Nota de agencia

Barea: "Nunca pensé que iba a firmar un contrato así a los 31 años"
A pocas horas de comenzar los Juegos Panamericanos, el líder de Puerto Rico, José Juan Barea, reconoce en una entrevista a EFE que haber firmado su contrato con los Dallas Mavericks le permite "disfrutar más todavía del verano con la selección"

Antonio Martín Guirado. Toronto (Canadá), 20 jul. 2015 (EFE).- El líder de la selección de baloncesto de Puerto Rico, José Juan Barea, reconoció hoy a Efe que "nunca" pensó que a sus 31 años lograría un contrato como el que acaba de firmar con los Dallas Mavericks, que le une a la franquicia tejana por cuatro temporadas más y unos 16 millones de dólares.

"Estoy más tranquilo todavía", confesó el base tras el entrenamiento de los boricuas en el Centro Atlético Ryerson, donde mañana, martes, debutarán contra Brasil.

"Estoy bien contento. Es algo para lo que trabajé toda mi carrera. Nunca pensé que iba a firmar un contrato así a los 31 años, pero ahora puedo disfrutar más todavía del verano con Puerto Rico e ir a trabajar después a Dallas", manifestó el de Mayagüez, que reconoce el duro golpe que ha supuesto para el equipo el no contar finalmente con el pívot DeAndre Jordan.

Jordan se comprometió verbalmente con Dallas durante el periodo de agencia libre, pero en el último momento dio marcha atrás y decidió permanecer en Los Angeles Clippers.

Foto FIBA

"Son cosas que pasan en la NBA", indicó el director de juego. "Cosas bien fuertes. Lo entiendo también un poco, aunque lo podía haber hecho de mejor forma. Él tiene buenas relaciones en los Clippers, pero para Dallas es una baja importante. Nos hubiera ayudado mucho. Hay que olvidarnos", agregó, "y mirar para adelante".

El conjunto dirigido por Rick Carlisle contará la próxima temporada con hombres como Deron Williams, Wesley Matthews y Zaza Pachulia, refuerzos con los que Barea cree que los Mavericks volverán a tener opciones de anillo.

"En Dallas siempre tratamos de ganar. Espero tener esa oportunidad de llegar lejos de nuevo", apuntó Barea, miembro de los Mavericks campeones de la NBA en 2011, donde ya estaba su compañero y gran amigo Dirk Nowitzki.

"No tengo duda de que estará muy contento por mi carrera y mi nuevo contrato", indicó Barea, agradecido por la gestión al dueño de la franquicia, Mark Cuban.

"Un tipo bien sencillo con el que se puede hablar de lo que sea y a quien puedo llamar cuando quiero. Es el mejor dueño que he conocido. Me trata como un amigo más", sostuvo.

Para el comienzo de la NBA quedan más de tres meses, así que toda la atención de Barea está puesta en los Panamericanos, un torneo que conoce bien tras haber disputado las anteriores ediciones de Río de Janeiro 2007 y Guadalajara 2011.

Puerto Rico pondrá en liza el oro de Guadalajara obtenido al doblegar a México por 72-74 con una suspensión de Barea a falta de 1,5 segundos para el final.

Aquel triunfo supuso el tercer oro panamericano para los boricuas tras los obtenidos en Sao Paulo 1963 y La Habana 1991.

"Nuestra expectativa siempre es ganar", afirmó. "Somos un grupo más joven. El nivel va a estar bien bueno, así que todos los juegos van a estar bien fuertes. Vamos un juego a la vez y a tratar de ganarlos todos. Va a ser difícil pero tenemos la oportunidad de hacerlo", añadió.

Barea estará acompañado por Larry Ayuso, Alejandro "Bimbo" Carmona, Ramón Clemente, Javier Mojica, Luis Villafañe, Devon Collier, Gilberto Clavell, Jezreel De Jesús, Gary Browne, Kevin Young y Paul Graham.

"Hay plantel para repetir el oro. Hay jugadores que están haciendo cosas o descansando -nombra a compañeros como "Ricky" Sánchez, Relando Balkman o John Holland-, y eso le abre las puertas a gente nueva con la oportunidad de jugar y ver qué pueden hacer. A mí me encanta jugar con los jóvenes. Disfruto con ellos", valoró.

La plantilla está dirigida por el estadounidense Rick Pitino, el técnico de la Universidad de Louisville, quien debutará con la selección.

"Nos está ayudando mucho. A los jugadores nos encanta. Es algo diferente. Él aporta su pasión y energía. Defensivamente nos va a hacer mejorar", explicó.

El compromiso de Barea con la selección es total. Mientras muchos jugadores NBA prefieren no asumir riesgos, él asegura que, mientras la salud se lo permita, siempre estará disponible.

"Si estoy saludable, me encanta jugar siempre", dijo a Efe.

"Me gusta compartir con otros atletas en los Panamericanos. Estoy acostumbrado. Desde pequeño me encanta hacerlo. Desde los 16 juego con Puerto Rico y seguiré hasta que no pueda más", subrayó.

Enfundarse la camiseta de Puerto Rico, para él, lo es "todo".

"Todo lo aprendí allí, en las categorías inferiores. Sé lo importante que es este equipo para la fanaticada en Puerto Rico. Les encanta la selección, así que es una responsabilidad y un sentimiento especial", comentó.

Por eso, si repite el oro, no dudaría en hacer "un 'party' bien grande en Canadá con todos los atletas de Puerto Rico".




© ACB.COM, 2001-