Artículo

Alfons Ribas: Minutos de calidad para el chico de la casa
"Fue todo muy agradable. No intentaba ser profesional, simplemente divertirme", comenta a día de hoy ya retirado. "Lo he dejado hace un par de años por falta de tiempo"

Alfons Ribas

Redacción, 25 Feb. 2015.- Gustaba mucho en Girona tener a gente ‘de casa’ en el equipo. Quizás no en un papel muy protagonista, pero sí lo suficiente como para que el público –primero en Sa Costa y luego en Fontajau— tuviese un plus extra de identificación con el equipo que durante años fue conocido simplemente como ‘el Valvi’. Pues bien, Alfons Ribas fue uno de esos jugadores.

No bastaba con rellenar la plantilla con chicos gerundeses para las fichas 11 y 12. Debían tener minutos… siempre que se los ganasen. Y pocos pueden dudar que Ribas lo hacía gracias a su enorme trabajo defensivo. “Siempre vi el baloncesto como algo colectivo, no personal, así es que cuando salía a la pista me dedicaba sobre todo a sumar a favor del equipo, a hacer lo que se necesitaba en cada momento”, apunta ahora. Desde 1988 a 1994 (seis temporadas consecutivas en ACB, ahí es nada), el chico de Palol Revardit, a apenas cinco kilómetros, echó una mano. Fueron 125 partidos con 2,5 puntos y 1,1 rebotes en 11 minutos de promedio. “En ataque era bastante normalillo”, reconoce. Su bajo porcentaje de triples para ser un exterior (un 25%) le delata.

Conoce su historia de la mano de Javier Ortiz, en Espacio Liga Endesa



© ACB.COM, 2001-