácilmente, muy especial. Pudimos ganar el miércoles en Eurocup jugando un buen partido y este domingo también. Sin duda, supondría un premio al trabajo bien realizado el poder ser Jugador de la Jornada 10”.



Hernangómez vive en una nube desde el final del partido. No solo hubo el ya habitual baile de celebración en el vestuario. Su móvil no dejó de sonar. Hasta Pau Gasol le dio la enhorabuena por las redes sociales. “Me han escrito muchas personas del entorno del básquet felicitándome por la victoria y por el partido que pude hacer. Tenía mensajes de compañeros como Reyes o Llull. También hablé con Darden. Me felicitaban y me decían que siga trabajando en buena línea sin descentrarme. Son grandes consejos de grandes jugadores”.




Al terminar el partido, la recompensa de un buen salmorejo. Tocaba encuentro familiar. “Tras el rato alocado después del partido, con la gente felicitándome por el partido, me he ido con mi familia a disfrutar lo logrado. Para una vez que vienen han ido a ver un buen partido, ¿no? Estaban mi padre, mi padre y un amigo de Madrid. Ya les he dicho que tienen que venir más… ¡vaya talismanes!”. Y nada mejor para la familia que ver a Juancho sumando para el Tuenti Móvil Estu en la victoria al Barça. El tuit de su hermano, absolutamente genial, era el cierre perfecto a un día inolvidable para los Hernangómez.




Calma, mesura y trabajo

“Colosal, doctorado, histórico, próxima estrella, el futuro ya está aquí, el futuro ha llegado...” y hasta “Billy el Niño”. Los titulares de prensa no se cortan a la hora de valorar el partidazo del jugador del Baloncesto Sevilla, que pide calma y mesura. “No ha nacido una estrella ni mucho menos. Soy un jugador al que le gusta trabajar, seguir mejorando e intentar aprovechar los minutos. Estoy contento por mi partido pero no por ser una nueva estrella ni por nada de lo que he leído ahora por Twitter”.

Hernangómez recuerda que hasta hace poco se hablaba de su irregular inicio liguero. “Yo mismo era consciente de que no había empezado la liga de la mejor manera pero soy un jugador que si salen las cosas así sigo trabajando, lo haré vaya todo muy bien o vaya todo muy mal. Continué en la misma línea, sin pensar en estar jugando mal o preguntarme qué pasaba. Y mira, poco a poco están llegando los resultados, ahora toca mantener una línea alta”.

ACB Photo/B. Pérez


El jugador reconoce estar muy cómodo trabajando codo a codo con Audie Norries, con el que está aprendiendo a pasos agigantados. “Audie está siempre encima nuestra y nosotros aprovechamos tener una estrella en cuanto a pívots de España. Y hasta del mundo diría. Nos enseña muchas cosas, nos intenta trasmitir la visión de juego que tenía él y yo intento aprender lo que él me enseña. Estoy muy contento por poder entrenar con él en España”.

El pívot es consciente de que no todos los partidos van a ser tan redondos, pero busca una línea ascendente para ir creciendo como jugador y explorar los límites de un techo que aún parece muy lejano. “Espero que quede muy lejos, claro. Solo soy un chaval de 20 años que está empezando a jugar y tengo muchísimo que mejorar. Además, tengo las ganas para seguir haciéndolo”.

Un día después de ser el héroe en San Pablo, en plena resaca aún de pura felicidad, Willy Hernangómez reconoce que mirará de reojo el sorteo del Eurobasket 2015. Con partidos así, verle jugando en él no es ninguna quimera. “Este verano tuve una grandísima oportunidad de poder conocer a la selección, lo cual me sirvió de premio por trabajar muy bien ese año. Ahora sería un sueño poder defender la camiseta española y voy a seguir trabajando muy duro esta temporada. Ojalá en un futuro pueda tener la oportunidad de estar ahí”. La que puede liar como vayan sus padres a verle...

ACB.COM

Últimos artículos del autor



© ACB.COM, 2001-

Aviso Legal - Política de cookies - Política de protección de datos