Artículo

Dejan Tomasevic: Un MVP a los mandos de Serbia
Lo fue todo como jugador y ahora quiere volver hacer gande a Serbia desde su cargo en la Federación. Tras su exitosa carrera por Serbia, España y Grecia, Dejan Tomasevic quiere también ser un MVP en los despachos

Redacción, 26 Jul. 2015.- Aunque hace más de cinco años que colgó las zapatillas, su figura apenas refleja el paso de los años y la inactividad. A sus 42 años Dejan Tomasevic ha completado una dulce transición de las canchas de baloncesto a los despachos.

Dejan Tomasevic en la actualidad

El que fuera uno de los jugadores más importantes del inicio de siglo es hoy vicepresidente de la Federación Serbia de baloncesto y coordinador de las competiciones nacionales. Un cambio que, aunque no fue sencillo en sus inicios, disfruta plenamente. “"Ahora, después de tres años y medio, puedo decir que estoy dentro. Me costó como mínimo y un año meterme dentro, pero ahora sé cómo funciona”" nos dice un Tomasevic que nos confiesa que llegó al cargo porque "“quería ayudar y creo puedo ayudar”".

Aunque recientemente le vimos jugar el partido de leyendas de FIBA aprovechando la celebración del Eurobasket Femenino, los tiempos de jugador están en el olvido de Dejan Tomasevic. Disfruta jugando con amigos pero no mira con añoranza sus años como profesional.

Ese tiempo pasó y hoy recuerda con serenidad como fue aquella transición. "“No fue fácil. Durante un año después de jugar en Panathinaikos me quedé en Atenas sin hacer nada, pensando sobre qué quería hacer con mi vida: si quería seguir jugando, si quería ser entrenador o encaminar mi vida a los despachos, y elegí ser directivo. Luego, el presidente de nuestra federación me llamó y me preguntó si quería estar con ellos y este ha sido el camino que he seguido”", nos cuenta Tomasevic.

El que fuera campeón el mundo con Yugoslavia en 1998 y 2002, nos confiesa que "“aproveché ese año para olvidarme de mi faceta de jugador y para meterme en mi nuevo rol”". Una metamorfosis básica para su nuevo trabajo porque no quería estar atado al pasado. Dejan Tomasevic nos cuenta que “"ahora puedo ver partidos como directivo, como un apasionado del juego pero no como un jugador que recuerda sus años de jugador. A mí no me gusta cuando jugadores hablan “en mi época yo lo hacía así...” Yo tengo claro que mi tiempo pasó y que ahora quiero ayudar”". El directivo tiene claro que “"ahora las estrellas son los jugadores y el entrenador, y nosotros estamos a un lado”".

En su camino por conseguirlo no está solo y, junto a él, la Federación de Serbia cuenta con el apoyo y asesoramiento de ex jugadores como Igor Rakocevic, Dejan Bodiroga o Dragan Tarlac, un hecho que, para Tomasevic, da un valor añadido al trabajo federativo. "“Creo Serbia es la única federación que tiene tantos ex jugadores en su dirección y esto es muy importante"”.

El que fuera estrella del equipo tras la escisión balcánica sabe que la realidad ha cambiado en su país y por ello insiste en la importancia que tiene la presencia de ex jugadores en el resurgir de la nueva selección. “"En nuestro país han pasado mil cosas, antes éramos un país grande y ahora es más pequeño, pero la gente siempre espera ganar títulos y recuerda los noventa y principios de 2000 cuando ganamos muchos títulos… pero no es fácil. Ahora no es nada fácil pelear con equipos que tienen no sé cuantos millones de presupuesto, habitantes y jugadores. Nosotros no somos tan fuertes como antes. Lo bueno es que siempre queremos ganar y siempre estamos en este nivel nosotros intentamos ayudar"”, afirma.

Para Dejan, ahora toca cambiar la perspectiva y focalizar los esfuerzos en ayudar a las nuevas generaciones para que tengan todas las facilidades posibles. "“Lo único que queremos dentro de la federación es poder ayudar a la gente joven para que tengan una liga buena y que tengan todo en la selección para que puedan competir y triunfar”", nos cuenta un Tomasevic al que se le denota pasión cuando nos habla de su trabajo en la federación.

