Crónica

Ioannis Bourousis impone la ley baskonista ante el Real Madrid (86-80)
El Laboral Kutxa Baskonia ya es equipo de Copa del Rey, después de derrotar al Real Madrid ante un Buesa Arena repleto. El récord de asistencia a un pabellón de la Liga Endesa espoleó a los baskonistas, que contaron con un colosal Bourousis, que fue el líder ante su exequipo (37 de valoración)

Vitoria, 3 Ene. 2016 (Jose Luis del Campo, EFE).- El Laboral Kutxa Baskonia, guiado por un gran Ioannis Bourousis, resolvió en el minuto final su primer partido del año 2016 para doblegar, 86-80, a un Real Madrid que encaja la segunda derrota consecutiva en la Liga Endesa, una semana después de perder con el FC Barcelona Lassa.

En el cara y cruz del periodo final pasó de tener cinco puntos de ventaja el Laboral Kutxa Baskonia, 66-61 minuto 32, a tener cuatro el Real Madrid, 66-70 tres después. Pudo engancharse el equipo local con los triples de Jaka Blazic y Mike James, y ahí cogió la renta definitiva, 74-72, que ya pudo conservar y gestionar para sumar el triunfo que le abre las puertas de la Copa del Rey de La Coruña, para la que ya está matemáticamente clasificado.

La alegoría de Bourousis (ACB Photo / I. Martín)

Una tarde más, Bourousis fue el baluarte vitoriano para doblegar a sus excompañeros. El pívot griego fue determinante con 14 puntos en el tercer cuarto y concluyó con 24, ocho rebotes y 37 de valoración. Por el bando madrileño, los 20 de Sergio Rodríguez fueron la mayor amenaza que a punto estuvo de poner en peligro el triunfo local.

Laboral Kutxa Baskonia y Real Madrid se enfrascaron en el duelo certificando su condición de mejores ataques de la Liga Endesa y con gran facilidad para anotar, 13-13 minuto siete.

Los madrileños presentaron la novedad de KC Rivers, fichado como sustituto del lesionado Rudy Fernández y que ha ocupado la plaza de extracomunitario de Trey Thompkins.

El Real Madrid trató de castigar con las acciones de Gustavo Ayón y Felipe Reyes, buscando debilitar la batería de hombres interiores locales. Aguantó el envite el Laboral Kutxa Baskonia con la presencia de un Bourousis que frenó su aportación.

Con un parcial de 10-2 en los últimos tres minutos y la versatilidad de todos sus jugadores, los baskonistas abrieron la primera brecha importante para cerrar el primer cuarto, 23-15.

Rebuscó Pablo Laso entre sus recursos y encontró a Jaycee Carroll como mejor estilete: con ocho puntos, y dos triples incluidos, acercó a los visitantes, 27-25 minuto 12. Aumentó también en varios grados su actividad defensiva para frenar el ataque vitoriano, capaz solo de anotar seis puntos en cuatro minutos y medio. Así, con dos tiros libres de Carroll, tomó la delantera, 30-31 minuto 15.

Encontró la ayuda de otros peones de la segunda unidad como Luka Doncic y Andrés Nocioni que, con 12 puntos entre ambos, permitieron a los de Laso alcanzar el descanso con su máxima renta, 36-40.

Se aferró el Laboral Kutxa Baskonia al inconmensurable y extramotivado Bourousis para neutralizar la ventaja con los primeros seis puntos del griego, 42-42, en la reanudación tras el descanso. Arrancó de nuevo el Real Madrid problemas de fluidez ofensiva, con Rodríguez al frente de las operaciones, muy vigilado por Blazic, aunque logró frenar el ímpetu local para mantener un intenso intercambio de canastas, 54-52 minuto 27.

Fue un exmadridista, Bourousis, el pilar al que se agarró el Laboral Kutxa Baskonia y, con sus 14 puntos en el periodo, permitió una mínima renta local con la que afrontar los diez minutos finales, 62-59.

Con la efectividad de Kim Tillie logró abrir una brecha de cinco puntos, 66-61. Cuando amenazaba el Real Madrid con poder salirse del partido emergió la figura de un imperial Sergio Rodríguez para tomar las riendas del duelo y, con sus puntos y una visión providencial, puso por delante a los visitantes gracias con un triple, 66-70, como colofón a un 0-9.

Dos triples de Blazic y James dieron la vuelta al marcador como fruto de acciones individuales, 74-72 minuto 37. Esas dos canastas pusieron en la buena onda al Laboral Kutxa, que llegó a acumular de nuevo otros cuatro puntos, 79-75, pero el atinado Sergio Rodríguez llevó al duelo a un final dramático tras un triple, 79-78, y solo 75 segundos por jugar.

Una falta visitante llevó a Blazic a la línea de tiro libre para estirar el marcador, 81-78, y en la acción siguiente perdió el Real Madrid toda opción al triunfo.

Tras un gran partido, una pérdida de Sergio Rodríguez posibilitó la canasta de Mike James que, a falta de 22 segundos, hizo posible el triunfo del Baskonia, 83-78. Ya en la recta final otro tiro libre de James y dos puntos más de un épico Bourousis cerraron el marcador local, mientras Ndour hizo la última visitante, 86-80.

86 - Laboral Kutxa Bakonia (23+13+26+24): Adams (3), Causeur (3), Hanga (5), Shengelia (6), Diop (6)-cinco inicial-, James (15), Blazic (9), Corbacho, Bourousis (24), Tillie (15), Planinic.

80 - Real Madrid (15+25+19+21): Rodríguez (20), Rivers (2), Taylor (7), Reyes (2), Ayón (8)-cinco inicial-, Nocioni (13), Maciulis, Carroll (17), Doncic (4), Ndour (7), Maciulis.

Árbitros: Martín Bertrán, Peruga, Pérez Niz. Eliminado Reyes (m. 37).

Incidencias: Partido de la Jornada 14 de la Liga Endesa disputado en el Buesa Arena de Vitoria ante 15.544 espectadores, según el club. Nuevo récord de asistencia en un partido en la Liga Endesa.

Últimos artículos relacionados con Saski-Baskonia S.A.D.
Últimos artículos relacionados con Real Madrid C. De F.
Resto de la jornada



© ACB.COM, 2001-