Artículo

Jugar al baloncesto en el paraíso
Una isla deshabitada, una playa inmensa de arena blanca rodeada de bancos de coral… y una cancha de baloncesto. La isla de Malcapuya (Palawan, Filipinas) promete uno de los partidos de baloncesto más exóticos y paradisiacos del mundo


28. Jul. 2015.- El baloncesto es una religión en Filipinas, y su pasión esconde muchos secretos. Uno de ellos, una cancha de baloncesto en un auténtico paraíso: la isla de Malcapuya, en la provincia de Palawan. Una isla deshabitada, a la que solo llegan barcos con turistas (mayoritariamente locales) para visitar sus bancos de coral y su inmensa playa de arena blanca.





Allí, a escasos cinco metros de paradisiaca playa, a kilómetros del lugar habitado más cercano, emerge una cancha de baloncesto tan bonita como rudimentaria. Las canastas y tableros de madera y la fina arena blanca como ‘parqué’ le dan un toque único.





Allí matan el tiempo la tripulación de los barcos de turistas. Mientras éstos toman el sol o bucean entre el coral de la costa, improvisan un partido entre cocoteros, sea con sandalias o descalzos. Ocasionalmente los vendedores de cocos y algún turista se apunta y se pone en marcha uno de los partidos de baloncestos más exóticos del mundo.















Fotos Owen Ruth Ferrera


¿Y cómo se llega allí?

La Isla de Malcapuya se encuentra al norte del archipiélago y provincia de Palawan (nombrada mejor isla del mundo por Conde Nast Traveler's Readers' en 2014) en Filipinas. Está a aproximadamente una hora y media en barco de la isla de Corón y de Coron Town, centro turístico en la isla de Busuanga. Para llegar es necesario volar desde Manila, capital de Filipinas, hacia Busuanga, o viajar en barco desde otras islas cercanas. Una vez en Coron Town, diversas agencias ofrecen paquetes turísticos que visitan las playas más paradisiacas de la zona, entre ellas la Isla de Malcapuya.

ACB.COM

Últimos artículos del autor



© ACB.COM, 2001-