Nota de agencia

China y Filipinas se jugarán el trono continental en la final del FIBA Asia
China y Filipinas disputarán la gran final del FIBA Asia, tras vencer a Irán y Japón, respectivamente. El equipo campeón logrará además una plaza en los próximos Juegos Olímpicos de Río 2016

Pekín, 2 oct. 2015 (EFE).- Las selecciones de China y Filipinas lograron hoy su pase a la final del Campeonato de Asia de Baloncesto tras ganar respectivamente a Irán y Japón, por lo que se medirán en un duelo en el que a la rivalidad deportiva se une la política que viven ambos países en los últimos tiempos por conflictos marítimos.

En la primera de las semifinales disputadas hoy en la ciudad central china de Changsha, el equipo anfitrión se impuso a Irán, vigente campeona, por 70-57, en un encuentro donde los chinos arrancaron con una marcha más que los iraníes (21-12 en el primer cuarto) y lograron mantener la diferencia en el resto del partido.

Tono opuesto tuvo la segunda semifinal, en la que japoneses y filipinos plantearon un partido muy táctico en el que llegaron muy igualados al tramo final (54-54 tras el tercer cuarto) pero allí Filipinas supo hacer valer su experiencia y anotó un parcial de 27-16 que le dio el pase a la final.

El estadounidense nacionalizado filipino Andray Blatche, ex jugador de los Washington Wizards y que actualmente juega en la liga china, fue el principal responsable de la victoria, gracias a sus 22 puntos y 13 rebotes.

La selección de Filipinas, subcampeona en el anterior Campeonato Asiático de 2013 (donde fue anfitriona) intentará en la final de mañana acabar con una sequía de 30 años sin reinar en el continente, ya que su último oro fue en 1985.

China, por su parte, buscará aprovechar el factor campo para intentar su decimosexto título continental, apoyada sobre todo en el buen hacer de sus principales estrellas, el ex NBA Yi Jianlian y el escolta Guo Ailun, que debutó con 16 años en unos Mundiales y con 18 en unos Juegos Olímpicos.

La final tiene además fuertes connotaciones políticas, ya que China y Filipinas están crecientemente enfrentadas en los últimos años por problemas territoriales, especialmente en torno a la soberanía de las islas Spratly.

Ambas naciones ya compitieron en agosto, en esa ocasión en los despachos, por ser la sede de los Mundiales de Baloncesto de 2019, y en esa ocasión la FIBA optó por conceder los derechos de organización a la candidatura china.

El vencedor de la final de mañana conseguirá además su pase automático para los Juegos Olímpicos de Río 2016, mientras que el perdedor pasará, junto a Japón e Irán, a disputar el torneo preolímpico, con tres plazas en juego para los Juegos.




© ACB.COM, 2001-