Nota de agencia

El Praha de Laia Palau y el Ekaterimburgo de Torrens, a cuartos de final
El Ekaterimburgo pasa a cuartos de final como primero del Grupo B, mientras que el USK lo hace como tercero, y ahora tendrá que verse las caras con el temible Kursk o con Famila Schio, comenzando la serie de cuartos en Rusia o Italia

Praga, 10 feb. 2016 (EFE).- USK Praha, vigente campeón de la Euroliga de baloncesto femenino, y el UMMC Ekaterimburgo, finalista de la pasada edición, ofrecieron un apasionante encuentro en su último partido de la fase de grupos, con victoria para las rusas por 69-52, que no fue reflejo del partido.

(Foto Ludek Sipla)

El mejor baloncesto femenino de Europa contó con detalles inolvidables, como las asistencias de Laia Palau y lucha bajo el aro de Kia Vaughn, por parte checa, y la voracidad de Diana Taurasi, acierto en la canasta de Alba -segunda anotadora del partido con 15 puntos- y los rebotes de Sancho Lyttle.

Pero sobre todo la furia de las jugadoras, que se han enfrentado en la final de este torneo el año pasado en Praga y en la final de la Supercopa, en Bélgica, siempre con victoria del equipo praguense que entrena la eslovaca Natalia Hejkova, recordada también por llevar al Ros Casares a la cima.

El USK no pudo contar con su jugadora más incisiva, la serbia Sonja Petrovic, con una lesión de espalda, y la pivote estadounidense Candance Dufree, operada del dedo, algo que mermó la rotación de las checas.

En el otro lado, destacó la alta definición de Taurasi, jugadora más cara en la historia del baloncesto ruso y que volvió a ser hoy máxima anotadora con 21 puntos.

Para ella, que se perdió el Final Four del año pasado por lesión, cada partido con sus máximas rivales checas adquiere un carácter especial, y es algo más que un acontecimiento deportivo.

Con el encuentro encarrilado al final del tercer cuarto, con una diferencia de diez puntos, las rusas se dedicaron a gustarse, con gran espectacularidad y eficacia.

Laia Palau, que jugó 36:31 minutos, con un dedo vendado y algo mermada de salud, declaró que la ausencia de Petrovic y Dufree ha sido una baza importante hoy, y lo será en la próxima fase.

"La pérdida de Candice Dufree es muy importante, y la de Sonja también, que lleva un año arriba y abajo. El equipo no acaba de encontrar el ritmo", afirmó a Efe la barcelonesa.

"Hemos hecho los deberes, no todo como se podría, me sabe un poco mal lo de Girona, que nunca teníamos que haber perdido", añadió la base de la selección española sobre la derrota de la semana pasada ante el Spar Citylift Girona.

Una temporada "a trompicones", dice Palau, y que ahora tiene la complicación añadida de la ausencia de Candice Dufree en los cuartos.

"Esto es un bajón anímico para el equipo, porque hacemos un cambio de (la estadounidense) Denisse Robinson por Candice para intentar equilibrar, y ahora que está todo hecho se lesiona. Sólo en el caso de que estemos en la Final Four estará disponible", auguró la capitana.

Sobre los cuartos, Palau señaló que prefiere a las italianas de Famila Schio.

"Prefiero Schio, no porque menosprecie su juego, que es ordenado. Pero no quiero a Kursk, por que sí tiene ese tipo de jugadoras, donde ellas solas te pueden ganar el partido"
, afirmó.




© ACB.COM, 2001-