Artículo

¡Feliz Día, mamá!
Por tantas horas de dedicación, por tantas riñas educadoras, por tanto cariño incluso en los malos momentos... Los jugadores de la Liga Endesa celebran el Día de la Madre con fotos, anécdotas y dedicatorias, aunque un amor así no se pueda expresar en este reportaje.










"Mom, thank you for being a blessing in my life. I love you and Happy Mother's Day!"

(TRADUCCIÓN: Mamá, gracias por ser una bendición en mi vida. Te quiro y Feliz Día de la Madre)







"Porque sin ella no estaría donde estoy ni habría vivido nada de todo esto. Todos esos entrenamientos, partidos, viajes, idas y venidas siempre con una sonrisa, en definitiva, sacrificios por cumplir los sueños de un hijo, que hacen de las madres las personas más especiales. Gracias por ser como eres, y por todo lo que has dado y das por tus hijos. Te quiero Mamá."





"Feliz día de la madre mamá. Gracias por dejarme tomar mis propias decisiones aun cuando era muy pequeño, si no, no estaría jugando a lo que amo. Y por estar siempre a mi lado pese a la distancia "







"Gracias a ti soy la persona que soy ahora. Gracias a ti he llegado hasta aquí porque nunca me has dejado solo en el camino. Gracias a ti por apoyarme siempre, especialmente en mis peores momentos que era cuando más lo necesitaba. Te quiero mucho."





"No encuentro palabras para decir todo lo que te quiero. Solo darte las gracias por estar siempre ahí, apoyándome en las decisiones difíciles, animándome en los momentos duros y compartiendo los momentos buenos. Gracias mamá"








"Tengo muchísimas ganas de verte, mamá ¡Te quiero! Feliz Día de la Madre"



























"Sos una de las personas más importante de mi vida. Por ti he logrado obtener lo que alguna vez soñé, siempre estabas detrás de mí para darme ánimos, alentándome para seguir superándome. Feliz día, mamá"



Un recuerdo especial... " Yo era muy cabezota de pequeño y un día, cuando tenía unos nueve años, iba caminando por la calle con mi madre y llevaba un termo con zumo y lo iba revoloteando de arriba para abajo y otra vez de arriba para abajo. Mi madre me decía "para Jay, que lo vas a tirar" y yo le decía "tranquila mamá que no pasa nada, lo tengo controlado". Y mi madre: "Jay que se te va a caer, no lo muevas más" y yo: "que no mámá, que no". Y a la tercera vez que me dijo "Jay no lo muevas más", el termo salió volando como tres metros hacia arriba y cayó al suelo . Imagínate, me puse hasta pálido por el susto y mi madre me dijo "te lo dije, te lo dije". Y desde entonces aprendí la lección de que cuando la mama te dice algo, tienes que hacerlo sí o sí.











NOTA IMPORTANTE: Las fotos usadas en este reportaje son de uso exclusivo para ACB.com

Comunicación ACB

Últimos artículos del autor



© ACB.COM, 2001-