Nota de agencia

James: "Sin Irving también seremos competitivos y buscaremos el triunfo"
"Ni antes ni ahora nadie nos ha regalado nada, a mí no me dejan salir al campo a marcar 40 puntos, sino que es mi responsabilidad el conseguirlos", declara un LeBron James que asegura que su equipo será competitivo pese a la baja de Kyrie Irving

Oakland, 6 Jun. 2015 (EFE).- Con unos Cavaliers diezmados por la baja del base Kyrie Irving y unos Warriors desconfiados pese a tener ventaja de 1-0 en la serie, tras ganar el primer partido en la prórroga 108-100, se disputará este domingo el segundo encuentro de la final de la NBA.

Los Warriors esperan la reacción de los Cavaliers con su estrella, el alero LeBron James. Los Cavaliers han mantenido la moral alta, al menos en la comunicación con los periodistas, al asegurar que a pesar de la importante baja que han sufrido con Irving están listos para competir. "Ni antes ni ahora nadie nos ha regalado nada, a mí no me dejan salir al campo a marcar 40 puntos, sino que es mi responsabilidad el conseguirlos", declaró James.

"Todos sabemos el tipo de equipo que somos cuando Irving está en el campo, pero no tengo duda alguna de que sin él también seremos competitivos y buscaremos el triunfo", agregó.

James, que anotó 44 puntos en el primer partido, también respondía de alguna manera a los comentarios hechos por algunos jugadores de los Warriors en los que valoraban como más positivo para su equipo el hecho que la estrella de los Cavaliers consiguiese el mayor número de tantos, pero no diese asistencias al resto de compañeros y se quedasen sin ser factor ganador.

Jugadores como Harrison Barnes, Draymond Green y Andre Iguodala serán de nuevo los encargados de intercambiarse en la defensa de James y de formar el núcleo de los Warriors en esa faceta del juego.

Foto EFE

James no está preocupado por lo que puedan pensar los jugadores de los Warriors, sino que le sigue dando vueltas el fallo que tuvo en el tiro a canasta. "No es agradable lo que sucedió en el campo, le he dado vueltas a la película del primer partido y creo que hice todo lo correcto en el tiro a canasta, pero el balón no entró. La pena que me da no fue tanto por no haber ganado el partido sino que se hubiera evitado la lesión de Irving", declaró James.

El base titular de los Cavaliers se lesionó a falta de dos minutos para el final de la prórroga cuando sufrió fractura de la rótula de la rodilla izquierda. Irving se esforzó al máximo en solitario durante las últimas dos semanas en su intento por jugar la final a pesar de los problemas de tendinitis y otras molestias que arrastraba en la misma rodilla.

El propio comisionado de la NBA, Adam Silver, reconoció a través de varias entrevistas concedidas a los medios de comunicación que la baja de Irving unida a las del ala-pívot Kevin Love y el pívot brasileño Anderson Varejao con los Cavaliers dejan a la final con la sensación que ya no hay un duelo parejo entre ambos equipos. "No está claro qué podemos hacer para evitar lesiones, dado que siempre han existido y forman parte del juego, sin importar el momento ni lo profesionales", valoró Silver. "Estudiamos si se puede solucionar con mejores entrenamientos y análisis que determinen que movimientos causan lesiones, y también el calendario, por supuesto".

Ese es el verdadero problema que comienzan a tener los jugadores de la NBA, que se encuentran con un calendario muy cargado y demasiados partidos desde que se inicia la pretemporada.

"Tanto nosotros como la Asociación de Jugadores estamos estudiando este problema. Todos tenemos interés por mantener a los jugadores sanos el mayor tiempo posible y que tengan una carrera más larga", subrayó Silver.

Pero mostró poca definición cuando dijo que no sabía si se daban muchos entrenamientos y tenían pocas vacaciones. "A lo mejor es este el problema, pero también hace años normalmente las estrellas jugaban más minutos por partido. La buena noticia es que la ciencia ayuda a los jugadores a recuperarse de las lesiones mejor y más rápido. El debate sobre la reducción del calendario está sobre la mesa al igual que aportar otras soluciones médicas y científicas que ayuden a los jugadores", destacó Silver.

Los Warriors reiteran que sienten las bajas de jugadores clave entre sus rivales, como les sucedió en las series ante New Orleans, Memphis y Houston, pero su misión es pensar en lo que sucede dentro de su propio equipo y estar listos para el segundo partido.

Lo positivo para la NBA fue que la victoria de los Warriors dejó un 12,9 % de cuota de pantalla de televisión en Estados Unidos, el más alto en la historia de las finales.




© ACB.COM, 2001-