Artículo

Marcelino Maneja, testimonio de un innovador
Ex jugador del Joventut (1947-1954), lideró al club a sus dos primeros títulos nacionales: las copas de 1948 y 1953. Fue innovador, con pases sin mirar o por detrás, y acapara numerosos reconocimientos en todos los ámbitos

Marcel·lí Maneja y Tariq Kirksay, unidos por la cinta (Foto Penya.com)


Entra a su testimonio de 2005

"“Aquella época casi todo el trabajo teníamos que hacerlo nosotros. Cuando empecé en Hospitalet teníamos que sacar las piedras del campo, que era de tierra, regar, dejar secar, marcar el campo con cal, descansábamos para almorzar y luego jugábamos. Yo cuando llegué al Joventut vivía en Hospitalet y en Badalona no había todavía autobús, con lo que tenía que coger el autobús en Hospitalet, el metro en Barcelona y el tranvía en Badalona… y acababa pronto, con lo que algunos días tenía que ir andando. De hecho, a algunos partidos acudía en bicicleta. Era un buen calentamiento. En aquel Joventut ya cobraba algo”.

“Cuando llegué al Joventut en el 47, en nuestro primer año fuimos campeones de la Copa, era el primer título de la historia del club. Seguí jugando en él hasta 1954, con 33 años, y me retiré por un problema de menisco y tras haber conseguido una segunda Copa. En el Joventut estuve muy a gusto y aunque cada temporada venían a buscarme otros equipos, me quedaba porque había dado la palabra”.

“Yo era un base de la época en que se llamaban mediocentros. Jugaba con un pañuelo, como han hecho luego otros deportistas durante muchos años, pero yo lo hacía antes que nadie. Como se llevaba el pelo largo, evitaba que el pelo me cayese en la cara y que se me llenase de sudor. En aquella época no se sabía nada del baloncesto americano, pero a mí me gustaba pasar balones sin mirar y botar muy bajo, para poder adaptarme a todas las superficies del terreno”".
Marcel·lí Maneja, histórico jugador de los 40, recibió una camiseta de manos de Jordi Villacampa (Foto FIATC Joventut)


ACB.COM

Últimos artículos del autor



© ACB.COM, 2001-