Artículo

Lucas Mondelo: "Iremos a por todo"
Manteniendo un discurso ambicioso a la par que prudente, el seleccionado reconoce que “el equipo es consciente de lo que le espera y más que nunca va a ir partido a partido”. Horas antes del debut en el Eurobasket hablamos con Lucas Mondelo quien nos descubre el difícil camino que le espera en el Torneo y las claves de esta nueva selección

Redacción 10 jun. 2015.- A horas previas del inicio del Eurobasket 2015, la Selección Española femenina última la preparación para la defensa de su corona continental. El equipo de Lucas Mondelo vive con ilusión lo que debe ser un campeonato que le abra de nuevo las puertas a una Olimpiada y entierre definitivamente la pesadilla vivida hace cuatro años cuando en Polonia el equipo quedó eliminado anticipadamente.

(Foto EFE)

Desde entonces, el técnico catalán ha cambiado el rostro de un grupo de jugadoras con unas señas de identidad propia y que ha convertido a la selección en un equipo con mayúsculas. Así lo indica el propio Mondelo al valorar el camino recorrido hasta el Eurobasket. “La valoración es que el equipo es que es un equipo, esto lo ha vuelto a enseñar en los partidos de preparación y tiene mentalidad ganadora como se demostró contra Turquía”, dice.

Con un pleno de victorias en los ocho encuentros amistosos hacen que “Las sensaciones que transmite el equipo sean buenas… de cohesión, intensidad e ilusión, respeto al rival... Todas nuestras señas de identidad están presentes”, señala un seleccionador eso sí que pone matices a la hora de valorar el largo mes de preparación del Eurobasket.

“Los partidos de preparación son eso, de preparación. Entrenos con marcador donde juegan todas, preparas cosas y los rivales hacen exactamente lo mismo. La tensión competitiva no es la misma y no hay presión. De todas maneras, independientemente del marcador, que han sido favorables, el campeonato va a ser muy duro y tenemos que estar preparadas a partidos muy igualados y resultados muy apretados ¿Qué luego no lo son? Pues benditos sea dios, pero principalmente hay que tener esa mentalidad ganadora que tuvimos contra Turquía donde tuvimos perdido el partido dos o tres veces y donde tuvimos la capacidad de ir a la prórroga y ganarlo. Esa mentalidad es la que quiero”, reconoce.

Para Mondelo, y antes del inicio del campeonato, todas las señales son positivas y nos adelante que “de momento, a nivel físico están bien que es como queremos estar cuando empieza el campeonato y ahora hay que esperar a abrir el melón, porque el campeonato va a ser my largo, los equipos van a estar muy igualados porque todos los equipos han nacionalizados a jugadoras y van a querer ganar con todo”. Quizá por ello el entrenador asegura que “ahora sólo nos queda pensar en Lituania, que es el primer partido y es siempre un partido muy duro”

Un partido para el que España tiene mucho trabajo adelantado sin llegar a estar al nivel que se espera y desea porque, como es habitual, le propio desarrollo del torneo permitirá el crecimiento del equipo y alcanzar una áreas de mejora que seleccionador nos señala “A partir de la defensa que es mejorable, hay algunas trampas que estamos esperando que acaben de salir y en situaciones de lado débil queremos estar más activa sobre todo en los cortes”. Pese a ello, Mondelo reconoce que “en defensa sobre balón nuestro trabajo de intensidad y presión al balón es francamente bueno y eso hace modificar el timing del rival, hace que juegue acelerado con tiros más rápidos de los que están habituados y eso a lo largo de un partido hace daño”.

A nivel de ataque, Mondelo espera que el crecimiento con “la mejora de los timing de ataque aunque también éste varíe en función de la lectura de juego del contrascouting que hagan los rivales y un poco mejorable el equilibrio dentro y fuera para mejorar la circulación en ataque”.

Matices que no restan valor a la gran evidencia de que estamos ante un gran equipo que llega a la cita de Rumania y Hungría tras haber obtenido el campeonato de Europa y subcampeonato del mundo en los dos últimos años. Logros inimaginables que son producto del otro gran mérito de jugadoras y entrenadores. “La evolución del equipo es que ha pasado de ser selección a ser equipo y la renovación que se ha llevado con jugadoras que lo habían ganado todo en categorías inferiores ha sido positiva. Tal vez un poco antes de tiempo entre comillas pero espero que eso no se nos vuelva en nuestra contra porque el grupo tiene los pies en el suelo, sabe su limitaciones y trata de minimizarlas y potenciar sus virtudes”, comenta Mondelo.

(Foto FEB)

Matices sobre un estilo innegociable

Sin embargo, y como sucede antes de cualquier gran cita, el pasado sólo sirve para el regocijo de la afición y tanto entrenadores como jugadoras son conscientes de que su valor es nulo si no se tiene los pies en la tierra; más si cabe antes de un torneo tan complejo como el que les espera. Para Mondelo, “este año es un campeonato diferente porque no está Sancho y entra Astou que es una jugadora joven, de 21 años y que lo están haciendo muy bien, pero tiene un recorrido muy largo y esa juventud puede venir muy bien para unas cosas y la inexperiencia puede ir mal para otras”.

