Crónica

El Real Madrid se deshace de un batallador Valencia Basket (81-71)
La intensidad de Nocioni en el último cuarto, el acierto anotador de Rudy (18 puntos) y el ritmo impuesto por Sergio Llull fueron las claves del triunfo del Real Madrid (81-71), frente a un Valencia Basket que ofreció un gran nivel y que no le puso nada fáciles las cosas al equipo blanco

No perdonó el Real Madrid (ACB Photo/A. Martínez)

Redacción, 4 jun. 2015.- El Real Madrid no se ha dejado sorprender por un batallador Valencia Basket, llevándose el triunfo en el encuentro que abría las semifinales del Playoff de la Liga Endesa (81-71), gracias al control del ritmo ejercido por los ‘Sergios’, el acierto anotador de Rudy Fernández, máximo anotador del partido, y a la intensidad de un Andrés Nocioni decisivo en el último cuarto.

El partido arrancó intenso, rápido y con algunos fallos producto de un exceso de ganas o nervios. Sin embargo, fue el Real Madrid el que antes se asentó en la pista y supo controlar esas revoluciones de más.

Así, a pesar de que el primer balón cayó en las manos de Sam Van Rossom, siendo el Valencia Basket quien inauguró el marcador tras una canasta de Rafa Martínez, el conjunto de Pablo Laso mostró un mayor acierto de cara al aro, abriendo brecha ya en esos primeros compases del partido (11-4, m.3).

Pero como ya ha demostrado a lo largo de la temporada, el equipo taronja no iba a permitir que se le escapara su rival tan pronto, por eso, gracias a unos pequeños ajustes defensivos y a una mejor selección de tiro, volvió a apretar el electrónico mediado el cuarto (14-10).

Sergio Llull, decisivo al frente del Real Madrid (ACB Photo/A. Mártínez)

Los primeros cambios en ambos conjuntos y un tiempo muerto a falta de dos minutos no variaron en exceso la marcha del encuentro que, con Sergio Rodríguez y Guillem Vives al mando de sus respectivos equipos, mantuvo un alto ritmo de juego.

Un triple de Bojan Dubljevic cuando se entraba en el último minuto ponía el 21-18 en el marcador, pero el Real Madrid respondió con cinco puntos consecutivos, dos de Rudy Fernández desde la línea de personal y un triple de Sergio Rodríguez, dejando el resultado en el 25-20 con el que se llegó al final del primer periodo, tras una postrera canasta de “Dubi”.

Los Sergios marcan el ritmo

El segundo periodo mantuvo el mismo guión que el anterior, con un Real Madrid cómodo en la pista, pese a que su ventaja no era grande, y un Valencia Basket algo precipitado en sus tiros, pero que sin embargo seguía muy dentro del partido.

Nuevamente, cuando el conjunto blanco estaba sintiendo el aliento de su rival en la nuca (29-27, m.15), tuvo que ser Sergio Rodríguez quien desatascara a su equipo. Un triple y una canasta suya ponían de nuevo en liza a su equipo (34-27).

El Valencia Basket luchó hasta el final, pero acabó cayendo (ACB Photo/A. Martínez)

El juego exterior blanco, liderado por los “Sergios”, estaba imponiéndose al control del juego interior que estaba buscando el conjunto de Carles Duran. A los puntos del “Chacho” y de Sergio Llull, respondían dentro de la zona, con mayor o menor acierto, Luke Harangody o Serhiy Lishchuk.

También la presencia del MVP Orange de la liga regular, Felipe Reyes otorgaba a su equipo un plus que no conseguía encontrar el técnico levantino, que realizaba ajustes en su cinco, sin dar con el más adecuado para cortar el acierto blanco.

Además, al Valencia Basket le estaba faltando un punto de intensidad en su defensa, lo que facilitaba que los hombres de Laso se movieran cómodos por la pista y encontraran el aro con mayor acierto que los taronja.

