Nota de agencia

Nuevo cara a cara entre el Real Madrid y el FC Barcelona
El Real Madrid y el FC Barcelona se volverán a ver las caras. Será el jueves, en Euroliga, y en el Palacio de los Deportes de Madrid. Los culés, que aún no han ganado a domicilio, aceptan el reto

Redacción, 4 Feb. 2015 (EFE).- El Real Madrid y el FC Barcelona van a jugar este jueves, en la sexta jornada del Top 16 de la Euroliga, el tercer clásico de la temporada con un claro sabor a revancha tras la victoria madridista en la Supercopa Endesa y la azulgrana, hace poco más de un mes, en la competición doméstica.

Embutido en las interminables catorce jornadas del Top 16, en la sexta, este clásico con aureola continental es importante pero no es trascendental, aunque todo lo que sea un duelo directo entre madridistas y azulgranas trasciende por encima de cualquier resultado.

Pablo Laso tiene a casi todos sus jugadores a su disposición. KC Rivers acaba de tener una gastroenteritis y será duda hasta el último momento. El descarte habitual del técnico en los últimos partidos en Europa ha sido el tunecino Salah Mejri, pero hasta la hora del partido no tomará el técnico una decisión definitiva.

ACB Photo

La derrota en Tel Aviv, ante el Maccabi, de la semana pasada es otro de los aspectos que tendrá su influencia sobre el clásico. No porque haya dejado secuelas en los madridistas, se supone, sino por la reacción que se presume a los jugadores de Laso, tras un gran inicio y una incomprensible caída en su juego posterior en la capital israelí.

La derrota en Liga en el Palau, el 28 de diciembre (76-68), fue "un punto de inflexión" según Sergio Rodríguez y "toda una lección" según Jaycee Carroll. Desde entonces el Real Madrid mejoró notablemente, sobre todo en defensa.

Ahora, con la Copa del Rey casi en vísperas (Las Palmas, 19-22 de febrero) la victoria del clásico otorgará favoritismo a su protagonista y creará dudas razonables en el que salga damnificado. Nada nuevo tras un choque entre entrañables enemigos.

Además de acercar un poco más el pase a los cuartos de final y al factor campo, en el playoff al mejor de cinco partidos, que es el verdadero objetivo de ambos equipos a estar alturas y en esta competición. Aunque un Real Madrid - FC Barcelona, o viceversa, siempre sea algo más.

El FC Barcelona intentará mañana (20.45 horas) asaltar el Palacio de los Deportes de la Comunidad de Madrid con el objetivo de sumar su primera victoria a domicilio en este 'Top-16' de la Euroliga y acercarse un poco más a la primera plaza del Grupo E.

Real Madrid y Maccabi Tel Aviv comparten el liderato, con un balance de 4-1, tras las cinco primeras jornadas. El Barça, en cambio, acumula ya dos derrotas -en la cancha del Alba Berlín y en la del Maccabi- y un nuevo tropiezo mañana lo alejaría un poco más de la cabeza.

El equipo de Xavi Pascual, que ayer renovó como técnico barcelonista hasta 2017, debe luchar contra sus propios fantasmas: los que le han llevado a sumar solo un triunfo lejos del Palau (en la Liga Endesa contra el MoraBanc Andorra) en sus últimos ocho desplazamientos.

El Barça ha acusado durante las últimas semanas las lesiones de tres de sus exteriores, Juan Carlos Navarro, Brad Oleson y Alex Abrines, y esa falta de recursos desde el perímetro le han convertido en un equipo irregular e inseguro en cada visita.

Abrines reaparecerá ante el Real Madrid tras perderse los dos últimos compromisos por una gripe, Navarro aun se encuentra recuperándose de una nueva rotura muscular y Oleson prácticamente restablecido de su lesión de tobillo, está pendiente del alta médica.

El escolta de Alaska podría sentarse mañana en el banquillo, pero es poco probable que pueda reaparecer, aunque sea durante unos pocos minutos, en un partido tan exigente como el que su equipo disputará ante los de Pablo Laso.

Ante la falta de efectivos en la línea exterior del equipo, ha emergido, en este último tramo de competición, la figura creciente de Mario Hezonja, MVP de la última jornada en la Liga ACB tras ejecutar a La Bruixa d'Or Manresa con ocho triples sin fallo.

La progresión de 'Super Mario' ha sido la noticia positiva entre tanto infortunio azulgrana, y el gran momento de forma del alero croata será una de las bazas del conjunto catalán para lograr derrotar al eterno rival por segunda vez esta temporada.

Las pasadas Navidades, el Barça ya doblegó al Real Madrid (76-68) en el Palau, en el partido de la primera vuelta de la Liga Endesa, donde la defensa y el dominio del rebote defensivo fueron las claves.

Mañana volverán a verse las caras el segundo y tercer mejor ataque de la Euroliga, puesto que el Real Madrid promedia 86,2 por partido y el Barcelona, 84, dos registros solo superados por el CSKA de Moscú (89,7).

Pero más allá de la inspiración ofensiva de los exteriores como Hezonja, Huertas, Rudy, Llull, Abrines, Sergio Rodríguez y compañía, el dominio de los tableros volverá a ser clave.

En este apartado, dos nombres propios brillan en la competición: el azulgrana Ante Tomic (11,3 puntos y 7,5 rebotes por partido y MVP de la pasada jornada) y el madridista Felipe Reyes, quien se ha convertido en el máximo reboteador histórico de la Euroliga y que esta temporada promedia 12 puntos y 6,6 capturas en esta competición.

Del papel de ambos y de las ayudas que reciban en el juego interior por parte de Pleiss, Lampe, Doellman, Bourousis, Ayón y Mejri dependerá buena parte de la suerte de sus respectivos equipos.

Últimos artículos relacionados con Real Madrid C. De F.
Últimos artículos relacionados con F.C. Barcelona



© ACB.COM, 2001-

Aviso Legal - Política de cookies - Política de protección de datos