Nota de agencia

El FCB Lassa recibe al Olympiacos en un duelo en el que no puede fallar
El FC Barcelona Lassa recibirá mañana viernes en el Palau al Olympiacos, en un partido en el que no puede fallar si quiere seguir vivo en el Top16 de la Euroliga

Barcelona, 25 feb. 2016 (EFE).- Tras su estrepitosa participación en la Copa del Rey, en la que cayó a las primeras de cambio contra el Dominion Bilbao Basket, el FC Barcelona Lassa recibe mañana (20.45 horas) la visita del Olympiacos griego, un partido clave para mantener sus opciones en el 'Top-16' de la Euroliga.

Se trata de un choque decisivo para ambos equipos. A los azulgrana les llega, quizás, en uno de los momentos más complicados de la temporada, por lo que el equipo griego será el encargado de calibrar el estado anímico tras la decepción copera.

A los catalanes, quintos clasificados con tres victorias y cuatro derrotas, sólo les vale la victoria ante un rival directo que cuenta con el mismo balance tras la disputa de la primera vuelta de un grupo imprevisible.

Foto Euroleague/Getty

Para no perder la estela de los cuatro primero puestos, el equipo entrenado por Xavi Pascual no lo tendrá nada fácil. Se verá las caras con un equipo que les pasó por encima en la primera jornada del 'Top-16', cuando los azulgrana cayeron claramente en el Pireo (74-62).

Antes de pensar en dar la vuelta al 'basket average' (diferencia de puntos), el Barça Lassa deberá encontrar el camino de la victoria después de una semana en la que en el entorno ha sobrevolado el fantasma del fin de ciclo.

Tras caer en cuartos de final de la Copa por primera vez en ocho años, las dudas alrededor del proyecto de Xavi Pascual han emergido de nuevo. Prueba de ello es que ayer el director deportivo de la sección de baloncesto, Joan Creus, hizo un llamamiento a la unidad para "luchar" por la Liga Endesa y por la Euroliga.

Un ambiente enrarecido provocado por la andadura irregular del equipo, las lagunas en la intensidad y la poca constancia en el juego colectivo han coincidido con el bajón físico y anímico de Ante Tomic.

El pívot croata ha pasado de ser el faro de su equipo a reducir sus estadísticas hasta casi la mitad desde el inicio del presente año, una merma que ha coincidido con el primer tramo decisivo de la temporada, en el que el FC Barcelona Lassa no ha estado exento de lesiones.

A la ausencia del base Carlos Arroyo, totalmente recuperado de sus problemas musculares que le dejaron un mes y medio en el dique seco, se ha sumado en las últimas semanas la lesión en la rodilla del pívot nigeriano Shane Lawal, que estará tres meses de baja.

En su lugar, el club catalán ha fichado a un viejo conocido como Joey Dorsey, procedente del Galatasaray, que mañana estará a disposición para debutar ante el Olympiacos, equipo en el que ya jugó en el 2012.

También será el primer partido en la máxima competición europea del exazulgrana Kostas Papanikolaou y del ala-pívot estadounidense Hakim Warrick, los dos refuerzos del cuadro heleno para afrontar la segunda vuelta del 'Top-16' con garantías.

Dos jugadores con cartel que se suman a una plantilla competitiva en la que destacan la versatilidad del ala-pívot Giorgios Printezis (13,7 puntos), la veteranía del incombustible Vassilis Spanoulis (5,2 asistencias) y la intensidad de Othello Hunter en la pintura.

Los griegos visitan a un rival herido, que buscará convencer a la afición del Palau Blaugrana, un tanto hastiada después de las últimas decepciones.

A la espera de encontrar la mejor versión de Tomic, los locales se agarran a la regularidad de Pau Ribas y a la siempre imprevisible aportación de Justin Doellman para no descolgarse de los cuatro primeros puestos que dan acceso a los cuartos de final de la competición.

Es seria duda, en cambio, Álex Abrines, a quien hoy le han realizado pruebas médicas debido a unos problemas estomacales.

Las estadísticas acompañan a los azulgrana: en las nueve visitas del Olympiacos, suman ocho victorias y una derrota, la última de ellas el curso pasado, en el segundo partido del 'play-off', una eliminatoria que se llevó el cuadro griego y apeó al FC Barcelona Lassa de la 'Final Four'.

Pascual se "culpa" de la derrota en la Copa y pide apoyo y unidad mañana

El entrenador del FC Barcelona Lassa, Xavi Pascual, ha tirado hoy de ironía al asegurar que "en la Copa lo hice todo mal, absolutamente todo", y ha pedido el apoyo de la afición y unidad de cara al partido de mañana en el Palau Blaugrana contra el Olympiacos griego.

En rueda de prensa, y con semblante serio, Pascual ha señalado que "en la Copa lo hice todo mal, absolutamente todo: el cinco inicial, las rotaciones, la dirección del partido. Yo perdí el partido ante Bilbao y yo fui el único responsable de la derrota. Por eso pido a la gente que esté al lado del equipo porque mañana, desde el club al equipo, todos nos jugamos mucho".

Ha añadido que "habrá que luchar para ganar y por eso ese apoyo para mí será clave. Lógicamente, la derrota condiciona porque la Copa es una competición que te ilusiona y esa desilusión que tuvimos te pone más presión".