Así, el Real Madrid, poco a poco y sin hacer demasiado ruido, fue ampliando su ventaja hasta alcanzar los 11 puntos que mostraba el marcador a poco más de minuto y medio para el descanso (44-33), al que se llegó con 46-36 y sensaciones muy diferentes en ambos conjuntos.

La defensa taronja, clave

El paso por el vestuario le sentó bien al Valencia Basket, al menos en el apartado defensivo. Ahora sí, el cuadro taronja se mostró mucho más agresivo, provocando el fallo en sus tres primeros ataques a un Real Madrid que necesitó de un cuarto y del acierto de Felipe Reyes para acabar con esta sequía inicial.

Eso, unido a una clara mejoría en el ataque taronja, en la que Lucic tuvo algo que decir, metió de lleno al Valencia Basket en el partido (48-44, m. 23), llevando a Pablo Laso a parar el encuentro para reorganizar a sus hombres.

Enorme Nocioni, colocando tapones y siendo decisivo en el último cuarto (ACB Photo/A. Martínez)

Fue Lucic quien, machacando el aro tras un pase largo de Van Rossom, colocó el empate en el marcador en el minuto 26 (48-48). Empezaba un partido nuevo en el que habían cambiado por completo las sensaciones.

Los nervios ahora atenazaban a un Real Madrid que vivía de su acierto en la línea de personal para mantenerse por delante de un Valencia Basket que, una y otra vez, encontraba el hueco en una débil defensa blanca para volver a igualar el marcador.

Una técnica a Andrés Nocioni (m. 28) levantó aún más los ánimos de una afición blanca que no paraba de jalear a su equipo. Eso, unido a la garra de un Sergio Llull enrabietado, volvió a lanzar al Real Madrid. Con 58-52 en el marcador y 1:11 por jugarse, fue Carles Duran quien se vio obligado a pedir un tiempo muerto.

Con 59-57 en el marcador concluía un tercer cuarto de claro color taronja. Quedaban por delante 10 minutos y ninguno de los dos equipos estaba dispuesto a tirar la toalla.

Nocioni, desequilibrante

El último cuarto arrancó con ambos conjuntos sumando de tres en tres. Tres fueron los tiros libres convertidos por Nocioni. A ellos respondió el Valencia Basket con un triple de Vives, seguido por uno más del alero argentino (65-60).

Las espadas estaban en todo lo alto y, ahora sí, ambos conjuntos debían tirar de todas sus armas para no dejarse sorprender por su rival.

Quizá espoleado por esa técnica recibida al final del tercer cuarto, el ‘Chapu’ Nocioni se convirtió en el protagonista de estos minutos. Intenso en defensa y activo en ataque, se echó al equipo a la espalda, contagiando a sus compañeros que, de nuevo, se mostraban como al inicio del partido.

Fue una nueva canasta de tres puntos del argentino la que ponía al Real Madrid otra vez cerca de los diez puntos de ventaja (72-63, m. 34) y un triple de Rudy Fernández el que les permitía superarlos de nuevo (75-63, m. 35).

Letal Rudy Fernández a lo largo de todo el partido (ACB Photo/A. Martínez)

Ahí se rompió el partido de manera definitiva. Pese a que la diferencia en el marcador no era nada tranquilizadora, ya que el Valencia Basket no iba a rendirse, el Real Madrid volvió a tener en sus manos el control del choque. Rudy y Nocioni siguieron haciendo de las suyas y los taronja ya poco podían responder.

Para colmo de males, Kresimir Loncar tuvo que retirarse por lesión a poco más de 25 segundos para el final del choque. El 1-0 estaba en el casillero blanco y ya había que pensar en el siguiente encuentro, que tendrá lugar el próximo domingo.

Paloma Canosa
ACB.COM

Últimos artículos relacionados con Real Madrid C. De F.
Últimos artículos relacionados con Valencia Basket Club S.A.D.
Resto de la jornada



© ACB.COM, 2001-