Artículo

Norel: "Quiero llegar lejos en una de las tres competiciones"
"Mi deseo para esta temporada es llegar lejos en una de las competiciones, me da igual cuál. Quiero estar cerca del final al menos en una de ellas. Creo que va a ser un año muy bonito". Henk Norel desborda ambición en su cuarta temporada en Zaragoza

Zaragoza, 19 Sep. 2015.- De los seis años que el CAI Zaragoza lleva subiendo a Vielha, el pívot del CAI Zaragoza cumple su cuarta estancia en el Val d’Arán. Una cuarta campaña que le convierte en el jugador más veterano en el seno rojillo y por ende, en el capitán del equipo para un curso que afronta con especial ilusión. No solo por la responsabilidad de ser el líder del vestuario, sino por las sensaciones que le arroja el equipo en estas primeras jornadas de trabajo.

Foto CAI Zaragoza

Pese a haber arrancado su aventura con el equipo hace apenas unos días, su continuidad en el club aragonés se concretó apenas unos minutos después de acabar la pasada campaña: “Estoy contento porque significa que el club confía en mí y yo siento a Zaragoza como mi casa. Me siento muy orgulloso de poder estar una cuarta temporada en un club que sigue creciendo y en el que yo puedo seguir haciéndolo”, valora.

Lo que no esperaba aquel 24 de mayo, era convertirse en el capitán del equipo: “Es algo nuevo para mí. Nunca lo he sido, ni siquiera en las categorías base”, reconoce. “Pero he hablado con Joaquín, me llevo bien con él y le he dicho que no quiero ser capitán por ser el que más tiempo lleva aquí, sino porque tú quieres y me das la confianza. Por eso voy a intentar ser el mejor capitán posible para él pero sé que me tendrá que ayudar. Tanto él como jugadores como Tomás Bellas que ha sido capitán en Gran Canaria”, admite sin dejar de sentirse orgulloso por su nuevo papel. “Tengo mucha ilusión y ganas de afrontar esta responsabilidad; es algo que me gusta y más en este equipo”, sentencia al respecto.

A ese respecto, Norel tampoco puede obviar las palabras que le dedicó Joaquín Ruiz instantes antes de emprender el viaje a Vielha y donde le calificaba de referente tanto en ataque como en defensa: “Soy el único ‘5’ puro del equipo”, alude sobre su importancia en la configuración de la plantilla. Algo que no es ápice para la relajación. “Voy a intentar ayudar al equipo en lo que pueda, no me voy a poner más o menos presión por ello. Me dejaré todo sobre la pista intentando jugar lo mejor posible para llevar al equipo lo mejor posible aprovechando también mi experiencia en la liga”, añade.

Desde ese nuevo puesto en el vestuario, el internacional holandés ha vuelto a ser testigo de la transformación del equipo un verano más: “No tenemos muchos jugadores del año pasado, pero como siempre se han fichado jugadores con mucha ilusión y que quieren crecer. Veo una plantilla extraordinaria y soy muy optimista”, asegura. “Tengo muchas ganas de competir y jugar partidos con este grupo. Estoy deseando que empiece la temporada, la pretemporada no es mi parte favorita del año”, confiesa apenas tres días antes de jugar su primer partido de la preparación.

Pero pese a no gustarle en exceso, Norel reconoce la trascendencia de esta etapa para lo que deberá ser el CAI Zaragoza 2015-2016: “Lo más importante es que en este tiempo todos vayamos asumiendo nuestro rol, pensemos lo mismo y vayamos en la misma línea. De esta forma podremos crecer más rápido y mejor. Si todos nos apoyamos entre nosotros las cosas serán más fáciles porque tenemos un gran grupo”. Un bloque que sigue estrechando lazos con el paso de las horas y los días juntos: “El día antes de subir cenamos todos juntos y esta noche lo vamos a volver a hacer. Son cosas que ayudan porque hemos de ser un equipo en la pista, pero también fuera de ella”, esgrime.

Momentos de convivencia que sirven también para poner en común objetivos para la cada vez más cercana temporada: “Tenemos que trabajar duro cada día como lo estamos haciendo. Todos somos muy competitivos y debemos demostrarlo en la pista e ir partido a partido. Está claro que todos queremos estar en la Copa y en los playoff, pero no podemos pensar en eso ahora”, argumenta con mesura y consciente de qué es lo que toca a cada instante. “Es tiempo de prepararnos lo mejor posible con los partidos que tenemos por delante con el objetivo de alcanzar nuestra mejor versión. Así podremos estar listos para el primer partido frente al Barcelona e intentar ganar. Con esta mentalidad seguro que las cosas nos van bien”, confía la torre rojilla.

Con ese regreso a la competición cada vez más cercano, resulta prácticamente imposible olvidar el increíble final de temporada que realizó promediando al menos 13 de valoración en 10 de los últimos 11 encuentros de liga regular: “Está claro que me gustaría conseguir 20 puntos y 15 rebotes en cada partido, pero es algo que no se puede saber. Lo importante es que ganemos y vayamos creciendo. Joaquín y el club saben ya de lo que soy capaz y estoy seguro de que me pondrán donde esté cómodo para poder desarrollar mi juego”, apuesta dejando entrever además uno de los retos que hay por delante: “Pero no solo conmigo, sino con todos. Es muy difícil tener a todos contentos pero ese ha de ser el objetivo: que cada uno quiera luchar y sacrificarse por el otro. Si yo pienso en los puntos que tengo que meter no es lo mejor para el equipo. Si un partido puedo meter 15, que me busquen a mí, pero si otro es Drake o Sastre, jugaremos para ellos. Esto es lo bonito del baloncesto y de jugar en equipo”.

Precisamente el equipo es el siguiente punto de su discurso: “Me sorprende que todos son gente muy normal”, arranca. “Mis padres siempre me han inculcado eso y es algo que valoro. Pese a ser jugador de baloncesto tengo dos hermanas que no juegan y me considero igual que ellas. Y aquí nadie se cree más que el otro o Michael Jordan; están aquí para trabajar y mejorar. Todos son grandes personas, de verdad que todos me caen fenomenal”. Pero pese a esa normalidad, admite que sobre la pista uno siempre encuentra cajas de sorpresas: “Todos somos profesionales y tenemos algo especial pero Nate, Drake y Halil me han sorprendido mucho”. Sin embargo, la mención especial se la lleva su compañero de habitación: “Me parece espectacular que un tío como Robin, que es casi tan alto como yo, pueda jugar de ‘3’ y se mueva como lo hace”.

Con todos estos ingredientes para una temporada que se presenta ilusionante, el internacional holandés rechaza aceptar ahora mismo un curso con playoff, Copa y Last 32 de la Eurocup: “No firmo nada. Quiero jugar, es algo que me encanta y voy a jugar todos los partidos con mucha ilusión. Siempre quiero hacerlo mejor”. Un margen de mejoría que destapa para cerrar la entrevista: “Mi deseo para esta temporada es llegar lejos en una de las competiciones, me da igual cuál. Quiero estar cerca del final al menos en una de ellas. Creo que va a ser un año muy bonito”. Palabra de Henk Norel. Que así sea.
Tecnyconta Zaragoza


Últimos artículos relacionados con Henk Norel
Últimos artículos relacionados con Basket Zaragoza 2002 S.A.D.
Últimos artículos del autor



© ACB.COM, 2001-