Artículo

Alba & Sílvia: Garantía de éxito
En las cuatro últimas temporadas su rostro siempre ha aparecido levantando la Euroliga Femenina, ahora, de nuevo juntas, quieren que UMMC Ekaterimburgo vuelva a reinar en Europa

Redacción, 08 Abr. 2015.- Este viernes da comienzo la Final Four de la Euroliga Femenina, el gran evento del baloncesto femenino por equipos en Europa. Un torneo que trata de asentarse en medio de la crisis con un formato que vuelve a la tradición y se olvida de largas semanas con ocho equipos para compactarse en un fin de semana que dará paso al reinado de un nuevo campeón de Europa.

Nuevo campeón porque el vigente, Galatasaray, quedó por el camino en la ronda previa. Curiosamente, en mitad del torneo se conmemorará el aniversario de la sorprendente victoria del equipo turco sobre UMMC Ekaterimburgo. Una impactante victoria sobre el que era único favorito y con el agravante de producirse ante la propia afición rusa. Aquel día Alba Torrens volvió a vestirse con una chistera de la que sacar una mágica actuación con 29 puntos (7/14 en triples) y cuatro rebotes.

Fue el 11 de abril de 2014 y 364 días después la que acaba siendo MVP del torneo tiene la oportunidad de devolver al equipo ruso aquello de lo que le privó hace un año. La alero de Binissalem, junto a la base de Montgat, Sílva Dominguez son las representantes de un UMMC Ekaterimburgo que tratará olvidar las derrotas del pasado para lograr la tercera Euroliga de su historia. “Es uno de los momentos más importantes de la temporada, pero sí que es verdad que para llegar a él hay un gran trabajo detrás, durante toda la temporada, tanto en liga rusa como en Euroliga”, señala Alba Torrens.

Para Sílvia Domínguez, el pasado reciente y la realidad de la actual temporada marcan una Final Four a la que las jugadoras del equipo ruso “llegamos un poco pensando en lo que pasó el año pasado y con los pies en los suelos porque sabemos que en semifinales tenemos un partido durísimo, contra un rival contra el que ya hemos perdido tres veces”.

(Foto UMMC Ekaterimburg)

Dejando de lado la superioridad mostrada antaño, esta temporada el UMMC Ekaterimburgo se muestra como un equipo mucho más terrenal y ha sufrido varias victorias que, empero, son vistas como dosis de realidad para afrontar con más firmeza y concentración la Final Four. Sobre estas derrotas, Alba señala que “de las derrotas sacas conclusiones positivas si las interpretas de la manera correcta para mejorar y seguir progresando en la temporada. Después, la Final Four es a un partido, te juegas todo a una carta y somos muy conscientes de lo que supone y de que no se puede fallar”. En este mismo sentido, Sílvia considera que “quizá es casi mejor tener las sensaciones para evitar confiarte, pero, por otro lado, veo al equipo con muchas ganas. Es un reto para nosotras afrontar esta Final Four”.

Un torneo más abierto que nunca porque, como señala Sílvia Domínguez “gane quien gane en semifinales no será ninguna sorpresa. Si ganamos nosotras, Kursk, Praga o Fenerbahçe no serán una gran sorpresa porque somos cuatro equipo supercompetitivos y aunque seguramente puedan decir que Ekaterimburgo es favorito por presupuesto, plantilla... yo veo un torneo muy abierto”.

Sin margen de error contra un rival temible

Teniendo una semifinal contra un equipo como Dynamo Kursk, Alba sabe que “tenemos que mostrar nuestro mejor nivel tanto en defensa como en ataque”. Y es que en contra del UMMC Ekaterimburgo juega el hecho de haber perdido los dos partidos de Euroliga y uno en liga rusa. “Kursk es un gran equipo y si hay que destacar algo de ellas es que han estado jugando muy bien toda la temporada. Los dos partidos de Euroliga los perdimos contra ellas, es verdad que fueron muy igualados y los perdimos en los minutos finales” afirma Alba a la par que asegura que esas derrotas “nos ha hecho analizar y ver errores que queremos corregir y así estar más preparadas para el partido que viene”.

Y es que parece ser que el equipo ruso les tiene tomada la medida y, como reconoce Sílvia Domínguez aplican con éxito una fórmula que han repetido a lo largo de sus enfrentamientos. “Es un equipo más ofensivo que defensivo y contra nosotras siempre han empezado enchufadísimas, metiéndolo todo” comenta asegurando que ese mal inicio condiciona el resto del partido. “Nos han ganado tres partidos de la misma manera: haciendo un primer cuarto extraordinario y haciéndonos ir a remolque. Creo que debemos controlar un poco su salida y hacer que no lleguen a anotaciones de 80 puntos, es una de las claves”, asegura.

La otra, parar los nombres propios de Dynamo Kursk. “Tenemos que centrarnos un poco más en sus jugadoras claves: Ogwumike, Prince, que es letal jugando el pick and roll con Ogwumike, Augustus... es un poco el controlar esas cosas al principio del partido para que nos permitan estar centras y poco a poco desarrollar nuestro juego”, señala Domínguez.

Un duelo que cuenta con muchos alicientes como será ver a la propia Alba Torrens contra su ex compañeras en Galatasaray, Epiphanny Prince e Isil Alben, y a Nnemkadi Ogwumike, gran estrella de Kursk, midiéndose a sus compañeras en Los Angeles Sparks, Candace Parker y Kristi Tolliver. Quizá por esta familiaridad el factor sorpresa es mínimo y hay Alba prefiere pensar más en la globalidad del equipo que en las individualidades. “No hemos focalizado el trabajo en una jugadora en concreto sino en todas porque tienen un gran equipo con grandes jugadoras y todas en algún momento pueden resolver”, nos cuenta.