Aun así, "el equipo se ha entrenado muy bien, quieren hacer un gran encuentro frente a un rival con el que hemos perdido las últimas cuatro veces consecutivas", y es por ello por lo que "tenemos que hacer un buen partido, dar un golpe sobre la mesa y una satisfacción a nuestro público", ha concretado.

También ha revelado que el trabajo que han hecho para recuperarse "ha sido duro y para que todo el mundo vaya en la misma dirección. Hay cosas que no cambiaremos de nuestra honestidad, de nuestro trabajo y en ser perfectos en la victoria y en la derrota, y sólo buscamos hacer un buen encuentro mañana".

El técnico de Gavà, muy tenso durante la rueda de prensa, ha vuelto a incidir en que "todos estos días el debate se ha abierto con el entrenador, pero los jugadores no tienen responsabilidad en este sentido. Creo que hay que estar tranquilos ante este momento y nada más".

"Yo no puedo cambiar la opinión de la gente y los medios tienen su opinión de las cosas. Yo no voy a cambiar porque no tengo que gustar a nadie y voy a ser el mismo entrenador de siempre: trabajador, disciplinado y respetuoso tanto en la victoria como en la derrota", ha proseguido.

A su juicio, "si alguien considera que en siete temporadas completas ganar cuatro ligas, 3 Copas del Rey, 4 Supercopas y una Euroliga es poco, yo no puedo luchar contra las opiniones de las gente. Voy a seguir al frente del equipo, dando lo mejor de mí para intentar llevar al equipo a la victoria y mañana es un partido muy difícil", ha concretado.

En este sentido, ha recalcado ser consciente de que "lo de la Copa del Rey sabe mal a la gente. Llevábamos 20 finales consecutivas en ACB. Yo no sé si por perder a la 21 toca matar al entrenador. Cada uno puede pensar lo que quiera. Mañana es un partido importantísimo y la gente no nos ha fallado nunca y voy a poner todo mi coraje para corresponderles", ha concluido.

También ha querido dejar claro que "nuestra afición, a la que quiero y respeto, siempre está al lado del equipo, más allá de los debates que se hayan podido abrir".

"Yo soy más culé que la gente que viene al Palau. Estoy aquí por profesión y, además, por sentimiento. Mi sentimiento es conducir a este equipo a ganar. Me siento más responsable que nadie de todas las cosas que pasan alrededor del equipo", ha asegurado Xavier Pascual.

Sobre Olympiacos, el rival de mañana, ha comentado que "es un rival empatado con nosotros, con una trayectoria similar y, por tanto, es un partido francamente importante. Estamos a una victoria de la clasificación y después de la Copa es aún mas trascendental".

Y, tras reconocer que "hemos tenido tres errores, tres derrotas que no tocaban esta temporada", se ha referido a que Joey Dorsey, sustituto del lesionado Shane Lawal, "se puede adaptar relativamente rápido en todos los aspectos" y "nos ha de dar rebote, intensidad y fuerza y encaja en lo que queremos".

Dorsey: "En Barcelona es donde siempre he querido jugar y espero quedarme"

El pívot estadounidense Joey Dorsey iniciará este viernes en el Palau ante Olympiacos su segunda etapa en el FC Barcelona Lassa, un hecho que reconoce que le "ilusiona", a la vez que ha añadido: "estoy emocionado y nervioso. Casi no me creo que estoy de nuevo en Barcelona, que es donde siempre he querido jugar".

"Espero poder ayudar al equipo en la medida que sea posible y pienso que puedo aportar todo mi esfuerzo y energía para ganar partidos, tal como lo hice en mi primera etapa. No me importa ayudar ni en defensa ni en ataque. Para lo que precisen", ha añadido.

Dorsey llega en un momento delicado para el equipo azulgrana, y aunque no siente presión, "sí mucha responsabilidad".

"Aquí -ha añadido- es donde quería jugar y donde espero estar bastante tiempo. Quiero demostrar que quiero jugar aquí porque me encanta Barcelona".

Su famosa foto en Instagram con la camiseta del Real Madrid fue, según Dorsey, una anécdota. "Estaba con unos amigos en Miami de vacaciones -ha recordado-. Uno de ellos es aficionado del Real Madrid e hicimos una apuesta. Yo perdí y me toco ponerme la camiseta blanca. Sabía que esto se publicaría, pero creo que se exageró todo. Si hubiese tenido seguro que iba a venir al Barcelona, no me la habría puesto".

Este viernes se enfrentará a un excompañero, Kostas Papanikolau, que estuvo con él en el FC Barcelona y el Olympiacos, de quien ha dicho: "hemos jugado en los dos equipos y en ambos hemos ganado títulos. Ha sido un gran compañero, pero cuando estás en la pista es como una guerra. Estoy aquí para ganar este partido para el Barça, porque necesita mucho esta victoria de mañana y yo la necesito aún más".

Sobre su futuro, Dorsey ha señalado: "Esto ya se verá el 30 de junio. Espero aportar muchas victorias y me gustaría seguir en el equipo, por supuesto".

Últimos artículos relacionados con F.C. Barcelona



© ACB.COM, 2001-