Artículo

El Real Madrid conquista su novena Euroliga
20 años después, el Real Madrid vuelve a conquistar Europa. Con el triunfo sobre el Olympiacos, el club blanco amplía su brillante palmarés, llevando a sus vitrinas el noveno trofeo de la Euroliga

Redacción, 17 may. 2015.- 13 de abril de 1995. El Real Madrid vence al Olympiacos y se convierte en campeón de Europa. Hoy, 17 de mayo de 2015, 20 años después, los blancos repiten la historia para levantar el que ya es su noveno trofeo en la máxima competición continental.

El conjunto blanco fue el rey de Europa en la década de los sesenta, en la que conquistó cuatro de los nueve títulos que presenta en su palmarés.

Foto Euroleague/Getty

Fue en 1964 cuando se estrenó como campeón, después de dos intentos fallidos. En esta oportunidad se cumplió la máxima de “a la tercera fue la vencida” y, tras caer derrotado en la cancha del Spartak Brno checo (110-99), remontó en el partido de vuelta para vencer por 84-64 y levantar por primera vez el trofeo.

Repitió éxito justo un año después, ya con Pedro Ferrándiz en el banquillo blanco y logrando un hito histórico, convertirse en el primer equipo occidental en vencer al CSKA Moscú. En tierras soviéticas, el conjunto blanco perdió, pero con un resultado más que asequible para lograr el objetivo (88-81). El Frontón Fiesta Alegre volvió a vivir el triunfo blanco (76-62), gesta que otorgaba al Real Madrid su segunda Copa de Europa.

Y la tercera llegó en 1967, ya en una final a partido único, en la que el Simmenthal Milan sufrió la buena actuación de Emiliano Rodríguez (29 puntos) y Miles Aiken (23), jugadores que lideraron el triunfo (91-83).

En 1968 el Real Madrid se convertía en el primer equipo en lograr cuatro Copas de Europa y lo conseguía, precisamente, ante el mismo rival contra el que había jugado para conquistar la primera, el Spartak Brno. Aquel fue un partido épico, de los que hacen historia, en el que Aiken (26 ptos), Luyk (24 ptos y 13 reb) y Brabender (22 ptos) permitieron al conjunto blanco acabar con el gran favorito por un ajustado 98-95.

La quinta se hizo esperar

Tras convertirse en el gran dominador del baloncesto europeo, el Real Madrid vio como CSKA e Ignis Varese se disputaban año tras año el trono que había sido suyo. Los soviéticos, en dos ocasiones, y los italianos, en tres, se repartieron los títulos en los primeros años de la década de los 70 y no fue hasta 1974 cuando el equipo blanco consiguió meterse de nuevo en la gran final.

La final, disputada en Nantes, puso frente a frente a Real Madrid y al propio Ignis Varese, que vio como un jovencísimo Juan Antonio Corbalán anotaba los últimos cuatro puntos de su equipo para darle el triunfo por un ajustado 84-82).

La primera de Lolo Sainz fue la sexta para el Real Madrid. El 6 de abril de 1978, los blancos se veían las caras con el Mobilgirgi en Munich,. Nuevamente, el papel de favorito lo tenía su rival, pero eso no acobardó al equipo blanco que, con una segunda mitad brillante, consiguió imponerse por 75-67.

Dominando de principio a fin el encuentro, el Real Madrid conquistó su séptima Copa de Europa en 1980. El Maccabi siempre fue a remolque y, pese a lo ajustado del marcador (89-85), sólo tuvo opciones en los últimos compases del choque, posibilidades que Rafael Rullán (27 puntos) se encargó de dinamitar.

La octava, con el mismo guión

Y, como ya hemos dicho al inicio, la que hasta hoy había sido su última Copa de Europa llegó en 1995. El Real Madrid se presentó en Zaragoza con un equipo que hacía soñar con alcanzar un éxito que había sido esquivo durante 15 años.

Arlauckas, Sabonis, Antúnez y Santos coparon un quinteto ideal en el que sólo el jugador del Olympiacos Eddie Jonhson se atrevió a discutir la superioridad de los blancos, uniéndose a ellos en este equipo de lujo.

Además, en el banquillo estaba Zeljko Obradovic, ahora el técnico más laureado de la Euroliga y entonces, el primer entrenador que lograba conquistar el título de la Euroliga por tercera vez y con tres equipos distintos: Partizan (1992), Joventut (1994) y Real Madrid (1995).

En lo que al partido se refiere, el Olympiacos no pudo discutir la superioridad de su rival, que se mantuvo siempre por delante en el electrónico con ventajas en torno a los diez puntos. Al final, 73-61 y la octava que se iba hasta las vitrinas del equipo blanco.

Ahora, 20 años después, el Real Madrid escribe un nuevo párrafo en su historia, repitiendo el guión de entonces, para batir al Olympiacos y añadir un título más, el noveno, a su palmarés.

ACB.COM

Últimos artículos relacionados con Real Madrid C. De F.
Últimos artículos del autor



© ACB.COM, 2001-