Por encima de redenciones y revanchas, la alero española asegura que UMMC Ekaterimburgo “tiene la motivación y el objetivo de luchar por el título de Euroliga, y este año vuelve a ser así”. Sin tapujos, Alba reconoce que el poderío del equipo sólo le permite aspirar a lo máximo. “Este objetivo es el que se marca al inicio de la temporada. Ahora estamos donde queremos, pero a la vez también sabemos lo difícil que es poder conseguir el título. Ese es nuestro objetivo e intentaremos saltar a la pista preparadas físicamente y mentalmente para jugar el mejor partido posible”, afirma.

Para ello, Sílvia Domínguez destaca los puntos fuertes de un equipo que aspira a su tercer título continental. “ Creo que somos un equipo que en los momentos importantes nos crecemos”, señala recordando el éxito conseguido en 2013. “Hace dos años reo que ganamos contundentemente aquella final Eight y por entonces las sensaciones previas no es que fueran tremendas, sino que desarrollamos nuestro mejor juego en aquella Final Eight. Ojalá que es este año sea lo mismo, lleguemos la Final Four y sea durante la competición cuando saquemos todo el potencial como equipo y eso nos haga imparables”, afirma Sílvia.

(Foto Andrey Petukhov)

De momento, y antes de que el balón comience a botar, Alba Torrens confiesa que el equipo llega Praga con optimismo. “Las sensaciones son de muchas ganas de que llegue y, sobre todo, sabedoras que será muy difícil y que tendremos que hacer las cosas muy bien para conseguir la victoria”.

En su favor está el hecho de los recientes éxitos tanto suyos como de Sílvia Domínguez. Ambas lograron la Euroliga de 2011 y desde entonces una u otra ha levantado la copa de campeonas. Un talismán con acento español que ahora quiere exprimir en Rusia. Alba Torrens recuerda esta curiosidad señalando que “con Sílvia ganamos una Euroliga y ahora volvemos a juntarnos en un equipo teniendo la oportunidad de jugar una nueva Final Four. La verdad es que tenemos muchas ganas de que llegue ya el viernes e intentar volver a conseguir lo que un día ya logramos en Perfumerías Avenida”.

Ambas hicieron una dupla fantástica en Salamanca y son dos piezas claves en la Selección por lo que el entendimiento de ellas dos siempre da un plus extra al equipo en el que jueguen. Eso lo sabe Sílvia quien reconoce que esta temporada supone “juntarnos en una situación distinta porque el equipo es diferente pero aún así cuando nos juntamos en pista tenemos esa conexión, y evidentemente me encantaría levantar esta Euroliga y hacerlo juntas”.

Para Sílvia, esta será la sexta fase final de Euroliga que dispute por lo que los nervios han dado paso a las ganas por afrontar el que es el gran momento de la temporada de clubes. “De repente como que es algo habitual, que no tienes nervios, sino que a mí me produce ganas de jugar. Es un momento especial del año, es el momento en el que quieres estar y rendir al máximo. Te preparas mentalmente para ello y físicamente”, señala.

Por cierto, en esta Final Four podría conseguir un logro histórico como es ser tres veces MVP del torneo, hacerlo con tres equipos diferentes y de tres países diferentes. Desde el 200 sólo Ann Wauters y Diana Taurasi (compañera de equipo) lo han logrado tres MVP, pero el de Alba sería el más peculiar.

Las más laureados
AñoCampeónFinalistaResultadoMVP
2014Galatasaray odeabankFenerbahce69-58 Alba Torrens
2013UMMC EkaterinburgFenerbahce82-56 Candace Parker
2012Ros CasaresRivas Ecópolis65-52 Asjha Jones
2011Halcon AvenidaSpartak Moscú Vidnoje68-59 Alba Torrens
2010Spartak Moscú VidnojeRos Casares87-80 Diana Taurasi
2009SpartakHalcon Avenida85-70 Diana Taurasi
2008Spartak Moscow RegionGambrinus Brno75-60 Lauren Jackson
2007Spartak Moscow RegionRos Casares76-62 Tina Thompson
2006GambrinusVBM-SGAU68-54 Nykesha Sales
2005VBM-SGAUGambrinus69-66 Taj McWilliams
2004USVOLotos VBW Clima93-69 Ann Wauters
2003UMMC EkaterinburgValenciennes82-80 Elena Baranova
2002USV OlympicLotos VBW Clima78-72 Ann Wauters
2001CJM Bourges BasketUSV Olympic73-71 Ann Wauters
2000SCP RuzomberokCJM Bourges Basket67-64 Catherine Melain


Empero, ella tan modesta y discreta como siempre reacciona ante la simple mención de esa posibilidad y exclama “!No lo quiero ni pensar!” “Si se consiguiera sería maravilloso, pero… ¡Yo quiero ganar! Nada más”, responde con una sonrisa sincera porque quienes la conocen saben que ella nunca mirará su interés personal por encima del colectivo. El único trofeo que quiere levantar este domingo es el de campeona de la Euroliga y seguir alimentando esa sonrisa de ganadora con la que, tanto ella como Sílvia, viven un idilio en los últimos tiempos.

Álvaro Paricio
@Alvaropc23
ACB.COM

Últimos artículos del autor



© ACB.COM, 2001-