Artículo

PJ Ramos: : Amagando con dominar
Ha preferido los dólares seguros que ofrecen las competiciones asiáticas, como la china, la coreana y la filipina, que es donde anda últimamente y donde ha hecho algún partido absolutamente monstruoso en cuanto a números

PJ Ramos se lamenta en el banquillo (Foto EFE)

Redacción, 8 May. 2015.- Siempre da la impresión de que PJ Ramos puede hacer mucho más de lo que hace, ¿verdad? Hace unos años le tuvimos aquí en España y fue la impronta que dejó: el sueño de todo entrenador de tener a un tío de 2,22 que se mueve bien y es bastante atlético. Lo justo para ser un factor diferencial, tanto en defensa como en ataque. Pero no. Algo le ha faltado para estar en primera fila mundial.

No tuvo una infancia fácil. El padre abandonó a la familia, que se tuvo que marchar a Nueva York desde Puerto Rico para buscarse la vida. Y él era objeto de burlas por su desmesurada estatura. Su suerte cambió a los 14 años, cuando fue ‘descubierto’ por un ex jugador puertorriqueño, Santiago Gotay, en una tienda. Ya medía 2,13. Fue enviado a su país natal para jugar, aunque nunca había practicado baloncesto. Aprendió muy rápido y pronto ganó títulos individuales y colectivos en la liga local, la BSN.

Conoce su historia de la mano de Javier Ortiz, en Espacio Liga Endesa
Últimos artículos relacionados con P.J. Ramos



© ACB.COM, 2001-