(Foto FIBA Europe)

Un futuro esperanzador

Con el reciente triunfo de la selección femenina en el Eurobasket y la plata del pasado Mundial, los resultados están dando la razón a este nuevo grupo de trabajo, aunque Tomasevic recuerda que no tuvieron un buen inicio en el cargo. “"Recuerdo que 2011 fue el primer campeonato en el que estábamos. No tuvimos suerte, jugamos bien pero en cuartos final perdimos a dos jugadores en la posición de escolta y sin ellos no pudimos ganar ese partido. Siempre hemos tenido problemas con jugadores lesionados”".

Lesiones y ausencias. En los últimos años Serbia ha sido un país con dificultades para completar sus convocatorias pero lejos de enfadar a Dejan Tomasevic, el directivo nos dice que "entiendo al jugador. Creo que se deben sentar la gente de FIBA, NBA, Euroliga y hablar de calendario porque este calendario no es bueno para el jugador. Con tantos partidos que tienen los jugadores no aguanta. Yo entiendo a los que no puedan jugar”".

Mirando al pasado más reciente, Tomasevic recuerda que no es un problema únicamente de Serbia o Europa, e intenta dar soluciones partiendo del diálogo entre los organismos que velan por el baloncesto y los jugadores. “"Tú en este campeonato has perdido a jugadores como Tony Parker, Kevin Durant, Manu Ginóbili y otros, imagínate que hubiera sido con todos ellos. Es muy importante jugar menos partidos durante la temporada, tener menos días de preparación, pero tener a todos los jugadores en los campeonatos y esta es la tarea que tiene la gente que trabaja en FIBA, NBA y Euroliga”", señala. Para conseguirlo, Tomasevic cree que sería bueno extender el modo de trabajo serbio a otras esferas decisorias. "“Es mi opinión personal, pero creo que en estas organizaciones debe haber más ex jugadores porque entienden como es de difícil jugar 100 partidos en una temporada y sabrían hacer un calendario mejor”".

Gracias al trabajo de Dejan Tomasevic y el resto de profesionales de la federación, Serbia vuelve a gozar de los éxitos de antaño. Una alegría para el aficionado que siempre vio los triunfos balcánicos y una preocupación para el resto de selecciones. El ogro ha vuelto y lo hace con el peor de los rivales como jefe de filas.

Dejan Tomasevic sabe lo importante que ha sido contar con Aleksandar Djordjevic en el banquillo y el impulso que su llegada ha supuesto para los jugadores y la selección. “"Ahora se inicia una nueva etapa con Sasha Djordjevic, también quiero agradecer con Dusan (Ivkovic) que ha hecho un trabajo increíble con nosotros, pero ahora Djordjevic, que ha sido un gran ganador, va a transmitir a los jugadores su carácter. Esto ya se nota viendo como imprimió un espíritu ganador a la selección”".

Como excompañero de equipo, pocos conocen tan bien al seleccionador serbio y es por ello que Tomasevic nos da una de las claves para entender el éxito de Djordjevic como seleccionador a través de lo que fue como jugador. "“Mira, puede ser que Sasha en este equipo... no quiero decir que no fuera el mejor jugador, porque en este equipo jugaron Danilovic, Divac, Bodiroga y algunos más, y a uno le puede gustar uno más que otro, pero él fue líder en pista y fuera de ella. Cuando Sasha hablaba todos callábamos y seguro que este carácter que tiene lo ha transmitido a los jugadores”".

"“Está claro que no puede hacer todo en sólo dos meses que está con el equipo, pero creo que, como Sasha va a durar con jugadores muchos años, vamos a ir creciendo poco a poco"”, adelanta Tomasevic. Sin duda que ya comienzan a verse los frutos del trabajo de la federación serbia, una labor donde nuevamente Dejan Tomasevic deja su sello de calidad. Si antaño fue un MVP sobre la pista, ahora quiere serlo impulsando nuevamente el baloncesto de su país.

Álvaro Paricio
@Alvaropc23
ACB.COM

Últimos artículos relacionados con D. Tomasevic
Últimos artículos del autor



© ACB.COM, 2001-