Nota de agencia

Polonia no fue rival para la selección española femenina (60-35)
España no tuvo muchos problemas en derrotar a Polonia en su segundo amistoso en Logroño. Solo tuvo que subir una marcha en el tercer cuarto para abrir una gran diferencia



Redacción, 29 May. 2015 (EFE).- España se ha impuesto a Polonia por 60-35 en su segundo partido amistoso en Logroño, en el que un acelerón después del descanso ha bastado para que el equipo de Lucas Mondelo gane el partido y llegara a tener una ventaja de treinta puntos, que se redujo a 25 al final.

España afrontó sin Laia Palau el partido ante Polonia, un equipo con más potencial que el que mostró Gran Bretaña en la apertura del torneo.

La baja de la capitana, por decisión técnica para que la catalana descanse, se notó al principio, en un inicio de partido con poco ritmo de los dos equipos y nulo acierto de las polacas en ataque; anotaron su primera canasta en el minuto 7 y acabaron el cuarto con cuatro puntos.

El partido empezó sin brillo y el conjunto español demostró que también sabe adaptarse a eso, a un juego más "feo", sobre todo porque cuenta con un nivel defensivo excelente, como pudieron comprobar las polacas.

Sin embargo, las españolas no estaban cómodas y en el segundo cuarto intentaron recuperar su propia personalidad, con más velocidad y lanzamiento exterior y, así, comenzaron a "romper" el partido, sobre todo cuando Anna Cruz sumó cinco puntos consecutivos para poner el 20-8 en el marcador.

Solo entonces Polonia demostró algo de capacidad para oponer resistencia, mejoró algo sus porcentajes y con más fuerza interior que las españolas logró llegar al descanso dentro del partido (31-22) ya que, de hecho, ganó ese parcial, por 17-18.

Sin embargo, el acercamiento polaco fue solo un espejismo; España regresó al campo dispuesta a ser ella misma, a jugar con la intensidad que le ha convertido en campeona continental y subcampeona mundial.

Y así se terminó el partido, con el acelerón de la verdadera España, muy coral en ataque y liderada por Nuria Martínez, que sumó ocho puntos en esos diez minutos.

España llegó pronto a los veinte puntos de ventaja (44-24) y llegó a tener en ese parcial 25, dos más de los que tenía al final del partido.

Xargay deja una bandeja (EFE)

El último cuarto fue el peor de los dos equipos, aunque España mantuvo su fuerza algunos minutos, para poner el 60-30 en el marcador, que fue su máxima renta (aunque al final bajó a 25) y un aviso del potencial con el que el equipo de Lucas Mondelo pretende llegar al Europeo.

Mañana concluirá el torneo de Logroño, con un choque entre España y Canadá, un equipo que destaca por su potencial en ataque y que medirá más aún la verdadera capacidad que ahora mismo tiene el campeón europeo.

60 - España (14+17+20+9): Silvia Domínguez (5), Xargay (2), Pascua, Anna Cruz (11), Ndour (7) -quinteto inicial- Queralt Casas, Torrens (13), Nuria Martínez (2), Laura Gil (8), Laura Herrera (6) y Leticia Romero (6).

35 - Polonia (4+18+6+7): McBride (6), Zurowska (8), Krezel, Leciejewska (4), Skobel -quinteto inicial- Owczarzak (10), Pawlak, Miedzik, Misiuk, Jujka (4) y Koc (3).

Parciales: 14-4, 31-22 (descanso), 51-28 y 60-35 (final).

Árbitros: Jiménez, Calatrava y Zafra.

Incidencias: Más de dos mil espectadores en el Palacio de los Deportes de La Rioja en el segundo partido de España del torneo de Logroño. Antes, Canadá logró su segundo triunfo, por 73-45 sobre Gran Bretaña, con lo que mañana su partid ante España será la fial del torneo.




© ACB.COM, 2001-