Artículo

El Top10 de la Final Four
Un rey como anfitrión y varios aspirantes a corona cuestionan la hegemonía del entrenador más laureado de Europa. Repasa el quién es quién de la Final Four. El maestro Obradovic, la corona de Teodosic, la ambición de Felipe Reyes, el poderoso Spanoulis...

10 Printezis, hacedor de milagros

Un tiro, una experiencia. Pocos jugadores con un tiro tan característico. Pocos jugadores con una jugada tan marcada a fuego en su carrera. Del Printezis que le dio el título al Olympiacos en Estambul al que clavó el triple que eliminó al Barça se recorre la trayectoria del mismo jugador clave. El cuatro abierto de los griegos, el hombre de carácter, el escudero de Spanoulis, la representación de lo notable de Olympiacos. Y, lo que es más importante, aquel que ya sabe cómo se hizo. Foto Euroleague/Getty


9 El despertar de Bjelica

Brillante presente Después de despertar el interés de toda Europa por su prometedor futuro, su paso por Baskonia dejó más dudas que certezas. Bajo el amparo de Obradovic por fin ha hecho valer su potencial en la pista (cuarto en valoración con una media de 26,39 puntos). Quizá haya perdido rango de tiro, pero gana en contundencia cerca del aro conservando su polivalencia como principal amenaza. Puede estar jugando sus últimos partidos en Euroliga, Minnesota y la NBA quieren comprobar su progresión. Foto Euroleague/Getty


8 La corona del Rey Milos

Su gran reto Tan alabado en su juego como cuestionado su liderazgo, Teodosic llega otra vez a una Final Four con el reto de siempre: demostrar que es un jugador que puede liderar equipos campeones. Hasta ahora no lo ha hecho aunque la sombra de líder perdedor se disipó parcialmente con su brillante Mundial. En la Euroliga ha brillado en un equipo plagado de estrellas, pero ahora, cuando lo focos le vuelven a apuntar, deberá dar el paso adelante que se le requiere desde tanto tiempo atrás. Foto Euroleague/Getty


7 El momento de Llull

La versión más altruista Con cada temporada que pasa, el de Mahón da pasos en su evolución como jugador y este año no ha dado uno, sino varios en su asentamiento como base. En Euroliga hemos visto su versión más pasadora (si el año pasado promedió 4,06 asistencias, en éste alcanza 5,79), asentándose claramente como base en esa disyuntiva posicional que siempre le acompañó. Sereno en la dirección de juego, ha reducido tiros y eficacia anotadora en favor de dar más equilibrio al juego colectivo. Foto Euroleague/Getty


6 Goudelock vino para esto

El killer de la Final Four. Un jugón en toda regla, un hombre de mano caliente que desde aterrizó en Europa ha esperado que llegara este momento. No logró la Eurocup con Unics Kazan, pero en Fenerbahçe ha encontrado un equipo que le da cobijo aceptando un estilo de juego basado en el tiro como único discurso (es el jugador que más lanzamientos ha intentado en Euroliga, 12,81, con un 49,71% de eficacia). No hay tiros imposibles con Goudelock en la pista y se desenvuelve igualmente entrando a canasta que siendo un letal tirador de catch and shoot. Foto Euroleague/Getty


5 La madurez de Rudy

No quiere dejar de ganar. Llega a la cita de Madrid con deseo de conseguir lo perdido. Ha estado cerca de la Euroliga en dos ocasiones, pero nunca tanto como este año. En casa y con su afición animándole, será el jugador desequilibrante cuando el partido se complique para el Real Madrid. Asentado en su juego, Rudy domina el tempo de partido y sabe cómo gestionar sus participaciones en el mismo. Lo demostró en la Copa del Rey (campeón y MVP Orange) y ahora lo quiere volver a demostrar en Euroliga. Foto Euroleague/Getty


4 Spanoulis es eterno

Un hombre para todo. Hoy por hoy es uno de los hombres más entonados de la competición. No es solo que haya anotado 45 puntos en los 2 últimos partidos (a casi punto por minuto), es que lleva 9 seguidos en dobles dígitos y que un día destaca en rebotes, otro en asistencias y otro hasta en robos, como contra Unicaja. Ojo con su nivel de forma. Foto Euroleague/Getty


3 Kirilenko, ganar antes de despedirse

La omnisciencia. Cuando parece estar ante la última temporada de su carrera, Andrei Kirilenko clama por un trofeo que nunca ha logrado. Llegado a mitad de temporada, el alero ruso ha añadido una dimensión adicional a un CSKA Moscú ya de por sí poderosísimo. Tan solo un punto menos que en su temporada MVP (2011-12), sigue siendo ese jugador omnisciente y un absoluto tormento defensivo. Foto Euroleague/Getty


2 Zeljko, el gurú de la Euroliga

Regresa a su hábitat natural. Debe ser uno de los pocos privilegiados capaces de tomarse un año sabático y regresar con más fuerza y poder en su trabajo. Ha logrado el milagro de clasificar a Fenerbahçe para una Final Four después de innumerables experimentos y fortuna invertida. 14 participaciones en Euroliga, ocho títulos con seis equipos diferentes y la certeza de que por encima de sus estrellas, el equipo turco llega a Madrid con él como principal baluarte para alzar la corona continental. Foto Euroleague/Getty


1 El gran capitán desea completar su palmarés

Su consagración. Es difícil pensar que con 35 años se alcance el cénit profesional, pero Felipe Reyes ha derribado muros año tras año para poner su umbral deportivo en cotas insospechables. En el Real Madrid de los Sergios y Rudy, es Felipe el jugador que aporta equilibrio y regularidad para ganar (séptimo que más ha valorado en Euroliga con 407 puntos en 28 partidos). Nadie en la pista le ganara en intensidad y esfuerzo. Es el rey del rebote en la Euroliga, ahora quiere serlo de la competición. Foto Euroleague/Getty

ACB.COM

Últimos artículos del autor



© ACB.COM, 2001-