Artículo

Nando Heras: Base 'de clase media'
"Estoy orgulloso de haber conocido a muchas personas y haber hecho muchos amigos con los que pude compartir buenos, y no tan buenos, momentos", dice hoy en día

Ferrán Heras, con su familia

Redacción, 29 May. 2015.- Fue un más que aceptable base Ferrán Heras, de la ‘clase media’ de la Liga cuando casi lo obligatorio era tener un director de juego nacional más pasador que anotador. La prueba de la buena salud de su carrera es que disputó ocho temporadas consecutivas en la máxima categoría (de la 88-89 a la 95-96), pasando de ser reserva de ‘Chichi’ Creus en Granollers a llevar él el timón en León y Girona con bastante éxito. En su última campaña, en Ourense, ya con bastantes problemas físicos, volvió a perder protagonismo, pero se despidió con unos estupendos 248 partidos en la élite (7 puntos en 20 minutos en cancha).

“Mi etapa de jugador ha representado una parte de mi vida donde tuve la suerte de poder trabajar en un deporte que me apasiona y además me ayudó mucho en formarme como persona y adquirir una experiencia y unos valores que después de 30 años todavía los sigo aplicando”, recuerda hoy en día. Antes asentarse en la máxima categoría con el entonces denominado Cacaolat se fue ‘curtiendo’ en Primera B, tres temporadas en una plaza histórica del basket nacional como Mataró. Era un buen ‘campo de pruebas’ aquella categoría. Anteriormente, con solo 17 años, se había asomado a una semifinal ACB, la de 84-85, con el Licor 43.

Conoce su historia de la mano de Javier Ortiz, en Espacio Liga Endesa



© ACB.COM, 2001-