Artículo

Nikola Mirotic: Un novato atípico
Después de vivir uno de esos momentos que no se olvida, Nikola Mirotic repasa en exclusiva para ACB.COM su llegada a la NBA. Su participación en el All Star, la vida como rookie, su decisión de vivir, sueños y objetivos en una entrevistar donde descubre cómo es ser un Bull en una franquicia histórica

(Foto EFE)

Redacción, 11 Mar. 2015.- Hace escasas fechas Nikola Mirotic vivió una noche especial, el pívot español de Chicago Bulls hizo realidad el sueño de cualquier niño que desee jugar a baloncesto. Como novato participó en el desafío de jugadores de primer año y segundo en un novedoso enfrentamiento donde se midieron jugadores estadounidenses frente a jugadores internacionales.

Un encuentro que si bien no tuvo valor competitivo, Nikola Mirotic sí asegura que sirvió para mostrarse aún más (acabó con 16 puntos y cuatro rebotes) dentro de un país que poco a poco va conociendo las excelencias de su juego. "Estoy contento de poder vivir esta nueva experiencia en mi vida e intenté disfrutar que es lo que realmente se trata. Es muy importante para mí y para mi imagen que mi nombre aparezca ahí y por esa parte estoy contento porque no ha sido nada fácil, sobre todo, porque jugando en un equipo como los Bulls no se juegan tantos minutos", señala Mirotic.

Este fue el punto culminante a una primera parte de la temporada donde ha vivido altibajos, donde ha tenido que cambiar de hábitos y en la que se está adaptando a muchos elementos externos e internos que anidan en la NBA. Medio año desde que llegara a Estados Unidos pero algo más de tiempo desde que tomara la decisión de cambiar el Real Madrid por Chicago Bulls. "Pasaron años jugando en el Real Madrid donde gané dos Copa del Rey, dos Supercopa, una Liga Endesa y también perdí dos Euroligas. Después de todo ello empiezas a sentir que necesitas un cambio y , sobre todo, cuando ves que tienes a un equipo detrás tuyo como Chicago, que pone tanto interés por tí, que te ha drafteado y ha apostado con un contrato de cinco años... yo me sentía, por una parte, obligado a dar este paso porque al final nunca sabes qué puede pasar", argumenta.

Ahora, una vez superado el parón tras el All Star, Nikola Mirotic asegura sentirse "bien, me encuentro bien. Por supuesto que no está siendo fácil, pero estoy contento y disfrutando de mi nueva adaptación. Hay partidos en los que estoy jugando más, otros que juego menos, pero esto es una parte del proceso y lo importante es que estoy bien y la gente está contenta conmigo".

Una afición y organización que se encuentra contenta con un rookie atípico por la edad y un bagaje profesional que ha cambiado el discurso habitual del equipo con el novato. "En este equipo estoy siendo uno más, me están tratando muy bien, han sabido de mi trayectoria en Europa y no me han hecho ninguna novatada. Eso depende del equipo también y de uno como se pone; la verdad es que lo estoy viviendo bien", señala el jugador.

(EFE)

Una nueva liga, un nuevo reto

Eso sí, Nikola Mirotic, pese a ser ya un talento consegrado en Europa y tener un amplio curriculum profesional, no ha quedado exento de pagar el peaje propio de los que aterrizan en una la liga tan diferente como la americana. Mirotic reconoce que "la NBA es un mundo diferente, la vida también es completamente distinta y yo vine aquí porque me sentía preparado y estoy completamente seguro de eso". Los meses parecen darle la razón a un jugador que promedia 7,1 puntos y 4,2 rebotes siendo un fijo en la rotación de Tom Thibodeau.

Nikola Mirotic sabe que probablemente ahora comience lo más exigente y por ello relativiza todo lo vivido hasta ahora. "Ha habido una etapa de la temporada muy, muy buena, donde he estado jugando muy bien y fui rooke del mes de diciembre; luego hubo partidos donde no jugué tan bien y jugué menos, pero todo ello es el proceso de ser rookie y más en un equipo que aspira ser campeón y en el que tiene muy buenos jugadores en mi posición".

No le falta razón al pívot de los Bulls. Los rookies de equipos aspirantes al anillo apenas tienen opciones de demostrar su valía y Mirotic no sólo lo está consiguiendo sino que se ha hecho hueco en la rotación interior junto a Pau Gasol, Joakim Noah y Taj Gibson. Dos All Star y un jugador de la total confianza del entrenador. Quizá por ello Mirotic reconoce que incluso en los malos momentos y en aquellos días donde los minutos caigan "debo tener paciencia porque seguro que en un futuro cercano las cosas van a ir incluso mejor"

Palabras que delatan confianzan en sus posibilidades, pero que también hablan de una percepción positiva de aquellos ojos que le ven desde dentro de la franquicia. Chicago Bulls no sólo ha demostrado confianza en él a través de un contrato sino que la paciencia y serenidad son elementos diarios en un equipo que todavía está descubiendo el potencial máximo que esconde Mirotic.

