Nota de agencia

España aumentó su ritmo y pasó por encima de Gran Bretaña (70-41)
Luciendo una espectacular defensa y con Alba Torrens (18 puntos) como principal estilete ofensivo, la selección española logró inicia el torneo de Logroño con una contundente victoria sobre Gran Bretaña

Eduardo Palacios. Logroño, 28 may. 2015 (EFE).- La selección española de baloncesto femenino ha derrotado hoy por 70-41 a la de Gran Bretaña, en el primero de sus partidos previstos en Logroño, donde el vigente campeón continental ha impuesto su ritmo de juego para superar con contundencia a un rival menor.

Gran Bretaña es un equipo joven con algunas jugadoras que militan en conjuntos europeos o universidades americanas que trata de dar presencia en su país al baloncesto femenino.

Algo muy alejado de lo que persigue España: avanzar más en una trayectoria histórica y conseguir un segundo europeo consecutivo, algo que no sucede desde hace tres décadas.

Y para cumplir ese objetivo la concentración, la contundencia defensiva, el juego en equipo pero con referencias individuales en todo momento y un ritmo alto son muy importantes, y hoy España dio un paso adelante en todo eso.

Lo hizo, incluso, a pesar de que saltó al campo fría, a la espera de que Gran Bretaña le diera alguna referencia de su juego.

Así, las británicas tuvieron su momento de gloria en el inicio del choque, en el que llegaron a mandar por tres puntos en el marcador (2-5) en poco más de tres minutos de juego.

España no quiso perder más crédito y dio el paso adelante con el que ganó el partido.

Alba Torrens, que anotó 8 puntos casi consecutivos, Laia Palau y Marta Xargay exhibieron una intensidad defensiva propia de un equipo campeón y empezaron a sacar los colores a las inglesas.

El final del primer cuarto llegó con un 22-13 ya claro para España, y el marcador se agrandó más en el siguiente periodo, en el que la ventaja de España se aproximó a los veinte puntos de nuevo por intensidad defensiva y por algunas buenas "rachas" en ataque de Torrens, primero, y después de Nicholls, que quiso dejar clara su superioridad en el juego interior.

El partido llegó resuelto al descanso (con 17 puntos de ventaja de España) y eso hizo que el resto del encuentro sirviera como un ejercicio de reafirmación de los dos equipos.

Las británicas trataron de aguantar el tipo y demostrar que pueden competir, e incluso tuvieron buenos momentos en el juego interior -capturaron más rebotes que España- pero enfrente tenían a un equipo con hambre y ganas de no perder la intensidad que ya ha logrado.

Por eso la ventaja en el marcador fue a más, alcanzó los 27 puntos al final del tercer periodo (57-30) y se aproximó a los treinta puntos al final (70-41) después de muchos minutos intrascendentes y de ida y vuelta permanente.

(Foto FEB)


70 - España (22+20+15+13):
Nicholls (8), Torrens (18), Palau (7), Nuria Martínez, Ndour (2) -cinco inicial- Silvia Domínguez (2), Leonor Rodríguez (2), Xargay (8), Laura Gil (10), Pascua, Herrera (4), Cruz (9) y Ndour (2).

41 - Gran Bretaña (13+12+5+11): Collins (6), Vanderwal (3), Handy (7), Allen (4), Stewart (3) -quinteto inicial- Harriot-Bravo, How, Simpson (5), Clark (13), McGarranchan y Ottewil-Soulsby.

Árbitros: Terreros, Pérea y Pérez Niz.

Incidencias: Alrededor de 1.200 espectadores en el Palacio de los Deportes de La Rioja, en el segundo partido del torneo internacional femenino de Logroño. En el encuentro que abrió la competición, Canadá se impuso por 49-53 a Polonia, que mañana será el rival de España.




© ACB.COM, 2001-