Artículo

José Manuel Calderón: El lado bueno de las cosas
Viajar a Nueva York es un sueño para cualquier ser humano. Hacerlo y jugar en los Knicks lo es para todo jugador. Sin embargo, los sueños a veces se tiñen de matices grises que los enturbian. Bien sabe de ello el base Jose Manuel Calderón. El jugador español vive en los Knicks una temporada compleja y que analiza de manera honesta y reflexiva como pocos pueden hacer: Como cantaba Van Morrison y los Monty Python, José Manuel Calderón también ve el lado bueno de la vida

Redacción, 10 Feb. 2015.- Con una carrera sólidamente construida a base de sacrificios y esfuerzos, y en donde el éxito personal siempre ha estado unido al colectivo, la temporada 2014-2015 de José Manuel Calderón está siendo todo un desafío en muchos sentidos. El base extremeño de New York Knicks y de la selección española vive un contraste de sensaciones. Dulces por vivir en una ciudad mágica y competir en un equipo donde todos lo querrían hacer... pero también amargas, porque vive una actualidad extraña y, para muchos históricos del baloncesto que siempre vieron a grandes Knicks, inimaginable.

Foto EFE

José Manuel Calderón no elude esta realidad y su primera reflexión incide en lo más evidente: "es una temporada rara". Pese a ello, el jugador reconoce que "también sabíamos que iba a ser una temporada de medio transición y, sobre todo, en la que todo nos ha costado demasiado. Hemos tenido demasiadas lesiones, demasiada inconsistencia...".

Una irregularidad que ha llevado a los Knicks a un mal registro global y que aceleró la reconstrucción del equipo con los recientes traspasos de JR Smith y Iman Shumpert a cambio de prácticamente nada. Sin embargo, José Manuel Calderón ve en este momento un punto de inflexión en el año y señala que "hemos fichado a tres jugadores que no teníamos a principio de temporada, que venían por contratos de 10 días, que han hecho que estemos entrenando con normalidad, que aportan cosas y que, cuanto menos, hacen que juguemos con regularidad en cuanto a alineaciones y manera de jugar".

Quizá el curso deportivo no está yendo todo lo bien que el jugador desearía, pero, al menos, José Manuel Calderón ha dejado atrás sus problemas físicos y cada día se siente más cómodo en el equipo e incrementa su aportación en la pista. "Yo estoy bien, contento. Físicamente creo que estoy mejor que nunca". Calderón, además, añade que pese a las derrotas se encuentra "contento, porque al final parece que las cosas van cambiando y vamos ganando más partidos y se hace más llevadero, pero es duro y complicado el estar y ser muy positivo cuando pierdes tantos partidos". Al respecto, Calderón considera que "al final, cuando eres un jugador profesional y trabajas para ganar, el perder es siempre complicado, pero hay que seguir y esa actitud es la que me ha llevado a estar tantos años en la liga y con la que hay que seguir".

En la siempre difícil ciudad de Nueva York, la temporada está siendo analizada desde muchos puntos de vista y, en ocasiones, sacando tanta punta al lápiz que la crítica ahonda profundamente. Pero no sólo crítica en la prensa, sino también en los siempre exigentes aficionados de los Knicks. "Es normal que la gente sea crítica cuando tu equipo pierde, pero hay que ser realistas", declara Calderón aludiendo a la juventud de la plantilla y los problemas de lesionados como elementos que añadir al cúmulo de circunstancias adversas a las que ha hecho frente el equipo. Sabedor de lo complejo que es el deporte profesional, Calderón piensa que dentro de toda esta vorágine, incluidos fans, "hay de todo: gente que te adore, gente que te odie y gente que hará las bromas que quiera... pero eso va con el trabajo", señala en alusión a los aficionados que recientemente salieron con bolsas de papel en la cabeza.

Cierto que el equipo ha mejorado su balance, también el regreso tras la lesión de Carmelo Anthony ha ayudado a ello, pero todo esto no evita perder de vista la perspectiva de la temporada y hasta el propio Phil Jackson, General Manager de los Knicks, salió públicamente a pedir perdón y asumir la totalidad de la culpa de lo que ha acontecido. Gesto responsable que busca quitar presión a los jugadores, pero con matices. "Todos somos mayorcitos y sabemos hasta dónde se puede llegar", apostilla el base de los Knicks.

Y es que no va con José Manuel Calderón lo de buscar muchas excusas y por ello el jugador afirma que tanta derrota "se lleva mal. Cada vez que te haces un año más mayor te cuesta más el perder partidos". Pese a todo, el jugador sabe que la NBA es así y que lo que hoy es negro, mañana puede ser blanco porque si algo tiene esta liga eso es lo efímero del momento. "Todo cambia muy rápido", asegura un Calderón que sabe que "hay que tener paciencia" y acabar de la mejor forma posible la temporada.

Foto EFE

Ser importante en un futuro esperanzador

Palabras sabias y reflexivas de un jugador al que el destino le volvió a cambiar la vida este verano cuando pasó de estar cómodamente instalado en Dallas a tener que hacer las maletas rumbo a Nueva York. El cambio, si bien deportivamente no ha sido todo lo positivo que podía desear, ha deparado un nuevo estilo de vida en la ciudad más global del planeta. "Es una ciudad y un equipo histórico", afirma un base que busca el lado positivo de la temporada asegurando que, "después de una temporada tan mala, que estés a nueve partidos y medio de los Playoffs da que pensar".

