Crónica

Unicaja viaja al pasado para forzar el quinto (77-66)
¡Habrá quinto! El Unicaja ha dominado al FC Barcelona, batiéndole por 77-66, en un encuentro en el que ha llegado a mandar por 20, e iguala la serie: 2-2. El quinto y decisivo partido será el domingo a las 17:00h por Teledeporte y Orange Arena



Redacción, 12 Jun. 2015. -El Unicaja volvió a vestirse de ese equipo que enamoró durante gran parte de la temporada, en lo más alto de la tabla, y ofreció su mejor versión contra un Barça al que ganó por 77-66 para forzar el quinto partido en el Palau.

Los malagueños, especialmente motivados, basaron su triunfo con dos inicios arrolladores, tanto en el primer cuarto (9-0) como en el segundo (9-1 para el 29-15). Con una defensa sublime capaz de desquiciar al FC Barcelona, el cuadro de Plaza llegó a los 20 de ventaja en el tercer cuarto (46-26, m.24) antes de que su rival reaccionara.

Primero con un 0-7 de parcial y más tarde con los puntos de Huertas y Navarro, los visitantes se pusieron a 7 (59-52, m.34), si bien la superioridad malacitana en el rebote ofensivo, con otra exhibición de Suárez en pista, espantó a los viejos fantasmas para que el Carpena celebrara su día más feliz en años.

ACB Photo / M. Pozo

Regreso al pasado

”Si te lo propones, puedes conseguirlo todo”, decía George McFly en Regreso al Futuro. El Unicaja se creyó esa frase, confió en el imposible, en el precedente que no existe, en el sueño que ni se imagina en pleno viaje al pasado. Porque el Unicaja, como el miércoles, volvió al pasado, a ese pasado con flores en el jardín, con caras sonrientes y hasta con olor a amapolas. Qué cursi suena todo y cómo se añora cuando se pierde.

En Málaga contra el Barça jugó el que fue líder 21 jornadas, el equipo que volvió a conquistar la ilusión del Carpena y, por qué no decirlo, el conjunto que tiró de corazón y alma para forzar el cuarto partido 48 horas antes. Bien lo demostraban Granger y Stefansson, culpables del 5-0 inicial. O el propio Thomas, que prolongaba su minuto mágico en la prórroga con otro arranque esplendoroso. Un rebote en el cielo, juego de pies en la zona, canasta. Otra captura por encima de Tomic, falta forzada, dos tiros libres dentro (9-0). Y la grada loca en tres minutos.

Satoransky, que te pinta la Gioconda o te arregla el gotelé según se le necesite, calmó la sed barcelonista con un 2+1 y Oleson acertó desde el 6,75 para minimizar la tormenta (11-6, m.6), mas el Barcelona, todo talento, parecía estar afectado por el mismo virus que tuvo su rival en el Palau. Apático, plano (10 triples en el primer cuarto con solo 2 aciertos), previsible y con mucha menos tensión que su rival, su único objetivo en la primera parte era resistir. Y los campeones no resisten, los campeones, y el Barça lo es y defiende el título, prefieren dar miedo.

ACB Photo / M. Pozo

Suárez volvía a aparecer en el rebote ofensivo, Green corría de un lado a otro de la cancha para anotar a pase de Toolson, Golubovic cambiaba los pitos del miércoles por una ovación estruendosa por su trabajo en ambos lados de la pista –taponazo a Thomas incluido- y solo los puntos de Huertas mantenían en pie al FC Barcelona al final del cuarto (20-14), con un resultado que bien hubieran firmado los barcelonistas a tenor de lo sufrido en un cuarto que acabó con un 30-6 en valoración para los de casa. No iba a quedar ahí.

La batalla de los gestos

Los viajes que más merecen la pena son aquellos en los que la meta da igual. Que sí, que el Unicaja buscaba el 2-2, pero todo lo necesario para lograrlo importaba más que el marcador. El camino pesaba más. Y los de Málaga, en pleno regreso al pasado, recuperaron todas sus virtudes para exponerlas de forma insultante, arrolladora, en otro inicio de periodo similar al anterior.

Era el momento de los símbolos. Que Toolson anotaba triple, mirada a la grada con los brazos en alto. Markovic elevando la renta a la decena, Green corriendo tras cada balón recuperado como si el mundo acabara. Y, en la batalla de los gestos, el rey era Vázquez. Cómo gritó el de Saramagal cuando convirtió su enésimo rebote ofensivo en mate. Manos a la oreja, pabellón en pie. “No os oigo”, gritaba con su cuerpo, con sus manos al aire jaleando a la verde grada. El antaño frío Fran convertido en una especie de balcánico con fuego en los ojos, en una estrella de rock que se hubiera tirado en plancha a tribuna o se hubiera roto la camiseta si le hubieran dejado y que, como se prolongue su metamorfosis, cualquier día aparece con cresta y tatuajes como el más feroz bad boy con tal de intimidar más y más.

ACB Photo / M. Pozo

La grada del Carpena no podía ni sentarse. Tras Fran llegaba Toolson para poner la máxima (29-15, m.13) tras el 9-1 inicial. Y sí, respondían Doellman o Satoransky, oasis en el desierto, pero Vázquez seguía haciendo gestos con cada canasta, Gabriel se apuntaba a la fiesta -11 locales anotaron al descanso-, Granger penetraba de forma imposible y la ventaja crecía y crecía merced a los mejores minutos defensivos vistos al Unicaja en mucho, mucho tiempo.