En esta labor de scouting se encuentra el hecho de haberle visto con cierta regularidad jugando como alero. Lo hizo incluso como titular en ausencia de Mike Dunleavy y el balance hasta la fecha, aunque con altibajos, es positivo para el jugador. "No ha sido fácil, pero ahora estoy en una parte de mi carrera donde están probando en esa posición", señala. Para Mirotic, el verse jugando como alero "ha sido diferente y creo que hice un buen trabajo en este sentido; tal vez las personas se sorprendieron porque lo hice bien y ganamos partidos... aunque algunos partidos no salieron tan bien, es normal". Así pues, todo invita a pensar que verle jugando en la posición de 'tres' no ha sido una cuestión circunstancial sino más bien "por lo que veo y por como están saliendo las cosas, creo que me están viendo en un futuro jugando en las dos posiciones", comenta Mirotic.

Los técnicos han visto cualidades en Mirotic como alero y éste muestra una confianza recíproca en los entrenadores. De Thibodeau, destaca que "es muy profesinal. Es un entrenador muy exigente, que pide el máximo de cada uno y quiere lo mejor para el equipo".

Una exigencia que rompe con el mito de que en la NBA se entrena poco. Thibodeau es uno de los entrenadores que más exprime a la plantilla y por suerte eso no pilló de imprevisto a un Mirotic que asegura que "aquí se entrena mucho". Al pívot español "no me ha sorprendido cómo era por que ya me habían hablado de él pero estoy contento de estar con un entrenador exigente y que te hace entrenar mucho", afirma un Mirotic que destaca la reputación de su técnico "creo que es un entrenador que todo el mundo le respeta y eso habla mucho y bien de él".

(Foto EFE)

En busca del equilibrio y regularidad colectiva

De la temporada completada hasta el momento por el equipo, Mirotic destaca que está siendo "buena, no está siendo mala temporada, porque somos terceros en el Este aún no estando en nuestro mejor momento". El jugador no esconde los problemas que el equipo ha tenido frente a rivales con un récord de victorias en negativo, así como las excesivas derrotas sufridas en casa. Sobre ello, Mirotic señala que "sin lugar a dudas hay habido bastantes irregularidades, pero el equipo está bien, está siendo positivo y con ganas de mejorar". "Estamos unidos y lo más importante es llegar sanos y preparados a los Playoffs", apostilla.

Quizá esa irregularidad esté motivada por los cambios en la plantilla e incluso por las propias lesiones que han afectado al equipo. Sea como sea, la realidad es que Chicago Bulls sigue en un proceso de adaptación donde lo que más destaca es el cambio de mentalidad, pasando de ser un equipo eminentemente defensivo a ser uno de los equipos que más puntos suma en toda la NBA.

Para Mirotic "tenemos un equipo difente este año y es normal que esto suceda a estas alturas de la temporada, pero hay mucho margen de mejora de encontrar un mejor equilibrio en ambas partes de la cancha". De momento, el jugador sabe que "el ataque está siendo mejor, pero seguro que habrá un momento de la temporada en el que no nos irán bien las cosas en ataque y deberemos ponernos las pilas en defensa. Creo que tenemos equipo para ello".

Un equilibrio que debe ser el objetivo conseguir no sólo en el estilo de juego sino también en los resultados. Después de mucho tiempo, Chicago Bulls vuelve a ser candidato al anillo y Nikola Mirotic conoce el camino para tener oportunidades reales de ser campeón. "Hay que ser muy bueno en todos los aspectos: nuestra defensa, nuestro ataque, como trabajamos... tenemos que ser campeones en todo", dice.

Una mentalidad agresiva y ganadora que parece estar incrustada en el ADN de los Bulls y que recuerda al equipo de los anillos en los noventa. "Esa es nuestra manera de ser y este equipo tiene mucho carácter, tiene ganas y hambre de conseguir algo que se lleva mucho tiempo esperando. Tenemos que estar unidos porque estoy seguro que lo podemos conseguir", afirma Mirotic, un novato diferente que trata con paso firme de hacerse hueco en la NBA desde su influencia en un equipo con ansias de anillo.

Sin duda que la misión es tan compleja como atractiva para el bueno de Nikola Mirotic, un hombre que vive un sueño en Chicago "contento, ilusionado y con ganas de seguir haciendo mi trabajo", concluye.

Álvaro Paricio
@Alvaropc23
ACB.COM

Últimos artículos del autor



© ACB.COM, 2001-