Artículo

Quino Colom, la pieza que encaja a la perfección
Si hay algo que se acerca a lo sublime es la comunión que hay entre el Bilbao Basket y Miribilla. No se entiende la existencia de uno sin el otro. Con la llegada de Sito Alonso y su sistema el equipo está volando, pero para ello hacía falta despejar la X de la siempre complicada ecuación baloncestítica. Quino Colom, la pieza que faltaba...

Colom, dando órdenes (ACB Photo / Arrizabalaga)

Redacción, 18 Dic. 2014.- ¿Soñar? Por ahora es gratis. ¿Ponerse límites? La gente de Bilbao nunca ha incluido esa palabra en el diccionario. Cuartos en la clasificación de la Liga Endesa, a una victoria del FC Barcelona y del Real Madrid y a dos del liderato. Ocho triunfos en su haber y tres derrotas que no empañan para nada la buena imagen que está mostrando el equipo de Sito Alonso.

Este es el Currículum Vitae que presentan 'Los Hombres de Negro' a día de hoy. Esos que no le temen a nada ni a nadie. Esos que proceden del norte. Esos que ante grandes problemas buscan grandes soluciones. Esos que están comandados por el mejor Quino Colom jamás visto.

El base andorrano está disfrutando como un niño. Él hace de enlace entre la gran experiencia de Raül López y las ganas de comerse el mundo de Tobias Borg. Son los tres timones del nuevo proyecto bilbaíno, en donde el vértigo está fuera de su vocabulario.

"Me estoy sintiendo muy cómodo, sobre todo porque nunca he tenido compañeros con tanta calidad", dice el jugador. "Todo el mundo conoce a Raül (López), es uno de los mejores bases españoles de toda la historia y es un lujo entrenar y aprender de él todos los días, y Tobias (Borg) es un jugador con muchísimo futuro y que se está adaptando poco a poco a la Liga Endesa y creo que cada día lo irá haciendo mejor", explica sobre los compañeros que comparten posición.

Los bases bilbaínos intercambian posición (ACB Photo / Arrizabalaga)

Colom ha reconocido que Sito Alonso fue una de las piezas claves para aterrizar en Bilbao, y que a pesar de que se incorporó tarde "y la gente pensaba que por este hecho las cosas no iban a funcionar al principio", siempre ha facilitado las cosas. "Hemos podido importar a la pista sus pensamientos y sus ideas", confiesa.

Las asistencias de Quino Colom
TemporadaEquipo Partidos JugadosAsistencias
2008-09CAI Zaragoza59
2009-10Montakit Fuenlabrada3563
2010-11Montakit Fuenlabrada34120
2011-12Montakit Fuenlabrada34112
2012-13Montakit Fuenlabrada3484
2013-14Movistar Estudiantes34131
2014-15Bilbao Basket1158


Los números no engañan. Con tan solo once partidos disputados, el internacional español en categorías inferiores casi tiene la mitad de pases a canasta que en su mejor año. "La mayoría de mis asistencias son buenas porque mis compañeros las hacen buenas", comenta quitándose méritos. El éxito, según él, llega porque tanto Sito como sus compañeros se lo están poniendo "muy fácil, ya que cuando juegas con gente de tanto nivel a veces las cosas no son tan complicadas".

La ecuación con Colom sale a la perfección. Con el sistema que propone el entrenador, que facilita las cosas, la dinámica empieza a ser fluida, y cuando esto sucede el estilo de juego del andorrano es la solución. Tanto es así que contra el Madrid desplegó su mejor repertorio.



Dos pases sin mirar que se colaron en la sexta y en la segunda posición, respectivamente, de un Top7 KIA espectacular. "Es algo que no se busca pero que cuando sales no está mal, es una anécdota divertida y siempre gusta que haya alguna jugada bonita para la gente, y más si es en casa y que todo el mundo la pueda disfrutar", añade.

A los que han seguido su trayectoria desde las categorías de formación no les debe sorprender, ya que el atrevimiento y la picardía siempre le han acompañado. "Durante toda mi vida siempre había hecho jugadas de estas pero en ACB me había calmado un poco más porque cuando no salen bien la bronca que te llevas suele ser muy grande", explica entre risas, pero que con la confianza que tiene y con "el equipo sabiendo a lo que juega salen las cosas más fáciles", acaba.



