Nota de agencia

Prigioni: "No he sido salvador, todo el equipo hizo un gran esfuerzo"
"Creo que salimos muy bien, tuvimos un gran inicio de partido y en todo momento estuvimos con una actitud muy agresiva", dijo el base argentino de los Rockets

Redacción, 18 May. 2015 (EFE).- El veterano base argentino Pablo Prigioni se convirtió en el reserva de lujo de los Rockets de Houston en el séptimo y decisivo partido de las semifinales de la Conferencia Oeste que ganaron por 113-100 ante Los Ángeles Clippers y les dio el pase a las finales, algo que no conseguían desde 1997.

Prigioni demostró que sabe jugar mejor que nadie bajo presión al protagonizar las acciones decisivas de robo, triple y otro dos robos más en el tercer periodo cuando los Clippers se habían puesto a sólo tres puntos del empate (60-57).

"Fue un esfuerzo total de equipo", declaró Prigioni nada más concluir el partido. "En algunos momentos aparecía uno y otro compañero lo hacía después. En general fue un gran triunfo de equipo".

Prigioni, que junto al legendario Manu Ginóbili y a su otro compatriota Fabricio Oberto, ambos con los Spurs de San Antonio, se ha convertido en el tercer argentino que disputa Finales de Conferencia de la NBA, durante los 20 minutos que estuvo en el campo siempre dio tranquilidad y seguridad al equipo.

De hecho, nadie entendió cómo en la recta final del cuarto periodo, cuando los Clippers bajaron la desventaja de 18 puntos a ocho, el entrenador de los Rockets, Kevin McHale, no lo mantuvo en el campo en lugar de Jason Terry.

"Lo importante era conseguir la victoria y completar la gran remontada que comenzamos en el quinto partido que jugamos en Los Ángeles. Hoy también supimos encontrar el camino ganador". Los Rockets se convirtieron en el noveno equipo en la historia de los 'playoffs' de la NBA en remontar una desventaja de 1-3 en la serie al mejor de siete, el último en lograrlo fueron los Suns de Phoenix, en el 2006, ante otro equipo angelino, los Lakers.

"Creo que salimos muy bien, tuvimos un gran inicio de partido y en todo momento estuvimos con una actitud muy agresiva, defensivamente sobre todo", explicó Prigioni.

"Le dimos muchos problemas y en ataque encontramos un buen ritmo que nos permitió abrir una ventaja temprana", recordó.

Prigioni, de 37 años, que llegó a los Rockets después del descanso del Fin de Semana de las Estrellas, traspasado por los desahuciados Knicks de Nueva York, reconoció que, en general, había sido un gran partido.

Los Clippers intentaron surgir en el tercer periodo, en el que redujeron su desventaja hasta los tres puntos con 8:52 por jugarse. Pero el argentino logró tres robos claves que se tradujeron en otra cómoda ventaja de 11 puntos (70-59).

"Pablo hizo un gran trabajo. Siempre está listo para entrar con energía y ayudarnos en todo. Fue un gran acierto traerlo", reconoció Harden.

Prigioni aportó cuatro puntos (1-2, 1-1, 1-2), repartió cuatro asistencias, recuperó tres balones, sin ninguna pérdida, y capturó un rebote.

"Bueno, estamos contentos porque esto continúa y continúa muy pronto. Así que ahora a descansar, a recuperar energía y a seguir compitiendo, sin importar el rival", declaró.

Últimos artículos relacionados con Pablo Prigioni



© ACB.COM, 2001-