Artículo

La importancia del primer partido
Ganar el primer partido del Playoff Final de la Liga Endesa es casi imprescindible si se quiere levantar el trofeo. Al menos así se desprende si miramos la historia, en la que en 29 de las 31 ediciones disputadas se ha proclamado campeón el equipo que golpeó primero (93,5%)

Redacción, 19 jun. 2015.- El gran objetivo de Real Madrid y FC Barcelona en este momento es conseguir tres victorias y levantar el trofeo de campeón. Y, aunque no importa en qué momento consigan esas tres victorias, sí parece fundamental llevarse el triunfo en el primer choque, ya que la historia demuestra que el conjunto que golpea primero tiene mayores opciones de ser el que consiga el título.

Esta importancia queda demostrada cuando se estudian los precedentes. Así, ya se han disputado un total de 31 finales y en solo dos de ellas se proclamó campeón el equipo que cayó derrotado en el primer duelo de la serie, dato más que contundente (93,5%) que permite asegurar que aquel equipo que vence primero tiene más que un triunfo de ventaja.

En estas 31 campañas, son curiosamente los dos equipos que ahora estarán frente a frente, los que consiguieron remontar la final después de caer en el primer choque, el Real Madrid en la temporada 1984-85 y el FC Barcelona en la 1994-95.

ACB Photo / Ángel Martínez

El equipo blanco se llevó el título pese a caer ante el entonces Ron Negrita Joventut en el primer duelo de la serie final (86-111), llevándose posteriormente los dos siguientes encuentros y cerrando la eliminatoria con 2-1.

Por su parte, el equipo catalán cayó derrotado por el Unicaja en el primer duelo de la Final contra el Unicaja, en la que era la primera disputa por el título de los malagueños (77-84). Sin embargo, la eliminatoria acabó cayendo del lado azulgrana por un disputado 3-2.

Por tanto, en los últimos 20 años el equipo que ha ganado el primer partido de la final ha conseguido convertirse en campeón. Especialmente importante resulta esta victoria si se parte con el factor cancha en contra, ya que siempre que un equipo que no contaba con la ventaja de campo ha conquistado el título, lo ha hecho ganando en el primer partido de la Final.


Partidos de extrema igualdad

Por todo lo dicho anteriormente, parece que los equipos afrontan la apertura de la final siendo conscientes de la importancia de un buen resultado. Así, saltan a la pista con un plus de tensión e intensidad que, en muchas ocasiones, han provocando que la igualdad sea extrema.

Así, podemos ver que en la temporada 2008-09, el Regal FC Barcelona superó al Caja Laboral por sólo dos puntos (80-82), tras convertir Gianluca Basile un triple increíble. Igualmente, el equipo azulgrana repitió momentos de esta misma intensidad en la temporada 2002-03, cuando derrotó al Pamesa Valencia por 76-74 con una canasta decisiva de Jasikevicius, y un año más tarde, cuando pudo con el Adecco Estudiantes en un agónico 79-78.

El Real Madrid también parece abonado a la igualdad, ya que en la campaña 2004-05 derrotó al TAU Cerámica por 82-84 y empezó así el camino hacia el título, mientras en la 2006-07 conquistó el trofeo tras vencer en el primer duelo de la final al FC Barcelona por un apurado 69-62.

Sin embargo, el precedente más cercano lo tenemos en la temporada 2011-12, cuando un triple sobre la bocina de Marcelinho Huertas culminaba una espectacular remontada del FC Barcelona y dejaba al Real Madrid con la miel en los labios en el último segundo de aquel primer partido (81-80).

La temporada pasada, el FC Barcelona ganó en el Palacio de los Deportes, también por un ajustado resultado (93-98), y se acabó proclamando campeón, en el cuarto partido.

ACB.COM

Últimos artículos del autor



© ACB.COM, 2001-