Nota de agencia

El comisionado Adam Silver admite que llegó el momento de valorar cambios
El comisionado de la NBA afirmó en rueda de prensa que, después de su primer año de mandato, llega el momento de valorar cambios y podría reducir el número de partidos en la temporada regular

Adam Silver, comisionado de la NBA, durante una rueda de prensa (Foto EFE)

Houston (EEUU), 15 Feb. 2015 (EFE).- El comisionado de la NBA, Adam Silver, al completar su primer año de mandato, admitió en la rueda de prensa previa a la 64 edición del Partido de las Estrellas que ha llegado la hora de hacer cambios.

Especialmente, el gran dilema que tiene sobre la mesa es la reivindicación por parte de los jugadores sobre la necesidad de modificar un calendario de competición que consideran "sobrehumano" con rachas de cuatro partidos en cinco días y noches consecutivas.

"Soy consciente de que el segundo año necesita ser uno en el que nos centremos en la acción y eso es lo que pensamos para el futuro", señaló Silver a los periodistas reunidos en Nueva York. "También que hay variedad de asuntos que necesitan ser estudiados y tal vez darles un nuevo enfoque", agregó.

Silver no tuvo problema en señalar asuntos como el sorteo para determinar en qué colocación quedan los equipos que no han entrada a la fase final para elegir en el draft; modificar el calendario de competición, el pase a la fase final y la presencia de la NBA dentro del baloncesto juvenil.

"Esos probablemente sean los asuntos principales de mi agenda para el segundo año, casi todos ellos relacionados con el juego en lugar de la parte empresarial del deporte. Nuestro lema en la NBA es el juego por encima de cualquier cosa", subrayó Silver.

El asunto de la modificación del calendario no tiene más opción que eliminar los partidos en noches seguidas porque el entrenador de los Spurs de San Antonio, Gregg Popovich, le señaló desde hace tres temporadas el camino a seguir -dar descanso a los titulares-, aunque eso le costó enfrentarse al ex comisionado David Stern y ser multado.

Ahora todos los entrenadores siguen su ejemplo y a la NBA no le queda más remedio que modificar el calendario o los aficionados son los grandes perdedores que en determinados partidos no podrán ver a las estrellas de los equipos visitantes.

"Vamos a acercarnos lo máximo posible hacia la eliminación de los cuatro partidos en cinco noches. Pensamos que podemos hacer una importante reducción. Hemos oído a todos. Depende de varios días en el calendario", comentó Silver.

El año pasado los jugadores pidieron a Silver una ampliación del parón del All-Star con el objetivo de poder descansar algo más a mitad de temporada, algo a lo que el Comisionado de la NBA accedió a la primera petición que le hicieron al llegar al cargo.

Sin embargo, esta ampliación de descanso ha traído también el incremento de los partidos en noches seguidas dado que era necesario programar el mismo número de encuentros en menos días disponibles.

Lo anterior significa que se tendrá que reducir también la pretemporada y finalización más tardía de la temporada regular.

Popovich, uno de los entrenadores que más descanso da a sus jugadores (EFE)

Silver es consciente que tratar de eliminar o reducir de forma drástica los dos partidos en dos noches o cuatro en cinco noches, conllevará cambios en el calendario y por lo tanto deben tener sobre la mesa diferentes opciones.

Pero todo lo que signifique reducir el número de partidos de pretemporada, extender la duración de la temporada regular o tener más programados los jueves y domingos, puede chocar con otros deportes que las cadenas ESPN y TNT también trasmiten.

El fenómeno de perder a propósito los equipos que no tienen opción de llegar a la fase final también se considera que es uno de los problemas que más daño le hace a la competición.

El pasado año los dueños votaron a favor de realizar cambios que eviten que se premie a los peores equipos en el sorteo universitario, pero los votos no fueron suficientes y el sistema continuó igual que desde hace años.

"Lo volveremos a valorar en nuestra reunión de abril", adelantó Silver, lo que abre la puerta a posibles modificaciones para el sorteo del 2016 no para el de este año.

La clasificación a la fase final es otro de los asuntos que genera más polémica y contradicción al ver como equipos con marca perdedora en la Conferencia Este juegan los 'playoffs' y otros de la Conferencia Oeste que la tienen ganadora se quedan fuera.

Sin embargo, Silver dijo que a él le gustaba el actual sistema de división y conferencia y por los tanto no dio a entender que haya cambios en un futuro inmediato.

"Si hubiera una solución simple ya la habríamos aplicado hace tiempo", admitió Silver. "Soy un defensor del sistema de conferencias y divisiones. Se pueden hacer algunos ajustes, pero a la vez tenemos dueños de equipos de la Conferencia Este que quieren seguir igual y dueños de la del Oeste que dicen que es necesario un cambio. Lo vamos a estudiar detenidamente".

Silver también valoró la edad mínima para llegar a la NBA y que piensa que tendría que ser de 20 años y no la de 19 que actualmente está establecida y que defiende el sindicato de jugadores.

La venta de los Hawks de Atlanta, de la que explicó que es un proceso que "sigue en marcha con varios grupos interesados", aunque comentó que no habrá acuerdo inminente, ni tampoco quiso hablar de los problemas relacionados con el "racismo" en el que se vio implicado su dueño, Bruce Levenson, y ex gerente general Danny Ferry.

Sin embargo, Silver definió su primer año al frente de la NBA como un rotundo éxito en varios sentidos, especialmente en el económico, tras lograr la expulsión de Donald Sterling y la venta de Los Ángeles Clippers por 2.000 millones de dólares.

Además de lograr la extensión de los contratos nacionales de TV a nivel nacional que tendrán un costo de más de 2.600 millones de dólares, con relación al anterior contrato.




© ACB.COM, 2001-