Nota de agencia

Mondelo quita presión a España, aunque dice que su equipo tiene "hambre"
El seleccionador español de baloncesto femenino, Lucas Mondelo, ha quitado este lunes presión a su equipo de cara al próximo Campeonato de Europa aunque ha subrayado que el equipo nacional tiene "hambre" de nuevos triunfos

Logroño, 26 may. 2015 (EFE).- La vigente campeona continental ha llegado hoy a Logroño, donde va a continuar su preparación para el Campeonato de Europa en un torneo que le enfrentará desde el jueves 28 a Gran Bretaña, Polonia y Canadá.

Hoy mismo, el equipo español ha acudido a sendas recepciones oficiales del presidente del Gobierno de La Rioja, Pedro Sanz, y de la alcaldesa de Logroño, Concepción Gamarra.

Lucas Mondelo, en declaraciones a los periodistas, ha asegurado que el equipo español, después de ganar los tres partidos de su torneo en Santander, pretende estos días en La Rioja "profundizar más en qué hay que dejar de hacer y qué tenemos que hacer más".

Ha explicado que una de las dificultades que prevé para su equipo en el Europeo de Hungría es que "va a ser un torneo muy largo, porque por primera vez hay veinte equipos" con lo que "vamos a tener tiempo de crecer, pero también hay que ganar desde el primer día".

Foto EFE

Mondelo ha pronosticado "mucha igualdad" en el Campeonato, porque "todos los países quieren ir a los Juegos Olímpicos, hay pocas plazas y para eso muchas selecciones están nacionalizando jugadoras".

Por eso, ha considerado, "puede parecer que España tiene la presión al llegar como campeona de Europa y subcampeona del mundo" pero "hay que recordar que la última vez que un equipo repitió título continental fue hace treinta años, un conjunto que tenía las siglas CCCP", ha explicado, en alusión a la extinta Unión Soviética.

"Eso habla de la dificultad que tiene volver a ganar", ha insistido Mondelo, que también ha recordado que "las únicas selecciones que en los últimos cinco europeos han logrado cuatro medallas hemos sido nosotros y Rusia".

Precisamente ha incluido al equipo ruso entre los favoritos del europeo -aunque España le superó con claridad en un amistoso hace días-, además de Suecia, Francia, Montenegro o Serbia.

Por otro lado, el seleccionador ha zanjado cualquier posibilidad de que se incorpore a su equipo Sancho Lyttle (que disputa la WNBA) "porque el equipo es el que está aquí y lo que quiero es que no se resfríe nadie" y "progresar en los engranajes de ataque, que es lo que nos falta".

"Lo bueno de este grupo de jugadoras es que está siempre llegando, siempre tiene hambre y quiero que eso no les falte, que respetemos a los rivales y vayamos partido a partido y así lo haremos bien", ha afirmado, aunque ha admitido que "esto es deporte, puedes tener un mal día".

También ha asegurado que aunque nueve de sus jugadoras han militado durante la temporada en ligas de distintos países "no es difícil ensamblar este equipo" porque "muchas llevan años juntas" y "donde disfrutan y se expresan como son es en la selección".

Una de las veteranas del equipo, Laia Palau, ha explicado que tras el torneo de Santander "nos quedan cosas que ajustar" y ha considerado que España "sí tiene presión, porque somos las campeonas".

"Pero tampoco sentimos nervios, lo que queremos es jugar a nuestro nivel, asegurar estar entre las cinco primeras y a partir de entonces pensar en cosas mayores", ha asegurado la capitana de la selección, que ya tiene este año un título europeo, el logrado con el Praga en el que juega.

Por eso ha admitido que una medalla con la selección "haría que fuese un año redondo" aunque "desde hace tiempo todo lo que consigo es un regalo y lo que ahora quiero es que nos clasifiquemos para los Juegos Olímpicos", ha concluido la base catalana.




© ACB.COM, 2001-