La ausencia de la estrella española ha propiciado cambiar la convocatoria aunque con matices como nos marca el propio seleccionador. “El estilo de juego es innegociable y la estructura se ha retocado”, indica. Mondelo reconoce que en otros torneos “veníamos con cuatro pívots por la cantidad de minutos de Sancho y la situación del cuatro falso que aún la seguimos teniendo. Este año sin Sancho hemos pensado que es mejor tener cinco pívots para tener tres pívots que lleven el peso del equipo otro pívot que cubra situaciones de faltas puntuales y un quinto pívot especialista para concretos partidos como hemos hecho en campeonatos pasados y que tuvieron minutos y lo hicieron bien contra equipos y momentos concretos”, señala insistiendo que, en cualquier caso, “El estilo de juego no cambia”

Sin duda que la baja de Sancho Lyttle pude ser un condicionante y motivo de preocupación… aunque algo menos después de ver el gran rendimiento ofrecido por Astou Ndour en los partidos de preparación (10,8 puntos y 6,75 rebotes por partido). La pívot española está llamada a ser una de las grandes dominadoras del continente en la próxima década y eso es una gran noticia como también es su perfecta integración dentro del grupo ya formado. Mondelo sabe de lo difícil que será evitar comparaciones entre ambas jugadoras pero de Astou sólo espera “que ella haga lo que sabe hacer a día de hoy sin presión”… que ya es mucho.

“Hay que intentar que el hecho de su debut y de su juventud no le afecte y se exprese en la pista como ella sabe y ayude al equipo a conseguir sus objetivos que no es más que clasificarse para los Juegos Olímpicos”, señala Mondelo

(Foto FEB)

El difícil camino de Río

Además, de este condicionante interno, el seleccionador también nos reconoce que en esta edición del Eurobasket “el equipo se tiene que enfrentar a selecciones que han nacionalizado jugadoras: Polonia, Eslovaquia, Hungría, Croacia… Serbia por ejemplo viene con una americana y con Petrovic que hace años que no venía a la selección. Tenemos las dos dificultades es añadidas, pero el equipo está preparado y será competitivo”

Elementos propios y ajenos invitan a la prudencia a la hora de analizar el campeonato y marcar objetivos. Tirando de metáfora, Mondelo nos advierte que “hay gente especialista en melones, tocan el melón, lo pesan, ven si están más o menos maduro, más verde, pero al final hasta que no lo abres... Yo, antes de empezar la concentración, hubiera pedido llegar al torneo como estamos. No tengo ni una queja pero luego la competición no pondrá en nuestra situación”. Eso lo sabe el cuerpo técnico y sus pupilas y por ello “el equipo es consciente de lo que le espera y más que nunca va a ir partido a partido y, en función de nuestros resultados y otros resultados, veremos dónde, cómo y qué tenemos qué hacer”, confiesa.

Y es que España podría llegar al torneo con una dualidad de objetivos: Por un lado está el deseo de alcanzar una plaza olímpica, pero sin olvidar que, como actual campeona, hay que aspirar al máximo. Sobre la ambición del colectivo, Mondelo no tiene dudas porque “tenemos varias jugadora que están en el extranjero y están acostumbradas a jugar por grandes objetivos y que son importantes en su equipos. Eso ayuda pero tenemos que tener claro que hace 30 años que nadie repite triunfo en un Europeo, por algo será. Así que estadísticamente el equipo que lo tiene más difícil es España... pero la estadística está para romperse”.

Prudente a la hora de dar los pasos, el seleccionador tiene claro que “nosotros no queremos mirar tan lejos porque mirar tan lejos te puede hacer dar un buen golpe con lo que tienes delante de tus narices”. Por ello, “vamos a ir día a día y la clave, y lo que la gente debe tener en la cabeza, es que hay cinco plazas, una directa y cuatro para el preolímpico y esas son las que hay pescar. Una vez se alcanza ese objetivo, que es el auténtico objetivo, soñar es gratis e iremos a por todo”, reconoce Mondelo.

En la pugna por esas plazas olímpicas, el seleccionador habla de un amplio ramillete de equipos con los que competir aunque con matices: Para el técnico hay selecciones que destacan como “Francia y Turquía con las que todos contamos, luego Bielorrusia, que después de varios años viene con todo: sus pívots vienen después de sus embarazos y han fichado extranjera; Serbia, que venía haciéndolo muy bien en los últimos campeonatos viene con Petrovic y una americana” y después “no hay que desdeñar a Rusia, que tuvo un accidente como nosotros tuvimos pero que viene con todos su arsenal y Prince, y Suecia que es nuestro querido enemigo”, señala.

“Podría nombrar algún equipo más como Montenegro, pero entre todas ellas más nosotras van a estar las plazas para el Preolímpico y las medallas… incluso metería a Hungría que tiene cinco jugadoras titulares de Euroliga y es la anfitriona”, concluye.

Así de complicado y laborioso es el camino de un equipo que está ante su mayor reto. Si un día fue increíble ser grande, ahora toca continuar siéndolo. El objetivo más ambicioso de una selección que ya hizo historia y que ahora tratará de seguir haciéndola poniendo su punto de mira en el gran muro a derribar: la olimpiada.

Álvaro Paricio
@Alvaropc23
ACB.COM

Últimos artículos del autor



© ACB.COM, 2001-