Factor Miribilla

Gracias al show de Quino Miribilla volvió a vivir una de sus noches épicas. "Nunca había visto un pabellón así. Fue todo rodado. Venía el Madrid y la gente nos arropó y estuvo con nosotros desde el primer momento, y encima empezamos con una gran diferencia y dando espectáculo con un juego muy vistoso", recuerda.

Y es que hasta cuando las cosas se pusieron más complicadas "nos animaron y eso nos hizo dar un paso adelante y ganamos el partido con solvencia. Fue importantísimo el efecto Miribilla", confiesa el director de juego.

Era un partido clave, venían de caer en el derbi contra el Gipuzkoa Basket y "de hacer nuestro peor partido de toda la liga, de no tener la intensidad que busca Sito en nosotros, por ello sabíamos que teníamos que dar un paso adelante y qué mejor que cuando viniera el Real Madrid, uno de los mejores equipos de Europa para mostrarlo ante nuestro público".

¿Presión por volver a la senda del triunfo? "Presión no", sentencia. "Creo que más motivación que jugar contra el Real Madrid ante nuestro público y con el ambiente que había, no puede haber". Además, tras el tropiezo en la Jornada 10 de la Liga Endesa ante sus vecinos "fue la semana que mejor trabajamos de todo el año. Hubo mucha intensidad y empezamos a recuperar gente importante", añade. "Estamos aportando todos y ese es el secreto de este equipo. Nos hemos repuesto de las bajas porque hay muy buenos jugadores en todas las posiciones".

¿Objetivo Copa del Rey?

"Con todo lo que había pasado en verano que no se sabía si el club iba a desaparecer o no, lo que queríamos solamente era que se hablara de baloncesto en la ciudad y que las cosas estuvieran calmadas. Ese era el objetivo", explica Quino Colom.

Abrazo de bases, tras la victoria en el Gran Canaria Arena (ACB Photo / M. Henríquez)

El base, que vive desde dentro la experiencia y el día a día del club cree que lo han conseguido: "La gente está disfrutando con el juego del equipo". Y para ellos, por su comunión con la grada, es lo importante. "Queríamos ir partido a partido y dar el 100% en todos", confiesa, "eso era lo que nos podía llevar a jugar la Copa". Pero que a principios de temporada, con todas la nubes situadas en el cielo de Bilbao, no era el objetivo primordial.

"Al final es algo que le gusta a todo el mundo. Estamos muy contentos de estar en la lucha y esperamos poder conseguirlo". Con dos victorias de margen con el corte, los de Sito Alonso tienen bastantes posibilidades de acabar viajando a Gran Canaria para jugar el torneo más emocionante del baloncesto europeo.

Su decisión veraniega

"Había oído hablar a algunos de mis compañeros como Marko Banic y Salva Guardia de que en Bilbao se vivía un ambiente especial", dice el andorrano. Pero en aquel momento su experiencia en Bilbao se reducía a los partidos como visitante. No era suficiente. Y tras su decisión y su aterrizaje en la ciudad pudo comprobarlo: "Hasta que no estás aquí no lo notas", añade.

"El ambiente en el equipo es muy bueno y la comunidad con la afición, que es lo que nos ayuda a seguir adelante cada día, también es magnífica", explica el base nacido en 1988. Ellos son el sexto jugador y son "los que nos están haciendo sobreponernos a tantas lesiones que hemos tenido", comenta agradecido al siempre importante esfuerzo de la grada.

En verano hubo muchos interrogantes sobre la continuidad del equipo en la ACB, pero Quino no tenía dudas. Era una gran oportunidad en su carrera. "Con las ofertas que tenía, lo arriesgado era no venir aquí", explica. "Era un equipo que ya contaba con cuatro grandísimos jugadores como Mumbrú, Raül López, Hervelle y Bertans, y luego también se ha quedado Germán Gabriel, y ya con esa base tenía buena pinta para conseguir victorias", añade.

Presentación de Quino Colom (Bilbao Basket)

La razón. Vine aquí porque el Bilbao Basket es un equipo que compite muy bien y gana partidos. Esa era la principal razón. Es un gran club y al venir lo he corroborado y estoy muy contento de la decisión tomada.

