Artículo

Fenerbahçe: Un sueño cumplido
Después de muchos intentos frustrados por fin Fenerbahçe Ulker se estrena en la Final Four. Era el gran objetivo del club otomano y el gran deseo de Emir Preldzic, el buque insignia de un equipo que no quiere ponerse límites en Madrid

Redacción, 15 May. 2015.- Por extraño que parezca por tradición y potencial deportivo y económico, la de esta noche será la primera presencia de Fenerbahçe Ulker en una Final Four. El equipo turco pone fin a su gran anhelo de competir por el gran título continental y se mete de lleno en una aristocracia europea donde estaba más por presupuesto que por logros deportivos.

Era el gran objetivo del equipo de Zeljko Obradovic al inicio de la temporada y el sueño más especial de Emir Preldzic, el jugador referencia de Fenerbahçe. El alero llegó hace ocho años al equipo donde se ha formado un nombre y eso hace que la cita de este viernes sea tan especial. “Es un sueño hecho realidad. Es el sueño que tenía desde que llegué a Fenerbahçe. Quería jugar una Final Four y después de ocho años al final lo he conseguido”, declara.

Un largo viaje hasta Madrid que no tiene un punto de partido en octubre cuando comenzó la competición, sino que Preldzic sitúa mucho antes. “Fue muy, muy largo. De hecho este es un viaje de dos años porque la temporada pasada fue muy frustrante no poder estar en la Final Four. Este año tampoco comenzamos la temporada muy bien pero hemos trabajado muy duro para ganar y estar en una posición ganadora”, dice.

Para el jugador, la Euroliga “es un largo proceso que dura ocho meses y donde como jugador y personas te desarrollas”. Un crecimiento que, además, estando a las órdenes de Obradovic adquiere más valor porque “cada día aprendo una cosa nueva”, asegura.

“Es un gran trabajador cuida hasta el más mínimo detalle y eso es bueno para el equipo porque presta atención a hasta el más simple y sencillo de los detalles. Te da toda la información que necesitas antes del partido y eso siempre te da buenas opciones de ganar”, afirma sobre su entrenador.

(Foto Euroleague/Getty)

Pese a ese crecimiento personal y colectivo, Preldzic reconoce que este viernes su equipo no es el favorito y que afronta el estreno “un poco nervioso” “Sé que estamos preparados y sé que el Real Madrid es el gran favorito, aunque eso no nos quita para rendirnos, relajarnos o que no disfrutemos del partido de este viernes”, añade.

Sin duda que no ser favorito es más una cuestión psicológica que real ya que por calidad de la plantilla el equipo otomano no tiene nada que envidiar al resto y por carácter nadie les gana como el propio jugador se encarga de señalar definiendo al equipo como “luchadores. Somos luchadores”.

“Luchamos los unos para los otros, luchamos juntos en cada entrenamientos y en cada partido. Es por ello que estamos aquí, somos unos luchadores que nunca se rinden”, asegura.

Este viernes será un nuevo test para validar las palabras de un alero que espera imponer su propio estilo de juego sobre el rival blanco. “Queremos jugar nuestro partido, vamos a intentar llevar el tempo del partido y seguro que vamos a intentar que sea algo más lento de lo que quiere el Real Madrid y hacer un partido más físico”, dice. En cualquier caso, el jugador asegura que “estamos preparado para cualquier ritmo de partido”.

Sobre el tipo de encuentro que se imagina, Preldzic comenta que “creo que será como el partido de la otra noche entre Real Madrid y Juventus donde el equipo favorito y otro que no lo es luchan, dan lo mejor de si mismo... y espero que se dé el mismo resultado que entonces”.

Seguro que a Preldzic no le importaría que el final agónico del fútbol se viera sobre el parqué de Barclycard Center pues es, además, uno de los jugadores que mejor se maneja en los minutos finales. Habituado en el equipo nacional y en su club a ser el Clutch Player, Emir no duda en señalar que no hay ni truco ni receta mágica para esos instantes, “sólo quieres ser incluso mejor e intentar no pensar en el marcador, sino dar lo mejor en defensa y en ataque intentar anotar”

Pese a ello, y preguntado por quién se jugaría un último balón llegado el caso de tener que resolver el encuentro, Preldzic afirma que el jugador franquicia en el equipo es Nemanja Bjeliça. “Nuestro hombre más importante es Nemanja Bjeliça porque está jugando realmente bien este año y nosotros sólo tenemos que intentar acompañarle porque está llevando el equipo muy bien”, concluye.

ACB.COM

Últimos artículos del autor



© ACB.COM, 2001-