Nota de agencia

La NBA prepara el incremento salarial más grande en la historia de la liga
Prevista la mayor subida en el tope salaria de la historia en la NBA, tras los nuevos contratos televisivos que ha firmado la liga estadounidense

Houston (EE.UU.), 11 Mar. 2015 (EFE).- Los grandes beneficios conseguidos por la NBA con el nuevo convenio de televisión firmado tendrá como primera gran repercusión la subida histórica en el tope salarial que se dará a partir de la temporada 2016-17.

De acuerdo a varias fuentes periodísticas, la NBA, después de no alcanzar un acuerdo con el sindicato de hacer una subida progresiva en el tope salarial, trabaja ya en lo que se considera será el mayor incremento que se ha dado cuando comience la temporada del 2016-17.

Los grandes beneficiados serían los agentes libres que estén en el mercado cuando entre en vigor el nuevo tope salarial y los equipos que busquen conseguir nuevas figuras, dado que los primeros recibirán más dinero y los segundos tendrán también más para invertir, caso de Los Ángeles Lakers y los New York Knicks.

La NBA anunció hoy que el sindicato de jugadores rechazó formalmente la propuesta de "tope suavizado" que presentó la liga para gestionar la distribución de los ingresos de 24.000 millones de dólares que dejará el nuevo acuerdo televisivo, que entrará en vigor a partir de la próxima temporada.

De acuerdo a la información interna, la NBA tiene previsto un tope salarial que podría oscilar entre 88 y 92 millones por equipo, comparados a los 63 millones que hay establecidos esta temporada y los 66 para la del 2015-16.

Lo que significa que la subida superará los siete millones de dólares que hasta ahora había sido el mayor incremento en el tope salarial al triplicarlo en el 2016.

Los dueños han estado tratando de evitar ese aumento porque elevaría dramáticamente los niveles salariales para los jugadores agentes libres esa temporada.

Uno de ellos sería el alero LeBron James, de los Cleveland Cavaliers, que podría pasar de ganar 22 millones la próxima temporada a cerca de 30 millones si firma por el máximo en 2016.

Foto EFE

La nueva directora ejecutiva del sindicato de jugadores, Michele Roberts, anunció previamente que su organización rechazó unánimemente la oferta de la NBA, que hubiese bajado artificialmente el tope salarial para prevenir ese gran salto y hacer el aumento en fases por varios años.

Michelle consideró que a largo plazo los grandes perjudicados serían los jugadores y por lo tanto la propuesta de la NBA fue rechazada por los profesionales.

El sindicato, que en el último convenio colectivo tuvo que ceder en el reparto de ganancias al bajar su porcentaje del 57 al 51 por ciento a favor de los dueños, que se han beneficiado de forma considerable con el nuevo reparto, además del incremento del valor de las franquicias, ahora busca que cambie la balanza.

Silver admitió que los nuevos incrementos de ingresos por derechos de televisión y el valor de las franquicias es una realidad con la que deben trabajar de forma positiva.

Eso es lo que desean los jugadores, que el sistema trabaje de forma positiva a su favor y de ahí que los agentes libres que estén este verano en el mercado sólo acepten un contrato por un año y esperar al 2016 donde tendrán la opción de ganar mucho más dinero.

Pero la gran preocupación de la NBA es que a partir de la temporada 2016-17, el fantasma de un nuevo cierre patronal vuelva a estar presente en el baloncesto profesional de Estados Unidos.




© ACB.COM, 2001-