Artículo

El FC Barcelona Lassa – Dominion Bilbao Basket, en 5 apuntes
El poder interior del equipo blaugrana contra el acierto triplista de los hombres de negro, la lucha interior y la defensa marcan los cuartos de final entre FC Barcelona Lassa y Dominion Bilbao Basket

Juan Carlos, la leyenda

El rey de la Copa del Rey. Nadie ha ganado más partidos (30) ni títulos (seis) que él… aunque en este idilio copero a Juan Carlos navarro le queda un último reto: ser MVP. En A Coruña volverá a intentar incrementar su palmarés y asaltar este desafío. Lo hará en un buen momento, con un arranque de año donde ha dejado atrás sus problemas físicos y enfrentándose a un rival al que ya le anotó 11 puntos y dio cinco asistencias. ACB Photo/V.Salgado

El triple

Sumar de tres en tres para llegar antes . Para Dominion Bilbao Basket es fundamental tener un día inspirado desde el triple. De los ocho participantes, es el equipo que más triples mete (189) y en el que supone más porcentaje de su anotación total (38,54%). Sito Alonso cuenta con Mumbrú (cuarto con 2,35), Hannah (décimo con 2,15) y Bertans (decimotercero con 1,9) entre los 15 que más triples meten por partido. ACB Photo/V.Salgado

Arma blaugrana

El bloqueo directo blaugrana. Xavi Pascual ha convertido un recurso de dos jugadores en un arte capaz de englobar a los cinco jugadores en pista. El FC Barcelona Lassa tiene múltiples soluciones para finalizar el bloqueo directo: desde el roll largo de Samuels y Tomic, al pop de Vezenkov y Doellman. Nada importa teniendo a pasadores como Satoransky, Ribas, Navarro o el propio Tomic en pista... siempre hay soluciones. ACB Photo/J.Alberch

Juego Interior

Contraste en la pintura. Dominion Bilbao Basket ha sufrido muchos dolores de cabeza en la zona con la marcha primero de Shawn James y la posterior lesión de Begic, su sustituto. Ahora llega Tautvydas Slezas para medirse al poderoso juego blaugrana. Pese a la baja de Shane Lawal, los blaugrana cuentan con el músculo de Samardo Samuels y Moussa Diagne, y la clase de Ante Tomic en la pintura. La capacidad que tengan los bilbaínos de contener la anotación interior será fundamental en el devenir de sus opciones de triunfo. ACB Photo/V.Salgado

El efecto Mumbrú

Jugador determinante. Álex Mumbrú no sólo es el segundo máximo anotador de la competición (15,5 puntos) sino que es el termómetro del equipo bilbaíno siendo su aportación determinante para esclarecer el resultado final del encuentro. Y es que Mumbrú promedia 18,1 puntos, 4,4 rebotes, 2,7 asistencias y 19,8 de valoración en las victorias. Por el contrario si el jugador no está acertado, Dominion lo resiente: en las derrotas, Mumbrú se queda en 12,7 puntos, 3,5 rebotes, 1 asistencias y 8,8 de valoración. Visto lo visto, muchas de las opciones de Dominion pasan por el acierto de Mumbrú. ACB Photo/V.Salgado

ACB.COM

Últimos artículos del autor



© ACB.COM, 2001-