El FC Barcelona no es que no pudiera jugar cómodo. Es que, simplemente, no podía jugar. Los malagueños cortaban la línea de pase, rozaban cada balón, punteaban cada tiro y, para colmo, los triples tampoco le entraban (3/15 en los dos primeros cuartos). Cuando Kuzminskas, en una de las jugadas del partido, recibió desde el exterior y acabó anotando por encima de todos forzando la personal, el público creyó entrar en éxtasis, ignorando que segundos después el lituano repetiría esa misma jugada para poner una máxima de +19 que Tomic redujo sobre la bocina (41-24). La batalla de los gestos derivó en la defensa perfecta. Unicaja olía a quinto.

El Barça pierde su tren

El equipo de Plaza había hecho, tal vez, su mejor primera parte del año. Y por no remontarse más en el tiempo, claro. 23-13 en rebotes, 56-11 en valoración y 24 puntos en el luminoso de un rival con un arsenal casi infinito. Sin embargo, la dinámica era casi imposible de mantener y el desgaste tenía que aparecer por un lado. Y lo hizo, más allá de las canastas de Stefansson y Granger para poner al equipo 20 arriba (46-26, m.24).

El FC Barcelona apretó mucho más en defensa, sí, pero perdió una oportunidad de oro en este cuarto de que hacer que su oponente notara su aliento cada vez más cerca. Los malagueños se obsesionaron con el triple con muy poco éxito y el aro pasó de piscina a anillo, si bien los barcelonistas solo podían reducir poco a poco desventajas con acciones aisladas de Tomic o Hezonja, perdidos en el rebote, como simbolizaba un Suárez que tan pronto se retiraba lesionado después caer tras la valla en lucha por una bola como volvía en plan cid para coger cada balón que escupiera el aro.

Cuando Golubovic volvía a poner 19 arriba a los suyos (52-33, m.28) con Plaza pidiéndole al público que le aplaudiera a un jugador que necesitaba más cariño que ninguno, el partido parecía ser de Unicaja, pero enfrente está un FC Barcelona que hasta en sus días más aciagos tira de galones. Qué fácil lo hizo. Un par de tiros libres de Pleiss y 5 puntos consecutivos de su referente en la sombra, DeShaun Thomas, metieron el miedo en forma de 0-7 de parcial (52-40, m.29. Por ello celebraron los malagueños con más rabia el triple final de Vasileiadis, que ni por asomo convenció a los barcelonistas de que su remontada era imposible. Iban a por ella.

Tibor Pleiss y Vladimir Golubovic, en pugna por el balón (ACB Photo / M. Pozo)

Unicaja huye de sus fantasmas

Se apellidan Huertas y Navarro. Navarro y Huertas. Juntos han ganado tropecientos títulos juntos, el primero desde el pleistoceno. Si había que tirar de veteranía, ellos eran los adecuados. Si había que asustar al rival, ellos eran los hombres. Si había que cambiar el partido, ellos iban a hacerlo. El brasileño anotó un triple, robó y volvió a anotar para ponerse más cerca que nunca de su rival (55-45, m.32). A continuación, el de Sant Feliu cortó su mala racha en el tiro y en la serie (¿2 partidos a cero de Navarro? El milenarismo ha llegado) asumiendo cada balón hasta el punto de anotar 7 puntos seguidos que despertaron todos los viejos fantasmas.

Con los visitantes a 7 (59-52, min.34), el aficionado malagueño miró al pasado y tembló, recordando cada una de las eliminatorias perdidas contra el FC Barcelona (8-0 en Playoff), algunas de ellas con finales rocambolescos. Y crueles, muy crueles. No estaba Ansley, ni Mrsic, ni Ndong. Tampoco Cabezas o Berni. Pero este Unicaja les quiso brindar un homenaje llevando la serie al Palau para rematar los que los viejos héroes no pudieron.

ACB Photo / M. Pozo

Construyendo su gloria desde el rebote ofensivo, una auténtica locura. Y con Thomas otra vez crecido en la recta final, rebañando cada balón y dando segundas oportunidades a un equipo capaz de colocar a 5 jugadores en el Top5 de máximos reboteadores en ataque del Playoff. Cuando Fran se colgó del aro–sorpresa, tras rebote-, el público lo vio cerca. Cuando Will machacó a la jugada siguiente, tras contraataque, su afición supo que habría desempate el domingo (65-52, m.36). Y comenzó a disfrutar hasta el último segundo en él día más feliz que este pabellón vivió en el último lustro.

Plaza repetía una y otra vez en la previa que era justo, que lo merecían, que este Unicaja sí era el Unicaja y no el visto en el Palau. Que un equipo que había dado tanto se merecía un quinto partido. “Aunque allí vayamos muertos y perdamos de 40”, recalcaba. Pero en cada una de las jugadas hasta el 77-66 final, los malagueños empezaron a preparar el terreno para el domingo, conscientes de que ganen o caigan, el Barça debe sudar en su casa para llegar a la final.

32 equipos se pusieron con un 2-0 en semis, 32 equipos pasaron a la final. Jamás nadie supo remontarlo. Pero tampoco nadie, antes de Unicaja, había remontado un 0-2 en cuartos o había eliminado al campeón de la regular siendo octavo. Los malagueños, adictos a los extremos, a ese placer masoca de vivir entre el cielo y el infierno, se prometen cambiar su historia y terminar su viaje al pasado este domingo, frente a un Barça que debe dar más, que va a dar más. Su corona está en juego.

Daniel Barranquero
@danibarranquero
ACB.COM

Últimos artículos relacionados con Baloncesto Malaga S.A.D.
Últimos artículos relacionados con F.C. Barcelona
Resto de la jornada



© ACB.COM, 2001-