Artículo

El sueño hecho realidad de Ricky Rubio
Es el espejo en el que todos los niños se miran. Ricky Rubio fue el primer MVP de la Minicopa Endesa, y ahora, desde Minnesota en la NBA, quiere desear suerte a todos los jugadores contándoles su experiencia: "Que disfruten. Es un recuerdo que me voy a llevar para toda la vida"



9 Feb. 2015.- "¿Imaginar que un año y medio después debutaría en ACB? La verdad es que no", dice el actual base de los Timberwolves de Minnesota en la NBA. Ricky Rubio fue el primer MVP de la Minicopa. Él abrió la primera edición de este consolidado torneo a lo grande. Fue en Sevilla, en 2004, y ahora es uno de los bases más prestigiosos de la NBA.

Hoy, muchos de esos niños quieren soñar lo mismo que su ídolo. Quieren jugar la Minicopa Endesa y algún día llegar a lo más grande y debutar en la Liga Endesa. Todo es posible. "Que 43 jugadores que hayan jugado la Minicopa hayan jugado en la Liga Endesa es un número muy alto y eso dice de la calidad del torneo", comenta el de El Masnou. Los datos afirman que los sueños se pueden cumplir.

Ricky Rubio se levanta entre varios rivales durante la Minicopa 2004

"La cantera en España se trabaja muy bien y estos equipos dan la oportunidad a estos jugadores ya desde pequeñitos. Son muchos jugadores y espero que hayan muchos más", afirma el catalán. Aunque lo primero es lo primero. "¿Qué le diría a los niños que disputan la Minicopa esta temporada? Una cosa clara, que disfruten como hice yo, que es un recuerdo que me voy a llevar para toda la vida", recuerda.

La Copa del Rey es uno de las citas más importantes a nivel mundial en el mundo del baloncesto, y cada año, su evento paralelo, la Minicopa Endesa, coge una mayor importancia, es por ello que tienen que disfrutar de esos días. "Que se lo pasen bien, que aprovechen cada momento para aprender y que ganen. Que disfruten pero no solo de la Minicopa, también de la Copa del Rey y de todo el ambiente que hay, que es una semana o un fin de semana de baloncesto espectacular y para amantes del baloncesto como yo es algo que se te queda", aclara Ricky.

El base tiene la cabeza llena de recuerdos de aquel 2004. "Mis recuerdos de la Minicopa en Sevilla son muy buenos, era el primer torneo importante que jugaba con mi club", explica. El ex jugador del FIATC Joventut y del FC Barcelona aprovechó también para ir a ver a los mayores. "Me acuerdo de estar en las gradas de Sevilla y ver todo, cuartos de final, semifinales y que llegaran a la final, donde perdieron contra el Baskonia. La verdad es que te ibas del partido pensando 'ojalá que algún día pudiera estar yo allí'", dice ahora con la sonrisa en la cara.

Ricky rindió de manera sobrenatural. El base enamoró a todos los allí presentes con su prematura calidad, ganando el título y llegando a hacer 48 de valoración en 21 minutos en un partido, fruto de 30 puntos, 8 rebotes, 8 recuperaciones y 15 faltas recibidas. "Los números de ese partido fueron muy buenos. En el inicio del primer partido íbamos con muchas ganas. Me acuerdo que los periodos eran un poco más cortos de lo normal e íbamos a todas", recuerda. Aunque el jugador de Minnesota reconoce, riendo, que no recordaba los números.

"Era la primera vez que se jugaba y todos estábamos muy contentos porque formábamos parte de la Copa del Rey", comenta Rubio, que a pesar de tener el sueño de llegar a profesional "no pensaba en jugar con los mayores tan temprano. Fue un sueño hecho realidad".

ACB.COM

Últimos artículos del autor



© ACB.COM, 2001-