Quizá no dé para mucho más la temporada, pero el español eleva esta reflexión al futuro señalando que, "con el dinero que se va a tener este verano, fichando a dos o tres jugadores en condiciones, creo que no vamos a estar tan lejos de los de arriba". Y claro está, en ese futuro se quiere ver José Manuel Calderón por muchos rumores de traspaso que hayan habido... y pudieran haber hasta el trade deadline. "Es lógico que pueda pasar, porque sólo hay tres jugadores con contrato y si existen rumores sólo pueden haber de los tres con contrato para el año que viene", señala el jugador.

"Estamos a dos semanas y no sé qué pasará, no tengo ni idea. No es fácil a estas alturas un cambio, pero todo puede ocurrir y si pasa esto es lo que hay. Sólo quedaría intentar encontrar el sitio donde pueda estar cómodo", señala un jugador que, en cualquier caso, reconoce que es en Nueva York donde quiere "acabar mi carrera a ser posible... o ya veremos, porque me quedan dos años de contrato todavía al máximo nivel".

Lógicas palabras de un José Manuel Calderón que ve entre medias que "se está construyendo algo" de cara al futuro en Nueva York, y donde quiere estar formando parte de un "algo" que sueña que sea importante.

Quizá para ello el equipo necesite dos o tres piezas. Muchos nombres suenan para el equipo más mediático (junto a Lakers) de la NBA y entre los que está Marc Gasol. Su nombre ha salido para casi la totalidad de los 30 equipos de la liga, pero es en Nueva York donde está el epicentro de sus pretendientes. Con o sin conversación para captarle, tan normal es preguntar a Calderón por esta posibilidad, como es comprensible su respuesta. "Si preguntas a los 30 equipos, seguramente los 30 quieran a Marc Gasol; pero no todos lo podrán tener y habrá que esperar a verano para ver qué pasa".

Foto EFE

Calderón: "La Liga Endesa cada vez es más competitiva"

Pese a la distancia, José Manuel Calderón no pierde detalle de la actualidad de la Liga Endesa y, especialmente, la del Laboral Kutxa, el equipo donde tanto tiempo estuvo. "Es raro no ver a Baskonia en la Copa del Rey, pero es verdad que ha sido un año raro para ellos, con muchos cambios: el entrenador, las lesiones, cambios de americanos... A veces pasa; la liga cada vez es más competitiva y, quizá quitando a Real Madrid o FC Barcelona, los equipos siempre se sabe que están muy igualados".

Pese a esa desilusión temporal de no estar en el torneo del KO, José incide en la actualidad baskonista y nos recuerda que "ahora están mucho mejor, están jugando mejor baloncesto, parece que están un poco más asentados y van en una línea mejor de cara al Playoff".

Sorprende la proximidad y el análisis que hace el extremeño de una liga en la que, eso sí, no se ve a corto plazo. Con o sin Marc, con o sin fichajes de relumbrón, José Manuel Calderón tiene claro que su futuro profesional pasa exclusivamente por la NBA y, pese a que sigue la actualidad de la Liga Endesa y sus vínculos con ella y España son muy estrechos, no considera por el momento el regresar. "Es algo que todavía no he pensado. Dentro de dos años, que son los que me quedan de contrato, van a ser 35 o 36 años los que tenga y llegará un momento en el que verás físicamente cómo estás y verás realmente qué es lo que puedes aportar allí". Honestidad en sus declaraciones porque entiende que "no es llegar allí (España) e ir a un gran equipo porque puedes aportar mucho. Hay que esperar y ver". A día de hoy "estoy concentrado en lo que queda de temporada y los dos años que me quedan aquí, luego a partir de ahí veremos cuál es la mejor opción", concluye.

Y si volver es mirar a muy largo plazo, lo que no está tan lejos es el verano y la posibilidad de jugar otro campeonato con la selección. "Eso es algo que cuando acabe aquí veré. Depende de cómo acabemos, depende de cómo me encuentre físicamente, tomaremos la decisión, como siempre, pero todavía falta mucho para eso", asegura.

Sin duda que el deseo de José Manuel Calderón está con España y que su compromiso con la Selección está fuera de lugar. Los años le avalan y para su posible participación en verano no hace falta recurrir al estímulo del renacer tras un último torneo del que pretende sacar las correctas conclusiones. "La espinita está ahí, pero creo que esta selección ha dado tantas alegrías que no puedes ganar siempre, y a veces salen mejor o peor las cosas. Está claro que no salió la Copa del Mundo que nos hubiera gustado, pero es lo que hay. No hay que darle demasiadas vueltas y hay que pasar página". Esa es la filosofía de un jugador siempre tan competitivo como optimista. Aun cuando vienen mal dadas las cosas, José Manuel Calderón no pierde la sonrisa y la amabilidad en el trato, y trata de sacar la lectura positiva de la realidad esforzándose para cambiarla. Lo hizo en España, lo ha demostrado en sus 10 temporadas en Estados Unidos y ahora en Nueva York lo sigue haciendo.

Álvaro Paricio
@Alvaropc23
ACB.COM

Últimos artículos relacionados con J.M. Calderón
Últimos artículos del autor



© ACB.COM, 2001-