Y es que bastantes ojos que observan el día a día de la competición tenían el interés puesto en la firma final de Colom. Sabiendo que el club de su vida, de su país, de su corazón, había ascendido a la Liga Endesa, muchos tenían la curiosidad de si acabaría vistiendo el azul andorrano.

"Ellos estaban muy interesados en Víctor Sada desde el principio y yo cuando supe del interés del Bilbao Basket no quise mirar mucho más porque era una oferta que me gustaba y me atraía mucho. Todo salió como queríamos", explica.

Ahora están de moda las vueltas a casa en el mundo del baloncesto. El romanticismo ha regresado a las pistas y a veces cobra más importancia el jugar para el equipo que más quieres que para el que mejores condiciones te pone. La mayoría de estos casos surgen en jugadores veteranos y en el tramo final de sus carreras. El caso de Colom es diferente. Con 26 años recién cumplidos los glóbulos que corren por sus venas son naranja color pelota.

"Ahora no pienso mucho en eso. Estoy muy contento en el Bilbao Basket. Es el club en el que más contento he estado y ahora mismo solo pienso en estar aquí y en poder disfrutar de este año y en el futuro ya se verá", responde dando un mensaje tranquilizador a su afición actual. "Cuando sea bastante más mayor o cuando las circunstancias se den sí que podría ir allí porque es mi casa. Pero ahora no pienso en una salida del Bilbao Basket. Estoy muy a gusto aquí", sentencia.

Aún así, el apellido Colom sigue estando representado en el MoraBanc Andorra. No por Quino, sino por Guillem, su hermano pequeño. ¿Seguirá siendo 'el otro' mucho tiempo o podrá superarte? "Espero que me pueda desbancar y que pueda jugar muchos años en la Liga Endesa, está dando un salto de calidad muy grande en los últimos años y ya ha podido debutar y está jugando a un muy buen nivel en la liga EBA, siendo incluso MVP. Va por muy buen camino, lo que pasa que cuando eres joven cuesta y más cuando el equipo no va del todo bien". Sin duda, no hay mejor 'scouting' que un propio hermano.

Aunque no fichara en verano por el MoraBanc Andorra no tardó mucho en visitar el pabellón que lo vio crecer y madurar como jugador. En la Jornada 2 de la reciente Liga Endesa el Bilbao Basket visitaba el Poliesportiu del Molt Il·lustre Govern d'Andorra. "Ha sido el partido más especial que he jugado nunca. Me vi entrenando en el pabellón donde yo entrenaba cuando tenía diez años y de repente miro a un lado y tenía a gente como Raül López, Mumbrú o Marko Todorovic. Hace unos años estaba jugando aquí con amigos y ahora estoy aquí con estos pedazo jugadores", comenta recordando aquel emocionante día: "Era el primer día, el regreso del MoraBanc Andorra después de 18 años, estaba mi familia en la grada, mi hermano en el banquillo. Fue muy especial todo, y al final pudimos ganar con un tiro de Hervelle en el último segundo". El mejor final posible para un día histórico del pequeño país de los Pirineos.

Colom, marca Andorra (ACB Photo / Albert Martín)

No se acaba aquí

Colom no solo hace de enlace entre Raül López y Tobias Borg en el puesto de base, sino que él, Latavious Williams y Dairis Bertans están en la frontera entre la veteranía y la juventud. Dos generaciones muy marcadas que le dan a Sito muchísimas posibilidades.

Por un lado, Mumbrú, Hervelle, Raül López y Germán Gabriel, y por otro, los dos Todorovic (1992 y 1994), Borg (1993), Mendía (1994), Andjusic (1991) y Wragge (1990).

"Somos un equipo muy joven y también tenemos gente veterana que nos están ayudando mucho. Son jugadores que siempre han jugado a buen nivel y que han estado en grandísimos equipos, tienen la experiencia suficiente como para guiarnos por el buen camino y para apretarnos cuando nos tengan que apretar. Es una mezcla muy buena. Bilbao tiene mucho futuro".

Veteranía, juventud y Quino Colom, la pieza que faltaba.

Álex Conde
ACB.COM

Últimos artículos relacionados con Quino Colom
Últimos artículos relacionados con C.D. Basket Bilbao Berri
Últimos artículos del autor



© ACB.COM, 2001-

Aviso Legal - Política de cookies - Política de protección de datos